Más

Obtenga puntos, a lo largo de una polilínea, a una distancia definida

Obtenga puntos, a lo largo de una polilínea, a una distancia definida


Necesito almacenar en una matriz los puntos, a lo largo de una polilínea, en cada distancia definida.

Ejemplo: la longitud de una polilínea es de 50 m, configuré el intervalo en 5 m. Tengo que almacenar en la matriz todos los puntos a lo largo de la polilínea cada 5 metros. (puntos en 0m-5m-10m-15m…).

Estoy usando C #. ¿Alguna función para conseguir estos puntos?


Un posible algoritmo en pseudocódigo (ya que no sé cómo se implementa su polilínea):

var pointList = nueva lista(); double polyLineLength = polyline.GetTotalLength (); double pointDist = 5.0; int numDist = (int) (polyLineLength / pointDist); double pointPosition = 0.0; double prevSegmentsLength = 0.0; segmentos dobles Longitud = 0.0; int currentSegment = 0; Segmento segmento = polilínea [0]; for (int i = 0; i <= numDist; i ++) {while (pointPosition> segmentosLongitud) {prevSegmentsLength = segmentosLength; segmento = polyline.Segment [currentSegment]; segmentosLongitud + = segmento.Longitud; currentSegment ++; } var point = Interpolate (segmento, pointPosition - prevSegmentsLength); pointList.Add (punto); pointPosition + = pointDist; }

pointPosition es la distancia desde el comienzo de la polilínea hasta el punto actual.
prevSegmentsLengthes la suma de las longitudes de los segmentos de polilínea anteriores.
segmentosLongitud es la suma de las longitudes de los segmentos de la polilínea, incluida la longitud del segmento actual.

La idea es caminar a lo largo de la polilínea de cada punto hasta encontrar el segmento en el que se encuentra el punto. Luego, interpole el punto de los dos puntos finales del segmento.

La dificultad es que varios puntos pueden estar en un segmento, pero también es posible que varios segmentos se encuentren entre dos puntos.


Interpolación:

Si el segmento se define como (x0, y0) - (x1, y1) puede interpolar así:

dx = x1 - x0 dy = y1 - y0 l = Sqrt (dx ^ 2 + dy ^ 2) x = x0 + dx / l * t y = y0 + dy / l * t

dondetes la distancia del punto a lo largo del segmento desde (x0, y0).


Suponiendo que está utilizando ArcGIS, convierta sus entidades de línea en Rutas de referencia lineales utilizando la herramienta Crear ruta y estableciendo las medidas para usar la longitud en metros. Toda la interpolación de medidas entre nodos se realiza por usted mediante una tabla de eventos sin ningún código simplemente proporcionando un RouteID único para la línea que desea y un valor de medida en metros en los registros de una tabla de eventos separada.

Cree un ID único para cada conjunto de líneas que desee que funcionen como una ruta única (o simplemente calcule el ObjectID en un campo largo y utilícelo para cada línea individual). A continuación, cree una tabla de eventos con los ID de ruta (o rutas) y un registro para cada intervalo sucesivo de 5 metros durante el tiempo que desee. Cuando convierte la tabla de eventos en una capa de puntos con la herramienta Mostrar capa de ruta, puede acceder a las funciones avanzadas para obtener un Código de error. Cualquier distancia dentro de la línea real tendrá un código "NO ERROR", mientras que aquellos que se salgan de la línea tendrán un código "MEASURE NOT FOUND".

Es fácil crear una tabla de eventos de este tipo en Excel comenzando solo con su conjunto de RouteID y agregando un registro para una medida en 0 y 5 y luego duplicando y extendiendo la serie. Importarlo a una tabla dbf o GDB y listo, conviértalo en una capa de evento de ruta. La herramienta Copiar entidades convierte los eventos en puntos reales independientes de la línea si es necesario; de lo contrario, los eventos permanecen fluidos con la geometría de la línea y la nueva medición de cada línea. Las tablas de eventos también pueden indicarle el ángulo normal o tangente de cada punto donde cae a lo largo de la línea para operaciones de compensación y, opcionalmente, puede compensar sus puntos o eventos de segmento de línea de la línea con un campo de compensación. La segmentación dinámica se utiliza para describir acertadamente esta forma fluida y elástica de crear posiciones de puntos y porciones de segmentos de línea a lo largo de cualquier línea con valores M.

Para ArcObjects en C #, use el método ICurve.QueryPointAndDistance para hacer lo mismo que hace la tabla de eventos en código en una línea con o sin medidas.


Obtenga puntos, a lo largo de una polilínea, a una distancia definida - Sistemas de información geográfica

Todos los artículos publicados por MDPI están disponibles inmediatamente en todo el mundo bajo una licencia de acceso abierto. No se requiere un permiso especial para reutilizar todo o parte del artículo publicado por MDPI, incluidas las figuras y tablas. Para los artículos publicados bajo una licencia Creative Common CC BY de acceso abierto, cualquier parte del artículo puede ser reutilizada sin permiso siempre que el artículo original esté claramente citado.

Los artículos de fondo representan la investigación más avanzada con un potencial significativo de alto impacto en el campo. Los artículos de fondo se envían por invitación individual o recomendación de los editores científicos y se someten a una revisión por pares antes de su publicación.

El artículo de características puede ser un artículo de investigación original, un estudio de investigación novedoso y sustancial que a menudo implica varias técnicas o enfoques, o un artículo de revisión completo con actualizaciones concisas y precisas sobre los últimos avances en el campo que revisan sistemáticamente los avances científicos más interesantes. literatura. Este tipo de artículo proporciona una perspectiva sobre las futuras direcciones de la investigación o sus posibles aplicaciones.

Los artículos de Editor's Choice se basan en las recomendaciones de los editores científicos de las revistas de MDPI de todo el mundo. Los editores seleccionan una pequeña cantidad de artículos publicados recientemente en la revista que creen que serán particularmente interesantes para los autores o importantes en este campo. El objetivo es proporcionar una instantánea de algunos de los trabajos más interesantes publicados en las diversas áreas de investigación de la revista.


Distancias críticas: comparando medidas de accesibilidad espacial en los paisajes ribereños de la Amazonía peruana

Las medidas cuantitativas de accesibilidad se utilizan cada vez más en la modelización del cambio de la cobertura terrestre y en la evaluación de la presión humana sobre el medio ambiente. En la Amazonia fluvial se reconoce ampliamente la importancia de la accesibilidad física para la biodiversidad, los patrones de uso de la tierra y los medios de vida económicos, pero los intentos de cuantificar la accesibilidad en la práctica han sido pocos. En este estudio comparamos diferentes medidas de accesibilidad espacial basadas en la distancia y la frecuencia y desarrollamos un modelo cuantitativo de patrones de accesibilidad para el noreste de la Amazonía peruana, donde los ríos forman el núcleo de la red de transporte. Modelamos la accesibilidad entre las áreas rurales de la región de Loreto y la ciudad capital de Iquitos, utilizando diferentes algoritmos de distancia en un sistema de información geográfica, y complementamos el modelo de distancia con información sobre frecuencias de embarcaciones fluviales y capacidades de transporte. Los patrones de accesibilidad se visualizan en términos de zonas de producción potenciales para diferentes tipos de productos forestales agrícolas y no maderables.

Este estudio demuestra cómo los resultados de diferentes medidas de accesibilidad varían considerablemente. La distancia euclidiana media a Iquitos es de casi 270 km, la distancia media de la red casi 760 km y el tiempo medio de viaje 70 h. Las distancias de red observadas desde los puntos de validación hasta Iquitos son en promedio 1,6 veces más largas que las distancias euclidianas, y para toda el área de estudio, la relación promedio entre las distancias de la red modelada y las distancias euclidianas es de 3,1. La correlación entre las distancias de la red y las distancias de tiempo es muy fuerte, pero las distancias de tiempo son relativamente más cortas a lo largo de los canales principales donde el tráfico de barcos es considerablemente más rápido que a lo largo de ríos estrechos y serpenteantes. Las mediciones de la frecuencia de los barcos y la capacidad de transporte muestran que la disponibilidad de posibilidades de transporte varía mucho en la región. Estas medidas proporcionan información sobre el "espesor" del comercio, lo que indica el nivel de integración del mercado para los asentamientos ribereños. Concluimos que cuantificar la accesibilidad en un entorno como la Amazonía peruana requiere de medidas que tomen en cuenta la estructura espacial y la naturaleza dinámica de la red de transporte fluvial. El tiempo como unidad de distancia proporciona la medida de accesibilidad más relevante en el contexto amazónico, donde muchas acciones humanas y medios de vida tradicionales están controlados por los tiempos de viaje entre el núcleo regional y el interior.

Reflejos

► Los resultados de las diferentes medidas de accesibilidad varían considerablemente en la Amazonía peruana. ► Las propiedades de la red de transporte fluvial orientan los patrones de accesibilidad. ► Los análisis de accesibilidad significativos en la Amazonía requieren medidas de distancia basadas en el tiempo. ► La frecuencia de los barcos y la capacidad de transporte reflejan el volumen del comercio en las zonas rurales. ► La accesibilidad a los centros urbanos influye en los medios de vida rurales y la presión del uso de la tierra.


Obtenga puntos, a lo largo de una polilínea, a una distancia definida - Sistemas de información geográfica

Este artículo investiga la influencia de la distancia psíquica y geográfica, así como las variables relacionadas con el país y el mercado, en la preferencia de las pequeñas y medianas empresas (PYMES) de alta tecnología para conectarse y establecerse en los principales centros comerciales. La literatura en el campo de la internacionalización de las PYME y el emprendimiento internacional enfatiza cada vez más un enfoque de red en el que se estudian las características y vínculos de la empresa internacionalizadora y la red amprsquos. Nuestro objetivo es contribuir a esta investigación de internacionalización basada en redes integrando un elemento adicional presente en redes sociales y técnicas complejas: los hubs de redes. Los concentradores son nodos altamente conectados dentro de una red. En los negocios globales, los hubs pueden definirse como sitios comerciales que tienen una alta interconexión con la economía mundial a través de enormes flujos de bienes y capital. Los hallazgos empíricos de nuestra investigación sugieren que las PYMES de alta tecnología en internacionalización tienden a conectarse o instalarse en centros de negocios del mercado extranjero, cuando los mercados focales están más distantes de su mercado local. Estos hallazgos son significativos para las distancias tanto geográficas como psíquicas entre el hogar y los mercados focales.

1. Introducción

Las pequeñas y medianas empresas (PYME) se consideran la columna vertebral de la mayoría de las economías, ya que representan una gran mayoría de empresas y emplean a una gran parte de la población activa. Este es el caso de América del Norte, Europa y China, donde las pymes representan el 99% de las empresas. Emplean a dos tercios de la población activa en el caso de los dos primeros y al 80% en el caso de China (Arnone & amp Deprince, 2016 Munir et al., 2017 SBA, 2020). En los últimos años, muchas PYME han aumentado drásticamente su participación en actividades comerciales internacionales. Esto es particularmente cierto para las muchas PYMES productoras y de servicios altamente innovadoras de las llamadas economías pequeñas y abiertas (SMOPEC), como Australia, Suiza y los países escandinavos, en los que el tamaño limitado del mercado interno no garantiza un potencial suficiente para crecimiento y supervivencia. En Suiza, por ejemplo, la mayoría de las pymes en internacionalización con menos de 250 equivalentes a tiempo completo pertenecen a sectores de producción y servicio altamente técnicos e innovadores, como la ingeniería, los productos químicos y las tecnologías médicas (Baldegger & amp Wild, 2019). A través del crecimiento incontrolado de Internet y las empresas de TI a principios de la década de 1990, la internacionalización de las PYME se amplificó aún más. En comparación con las empresas multinacionales tradicionales (EMN) de mayor tamaño, las PYME a menudo carecen de recursos y capacidades suficientes cuando quieren participar en el comercio internacional (Talebi et al., 2017). Holmlund y Kock (1998) explican que en varios aspectos, como los niveles gerencial, de supervisión, de producción y de empleados, las PYMES carecen de las habilidades y la experiencia necesarias para participar en el comercio internacional.

La literatura existente sobre la internacionalización de las PYME discute la distancia como una de las principales responsabilidades para que una empresa ingrese a nuevos mercados (Johanson & amp Wiedersheim-Paul, 1975 Johanson y Vahlne, 1977 Erramilli, 1991 Baldegger y Wyss, 2007 Ojala & amp Tyrväinen, 2007). En las visiones tradicionales orientadas a las empresas multinacionales que a las de internacionalizarlas, se percibe que la distancia aumenta los costos de transacción y genera incertidumbre debido a la falta de información sobre las condiciones del mercado externo local (Rugman & amp Verbeke, 1993 Mark Casson 2013). El enfoque neoclásico se basa en el supuesto subyacente de que las empresas actúan con un comportamiento totalmente racional y maximizan sus ingresos mediante la explotación perfecta de los mercados. Además, no tuvo en cuenta la creciente población de pequeñas organizaciones internacionalizadas (Wild, 2018). No obstante, la liberalización del comercio, la mejora de las comunicaciones y las oportunidades comerciales relacionadas con Internet dan lugar a un número cada vez mayor de empresas emergentes y pymes a nivel mundial.

Los enfoques contemporáneos de la internacionalización de las PYME se basan en cambio en una teoría del comportamiento de la empresa (Johanson & amp Vahlne, 1977, 2009) y analizan los patrones de internacionalización de las PYME desde una perspectiva de procesos y redes. La perspectiva de la red se centra en sistemas no jerárquicos en los que las empresas invierten en actividades internacionales para fortalecer o defender su posición en la red (Rialp & amp Rialp, 2001). En este enfoque, una red se ve como una relación comercial diádica formada entre dos o más actores (Anderson et al., 1994 Senik et al., 2011). Se supone que comprender el papel que juega el conjunto de vínculos en los que se inserta una pequeña empresa contribuirá a una mejor explicación de su comportamiento internacional (Styles et al., 2006 Zain & amp Ng, 2006 Al-Laham & amp Souitaris, 2008 Johanson & amp Vahlne, 2009 Jones et al., 2011 Galkina & amp Chetty, 2015). Se discute sobre las redes ya que influyen en la capacidad de las pymes para reconocer oportunidades internacionales (Chetty & amp Campbell-Hunt, 2004 Coviello, 2006 Gilmore et al., 2006 Galkina & amp Chetty, 2015 Zhang et al., 2016). También se supone que influyen en la velocidad y el rendimiento del proceso de internacionalización de una PYME (Musteen et al., 2010 Hohenthal et al., 2014).

En el modelo tradicional de Uppsala de la década de 1970, también conocido como la escuela nórdica, la internacionalización de las pymes se consideraba un proceso gradual y escalonado en el que tanto el compromiso con los mercados externos como la distancia de los mercados extranjeros parecían aumentar de manera constante (Johanson y Vahlne, 1977). Comenzando principalmente en mercados geográficamente y culturalmente cercanos (próximos), se asumió que la adquisición de conocimiento experimental y aprendizaje organizacional era crucial para el progreso de una PYME hacia mercados extranjeros cada vez más distantes (Johanson & amp Vahlne, 1977). En las contribuciones posteriores de Johanson y Vahlne (1990, 2003, 2009), los autores se alejaron de un enfoque centrado en la empresa hacia una perspectiva de red. Este cambio de paradigma fue causado como resultado de la creciente evidencia de un nuevo tipo de comportamiento de internacionalización, que estaba desafiando los patrones identificados de la escuela nórdica. Algunas PYME, en particular las altamente innovadoras y competitivas, parecieron saltarse pasos importantes del proceso gradual y, en cambio, se convirtieron en empresas que operan a nivel internacional o mundial en un breve intervalo de tiempo (Oviatt y amp McDougall, 1994 Knight y amp Cavusgil, 1996). Muchas de las pymes que se observaron a principios de los 90, pertenecían a la rama de las TIC en crecimiento, y podrían clasificarse como Start-ups. Su alcance internacional o global de actividades comerciales fue inherente desde el inicio o muy poco después, por lo que estas empresas fueron etiquetadas como “nacidas en el mundo” (Madsen & amp Servais, 1997 Moen, 2002), start-ups globales (Oviatt & amp McDougall, 1994) , exportadores instantáneos, emprendimiento global instantáneo (McAuley, 1999 Katz et al., 2003), o nuevos emprendimientos internacionales (McDougall, 1994 Zahra, 2005), solo por nombrar algunas definiciones.

El proceso de formación de redes junto con las interacciones sociales empresariales se citaron entre las principales razones de este tipo particular de PYME internacionalizada (Oviatt & amp McDougall, 1994 Bell et al., 1998 Zahra, 2005 Zhou et al., 2007). Zahra (2005) argumentó que las redes de estas empresas les brindaban mejores oportunidades internacionales. Freeman y coautores (2006) destacaron la importancia de los vínculos de red privada de un emprendedor que permiten a las empresas nacidas a nivel mundial acceder a importantes clientes extranjeros. Para Zhou et al. (2007), las redes sociales desde el hogar de las empresas nacidas a nivel mundial les brindan asesoramiento y aprendizaje experiencial, así como confianza y solidaridad, además de conocimiento sobre las oportunidades del mercado exterior.

En su modelo de Uppsala revisado, Johanson y Vahlne (2009), tuvieron en cuenta estos fenómenos y revisaron completamente su visión del proceso de internacionalización de las PYMES de acuerdo con una perspectiva de red. Reemplazaron el compromiso de mercado de las empresas por su posición en la red y justificaron este cambio con los siguientes argumentos: "ahora asumimos que el proceso de internacionalización se lleva a cabo dentro de una red. Las relaciones se caracterizan por niveles específicos de conocimiento, confianza y compromiso que pueden estar distribuidos de manera desigual entre las partes involucradas y, por lo tanto, pueden diferir en la forma en que promueven una internacionalización exitosa ”.

Sin embargo, a pesar del mayor énfasis de una perspectiva de red en la internacionalización de las pymes, la comprensión del papel de las características de la red de las pymes sigue siendo parcial y fragmentada (Bruneel & amp De Cock, 2016 Stoian et al., 2017 Ribau et al., 2018). Por lo tanto, numerosos académicos han comenzado a construir aplicaciones empíricas y teóricas para teorías más fundamentales sobre las redes sociales (Knox et al.2006 Ellis, 2011 Galkina & amp Chetty 2015 Masiello & amp Izzo, 2019 Yamin & amp Kurt, 2018). Nuestro objetivo es contribuir a este trabajo mediante la introducción de un elemento importante de las redes sociales complejas a la investigación basada en redes sobre la internacionalización de las PYME, es decir, con la noción de “centros de red”. Por lo tanto, primero discutimos el concepto, así como el papel de los centros de red en los negocios globales. Luego, vinculamos las teorías actuales sobre los hubs de redes con el proceso de internacionalización de las pymes, en el que la relevancia de la distancia juega un papel importante y comienza a ser discutida con fuerza. A continuación, presentamos nuestras hipótesis basadas en pruebas empíricas que involucran el caso de 609 PYMES de alta tecnología en internacionalización de Suiza.

2. Panorama teórico y desarrollo de hipótesis

Los hubs son un elemento importante en las teorías sobre redes sociales complejas. Barabasi y Reka (1999) descubrieron que la mayoría de las redes sociales comparten la característica común de una distribución de ley de potencia en la que el número de conexiones aumenta exponencialmente. Argumentaron que la mayoría de las redes reales del mundo son sistemas abiertos en los que el número de nuevos vértices del sistema aumenta continuamente a lo largo de la vida útil de la red. En lugar de conectarse al azar, los nuevos vértices tienden a conectarse a nodos que ya están bien conectados.De ahí la vinculación preferencial de nuevos vértices a vértices ya bien conectados. Anteriormente, Robert K. Merton (1968) lo llamaba el "efecto Matthew" en relación con los efectos de la ventaja acumulada en la investigación científica. También se describe como un fenómeno de “los ricos se hacen más ricos” (Caldarelli et al., 2002), que conduce al desarrollo de centros altamente conectados en redes sociales y técnicas (Barabasi & amp Reka, 1999).

Los hubs son un tema importante de investigación en el campo de la geografía económica. En este campo de investigación, describen el centro para ciertos tipos de actividad industrial, por ejemplo, investigación (Philip et al., 2015), actividades financieras (Poon et al., 2015), ensamblaje de automóviles (Edgington, 2015), u otros. . En su mayoría, estos centros se concentran en un área geográficamente limitada, que está densamente poblada por empresas e individuos, como una ciudad. Dichos nodos territoriales, esenciales para el desarrollo sostenible del comercio mundial y los flujos financieros a lo largo de la cadena de valor global, son definidos por la literatura contemporánea en economía y sociología como “ciudades globales” (Sassen, 1994, 2005 Friedmann, 1995). Debido a su alta concentración de empresas multinacionales extranjeras y filiales, estas ciudades ofrecen una densidad excepcional de firmas de servicios altamente especializadas, como abogados, instituciones financieras y agencias de publicidad, y reúnen varios tipos de capacidades empresariales que vinculan su interior con los mercados regionales y mundiales ( Friedmann, 1995 Scott, 2001 Olds & amp Yeung, 2011). En el corazón de la investigación de ciudades globales se encuentra una tendencia aparentemente paradójica, que se está confirmando cada vez más en las últimas tres décadas: las actividades económicas se están dispersando por todo el mundo, mientras que las funciones de control y mando sobre estas actividades se han centralizado e integrado simultáneamente en algunas ciudades importantes (Sassen, 1991).

2.1 Conectividad y vínculos de las pymes con los centros comerciales globales

El control global ejercido por las empresas multinacionales en sus sedes ha hecho posible el surgimiento de una variedad de servicios financieros y de producción (Alderson & amp Beckfield, 2004). Empresas proveedoras de servicios que operan a nivel mundial en los campos de Contabilidad, Publicidad, Banca y Finanzas, así como en Derecho, los denominados Servicios Avanzados al Productor (APS) ofrecen asistencia mundial a las EMN para que ejerzan su poder y control (Hoyler et al., 2008 Pereira & amp Derudder, 2010 Jacobs et al., 2011 Taylor, 2012). Estas APS son las propias empresas multinacionales y, en ese sentido, ubican su negocio allí donde detectan una determinada demanda de los servicios que prestan. Al recopilar información sobre la red mundial de sucursales de una APS, se puede obtener información sobre la dispersión mundial de las principales empresas multinacionales y dónde se ejerce el control mundial. Por lo tanto, varios académicos han rastreado redes interurbanas dentro de estas EMN que actúan globalmente (Taylor et al., 2002 Taylor, 2001, 2012 Hoyler et al., 2008). Siguiendo esta línea de pensamiento, se puede trazar una lista de ciudades globales en un mapa geográfico de globalización, que mapea las ubicaciones de las oficinas de estas firmas globales de APS que prestan servicios a las multinacionales. Por lo tanto, la conectividad de una ciudad es producto de los valores del servicio (el número de oficinas centrales de APS y su importancia en sus respectivas jerarquías de empresas) inherentes a esa ciudad.

Por tanto, la conectividad podría ser de interés no solo para las empresas multinacionales, sino también para las pymes en proceso de internacionalización. Existe alguna evidencia de esto en estudios sobre emprendimiento internacional. Acs y coautores (2008) observaron una mayor actividad empresarial en las ciudades globales en comparación con el resto de las ubicaciones de un país. Iammarino y McCann (2015) señalaron que para las empresas en internacionalización, la ubicación es clave para mantener el acceso a las últimas tecnologías y desencadenar la innovación interorganizacional. A su vez, también observaron el importante impacto económico que las filiales de firmas internacionales tienen en la ciudad en la que se instalan. Teniendo en cuenta la responsabilidad de la internacionalización de las pymes dada por sus recursos limitados, la falta de habilidades y competencias en los mercados extranjeros (Eriksson et al., 2006 Domingues & amp Mayrhofer, 2017), la demanda de servicios externos de estas empresas podría aumentar con la expansión geográfica (Ruzzier & amp Antoncic , 2007 Senik et al., 2011). Siguiendo esta línea de pensamiento, argumentamos que la internacionalización de las pymes podría estar conectada principalmente a ciudades globales (en lo sucesivo denominadas centros de negocios globales), funcionando como centros de negocios globales que albergan muchas empresas de servicios altamente especializadas. Así, planteamos la siguiente hipótesis:

H1: Cuanto mayor sea la tasa de conectividad de un centro de negocios global con la economía mundial, mayor será la proporción de pymes extranjeras en proceso de internacionalización que utilicen las redes de negocios del centro.

2.2 Distancia geográfica y vínculos de las pymes con los centros comerciales mundiales

La distancia geográfica es un factor importante en la selección de los países de destino de las empresas para la internacionalización. Según la escuela nórdica de emprendimiento, la distancia aumenta la incertidumbre sobre el resultado de una acción. En ese sentido, un proceso de internacionalización gradual no solo ocurre a través de una mayor participación de actividades extranjeras, sino también al aumentar la distancia entre los mercados nacionales y extranjeros (Johanson & amp Vahlne, 1977).

A pesar del creciente fenómeno de las nuevas empresas internacionales (INV), las empresas que se internacionalizan gradualmente todavía tienden a ser la norma. Según Clark y Pugh (2001), los tres primeros países extranjeros en los que las empresas británicas entran en los mercados están significativamente más cerca geográficamente que los siguientes. Lo mismo se observó entre las pymes de Nueva Zelanda que tienden a ingresar primero al mercado australiano cercano, antes de aventurarse hacia los más distantes (Chetty, 1999). Incluso entre los sectores con una población relativamente alta de INV, como la industria del software, se encontró evidencia de que ingresan primero a países geográficamente próximos. Esto se debe al hecho de que la mayoría de los productos de software requieren relaciones intensivas con el cliente, lo que se ve favorecido por la corta distancia geográfica (Moen et al., 2004 Ojala & amp Tyrväinen, 2006). Ojala y Tyrväinen (2006), después de una revisión en profundidad de la literatura sobre la distancia relacionada con la internacionalización de las PYME, concluyeron que los países más cercanos tienen un entorno más familiar en términos de idioma, cultura y prácticas comerciales, lo que hace que sea menos costoso operar en lugares cercanos. los paises.

Teniendo en cuenta la literatura, sugerimos que la necesidad de que las pymes internacionalizadas se conecten a centros de redes espaciales aumenta con la distancia geográfica entre los mercados locales y focales. La alta densidad de empresas de APS y el capital intelectual disponible en los centros de negocios globales no permite únicamente a las multinacionales tener su sede como una forma de ejercer sus funciones de control y mando. Asimismo, las pymes que se están internacionalizando distantes se benefician si se conectan eficazmente con importantes actores del mercado extranjero. Por lo tanto, planteamos la hipótesis de que la internacionalización de las pymes de alta tecnología en mercados geográficamente distantes es más probable que estén conectadas a centros de redes de mercado, ya sea por tener su propia oficina de representación o por firmas de terceros que actúan como representantes. Con esta línea de pensamiento, planteamos la siguiente hipótesis:

2.3 La distancia psíquica y los vínculos de las PYME con los centros comerciales globales

El concepto de distancias psíquicas en relación con la internacionalización de las empresas se remonta a los trabajos de Beckerman (1956), y estudió patrones de comercio intraeuropeo. La distancia psíquica, definida como la suma de “factores que impiden o perturban los flujos de información entre la empresa y el mercado” (Johanson y Wiedersheim-Paul, 1975), aumenta cuanto más se enfrenta una empresa a condiciones de mercado desconocidas o incluso desconocidas. Las diferencias en el lenguaje, las leyes y las reglas persisten, pero los desencadenantes de las distancias psíquicas también se consideran de acuerdo con el medio cultural y social.

Dow (2000) describe los efectos de la distancia psíquica en una empresa en internacionalización como decrecientes después de haber tratado con los primeros mercados extranjeros, mientras que sigue siendo un factor importante y decisivo en el proceso de selección de mercado de una empresa. El marco cultural de una sociedad enmarca todo tipo de actividades económicas dentro de la sociedad e influye tanto en las políticas como en las regulaciones (Wiliamson, 2000 De Clercq et al., 2014). Esta diferencia ya afecta a los proyectos de internacionalización para mercados físicamente cercanos (O’Grady & amp Lane, 1996). Teniendo en cuenta el contexto de un país de Europa central como Suiza, muchos países bastante cercanos físicamente como en el norte de África o Europa del Este, sin embargo, disponen de una gran distancia psíquica, mientras que los mercados físicamente distantes como Australia y Nueva Zelanda permanecen en una situación psíquica bastante cercana. distancia a su mercado local (Wild, 2019). Al analizar los patrones de internacionalización entre las pymes de Nueva Zelanda, Chetty y Campbell-Hunt (2004) encontraron que junto al mercado geográficamente cercano de Australia, las pymes neozelandesas prefieren internacionalizarse en el mercado bastante distante del Reino Unido, en lugar de en un mercado más cercano. mercados de (América Latina y del Norte) o en el continente asiático. La razón principal de esto es la distancia psíquica más cercana que tienen con los mercados británicos.

Teniendo en cuenta la literatura, sugerimos que la necesidad de internacionalizar las pymes para conectarse con centros de redes espaciales aumenta con la distancia psíquica entre los mercados locales y focales. Las PYME en mercados psíquicamente distantes necesitan asistencia de apoyo que se encuentra en su mayor densidad en las redes comerciales de las ciudades globales. Por lo tanto, planteamos la hipótesis de que la internacionalización de las pymes de alta tecnología en mercados psíquicamente distantes es más probable que estén conectadas a través de los centros de red de los mercados, ya sea a través de su propia oficina de representación o por empresas de terceros:

La siguiente figura muestra dos variables independientes, la distancia geográfica y psíquica, que influyen positivamente en la variable dependiente, etiquetada Ratio de hub de negocios global. La variable dependiente es la proporción de PYMES con conexión a los principales centros de negocios globales, entre las que declararon tener actividades comerciales en la región del mundo relacionado. Consideramos una participación relativa de las pymes, ya que la mayoría de ellas dispersa sus actividades entre unas pocas regiones del mundo sin ser un actor "verdaderamente" global (Baldegger & amp Wyss, 2007 Onkelinx & amp Sleuwaegen, 2010 Baldegger & amp Wild, 2019).

Figura 1: Modelo propuesto de la proporción relativa de pymes con enlaces de red a un centro empresarial global (internacionalización de las pymes por centro)

Se incluyeron controles para el efecto de la libertad política, así como la población de la ciudad del centro empresarial global. El efecto de la libertad política en la economía de una nación ha sido tema de muchos debates. El nivel de libertad política de una nación indica hasta qué punto sus ciudadanos tienen libertades civiles y derechos políticos (Gastil, 1991). Las personas que disponen de un alto grado de libertad política deben vivir en una nación que les permita participar en la formación de políticas públicas (Gibson, 1993), beneficiarse de las libertades de expresión, prensa, expresión y reunión (Dheer, 2017), y ejercer sus derechos legales (Wu & amp Davis, 1999).

Dado que la incertidumbre económica, social y política en una sociedad generalmente disminuye a través de la existencia de libertad política, algunos académicos han descrito el efecto positivo en una economía de una mayor competencia y creación de empresas (Goodell & amp Powelson, 1982 Sirowy & amp Inkeles, 1990). La inversión, ya sea local o extranjera, se fomenta a través de gobiernos democráticos que ofrecen protección de los derechos de propiedad y bajos impuestos (Axiala & amp Fabro, 2009). Más evidencia empírica respalda este argumento al afirmar que una mayor libertad política también aumenta la actividad empresarial y mejora el crecimiento económico (Scully, 1988 Kurzman et al., 2002 Doucouliagos & amp Ulubasoglu, 2008).

La población de una ciudad es, por un lado, un indicador del tamaño del mercado en un mercado de empresa a cliente. Las empresas en internacionalización tienden a invertir donde el tamaño del mercado es de cierta importancia. Por otro lado, existe evidencia empírica de una correlación positiva entre el tamaño de una población y las oportunidades para la formación de nuevas empresas (Van Stel et al. 2005 Acs et al. 2008).

3. Metodología

Para probar estas tres hipótesis, se recopilaron datos de cuatro fuentes diferentes: (a) la Encuesta Internacional Suiza de Emprendimiento (SIES) de 2016, (b) la base de datos de índices culturales de Hofstede (2001), (c) el conjunto de datos del índice de libertad política de Freedom House, y (d) la base de datos sobre la población de las ciudades de la división de población de las Naciones Unidas (2019).

El conjunto de datos del SIES comprendía datos sobre la internacionalización de las PYME en Suiza que se recopilaron en un diseño de estudio transversal en 2016. Las PYME se controlaron según los siguientes criterios: (a) mínimo de 5 y un máximo de 249 empleados, (b) con sede en Suiza, y (c) un mínimo del 20% de facturación en países extranjeros. Los datos fueron proporcionados por la inteligencia empresarial de Dun & amp Bradstreet y dieron lugar a un total de 609 pymes encuestadas válidas. En las siguientes secciones, las variables del modelo se explican con más detalle.

El ratio de hub de negocios global representa el porcentaje de empresas compuestas por vínculos directos y / o indirectos con la ciudad global de una región mundial, que se encuentran entre las empresas que generan facturación en la región mundial relativa. Los enlaces directos significan que la empresa tiene representación directa, como una sucursal propia, un punto de compra o un espacio de oficina. Los enlaces indirectos son empresas de terceros que representan a las PYME, como un intermediario comercial o de ventas y empresas asociadas. Esta medida se calcula para cada ciudad global calificada como Alfa por GaWC (2012). En el SIES, las PYMES encuestadas se indican en una matriz de catorce regiones del mundo y una escala ordinal de seis categorías basadas en “participación de las ventas externas como% de los ingresos totales” y cuántos ingresos se generan en cada región del mundo. Las empresas se contabilizaron como “activas” en una región del mundo si generaban un mínimo del 5% de facturación a partir de ella.

Ratio de hub de negocios global = [número de pymes que indican vínculos directos o indirectos con un centro empresarial global] / [número de pymes que indican facturación de la región mundial de un centro empresarial global]

Las subregiones definidas por la División de Estadística de las Naciones Unidas (DENU), basadas en los códigos de área estándar M.49 con fines estadísticos (Naciones Unidas, 2018), se agruparon en doce regiones principales del mundo. Las etapas de desarrollo económico definidas en el Informe de Competitividad Global (Schwab et al., 2016) sirvieron para permitir subdivisiones y agrupaciones de estas subregiones.

Taylor (2001) intentó calcular la medida de la conectividad de las ciudades con la economía global. La variable denominada "conectividad" es el producto de los valores de servicio de una ciudad entre sí para todas las empresas de APS. La recopilación de datos para esta variable fue realizada por el GaWC utilizando 100 redes de oficinas de empresas de servicios en contabilidad, publicidad, banca / finanzas, seguros, derecho y consultoría de gestión que operan a nivel mundial (Taylor, 2001). Estas firmas fueron elegidas por tener oficinas en al menos 15 ciudades diferentes en las principales regiones globalizadas de América del Norte, Europa Occidental y Asia-Pacífico.

El valor del servicio para la empresa j en Ciudad I está asignado vij, y metro es la firma APS. La unidad de medida racional básica que define la relación entre ciudades. a y B en términos de firme j es dado por:

El enclavamiento total de ciudades entre ciudades viene dado por:

Para cada ciudad hay n-1 de estos enclavamientos y la conectividad de red para una ciudad viene dada por:

Donde C es la conectividad de red de la ciudad a.

Con esta fórmula, ciudad a está relacionado con el resto de ciudades de la red a través de sus empresas. Mide el grado de integración de una ciudad en la red mundial de ciudades.

La distancia geográfica entre Suiza y los centros comerciales globales se midió utilizando la distancia lineal entre Zúrich, la ciudad más grande y económicamente más poderosa de Suiza, y las respectivas ciudades globales. El valor representa la distancia en kilómetros.

Entre las medidas utilizadas en la literatura sobre negocios internacionales y empresas multinacionales, encontramos principalmente la agrupación de mercados mundiales de Sethi (1971) y las dimensiones de las diferencias culturales de Hofstede (Dow, 2000). La investigación empírica más extensa y completa realizada hasta la fecha sobre la dimensión cultural relevante para las organizaciones laborales es probablemente la realizada por Hofstede, publicada en 1980 y 1984 (Benito & amp Gripsrud, 1992). El hecho de que Hofstede recopilara sus datos dentro de una gran empresa multinacional y para más de cincuenta subsidiarias hizo que los datos fueran relativamente sólidos. Solo se compararon los empleados en ocupaciones similares de la misma empresa multinacional. Esto le dio la oportunidad de controlar los prejuicios de diferentes posiciones ocupacionales y prácticas organizativas (Hofstede, 1980, 1984 Benito & amp Gripsrud, 1992). Como señalan Kogut y Singh (1988), el trabajo de Hofstede es impresionante por su tamaño de muestra y por la fiabilidad de las puntuaciones a lo largo del tiempo. Encontró que las diferencias entre las culturas nacionales varían en cuatro dimensiones: evitación de la incertidumbre, individualidad, distancia de poder y masculinidad-feminidad. La codificación de rasgos culturales a lo largo de índices numéricos permitió comparar las diferencias relativas entre países. En el índice compuesto, según lo establecido por Kogut y Singh (1988), la desviación a lo largo de cada una de las cuatro dimensiones culturales construye el punto de partida para medir la distancia. Las desviaciones se corrigen por diferencias en la varianza de cada dimensión y luego se promedian aritméticamente (Kogut & amp Singh, 1988 Benito & amp Gripsrud, 1992). La distancia cultural CDj es el producto de la siguiente ecuación, como se usa en este estudio:

Iij = valor del índice para la dimensión cultural I del país j

VI = varianza del índice para la dimensión i

Las poblaciones de la ciudad se agregaron al modelo para controlar los efectos debido al tamaño de un centro de negocios global. Las medidas fueron seleccionadas de la base de datos de 2014 de las Naciones Unidas (Naciones Unidas, Departamento de Asuntos Económicos y Sociales, División de Población, 2014).

Freedom House proporciona el índice más comúnmente utilizado para medir la libertad política en los países (Dawson, 1998 Far et al., 1998, Gerring et al., 2005). En consecuencia, la libertad política se mide a lo largo de las dimensiones de los derechos políticos y las libertades civiles. Los derechos políticos incluyen la posibilidad de que la población vote, participe en elecciones justas y su participación general en la toma de decisiones políticas. Las libertades civiles capturan la igualdad de oportunidades, la libertad de expresión, reunión, religión, etc. El valor promedio de ambos índices se calculó e implementó como variable de control.Dado que cada índice se mide en una escala entre 1 y 7, donde 1 denota el nivel más alto de libertad y 7 el más bajo, los valores originales del índice se invirtieron de tal manera que los números más altos denotan niveles más altos de libertad política. Los datos sobre estos índices se recopilaron para los diez años entre 2003 y 2012, mientras que su correlación varió de r = 0,95 a 0,98 (p & lt0,001). Por tanto, se aseguró una alta fiabilidad de esta medida.

Análisis y resultados

Los resultados del análisis descriptivo ya destacan la importancia de la distancia a la hora de medir la proporción relativa de pymes extranjeras en internacionalización por región del mundo, vinculadas a centros de negocios globales. Un examen de la correlación de Pearson sugirió que la conectividad (r = 0,001, p = n.s.) no se asoció significativamente con la variable dependiente. Por lo tanto, la variable no cumplió con el supuesto de una relación lineal con la variable dependiente y, por lo tanto, se eliminó del modelo. La distancia geográfica (r = 0,652, p & lt0,01) y la distancia psíquica (r = 0,544, p & lt0,01), por otro lado, están asociadas positivamente con el índice de hub de negocios global. La libertad política (r = -0,497, p & lt0,05) está asociada negativamente con la variable predicha. La población de covariables (r = 0,652, p & lt0,01) también está asociada positivamente a la relación de hub de negocios global.

Tabla 1: Estadística descriptiva y correlaciones de Pearson

* La correlación es significativa al nivel 0.05 (dos colas) ** la correlación es significativa al nivel 0.01 (dos colas)

Los valores de asimetría y curtosis para todas las variables explicativas están entre -2 y +2 y, por lo tanto, se consideran aceptables para suponer una distribución univariante normal (George & amp Mallery, 2010). La multicolinealidad se verificó examinando los valores del factor de inflación de la varianza (VIF) para todas las variables independientes y de control incluidas en los modelos de regresión. Los valores de VIF para todas las variables estuvieron por debajo de 10.0 (Deer, 2017). Los valores de tolerancia denotan variabilidad en variables independientes que no se explican por otras variables independientes (Özgener & amp Iraz, 2006). La tolerancia para todas las variables independientes y de control estuvo por encima del límite de 0,10 (Lin, 2008). Según los resultados, los problemas de multicolinealidad son poco probables. La puntuación máxima de VIF es 1,96 para la corrupción de la variable de control, al tiempo que se prueba la libertad política como un predictor de la proporción de centros de negocios globales.

El modelo se probó mediante análisis de regresión múltiple jerárquica. Los resultados se proporcionan en la Tabla 2. En el primer paso (modelo de línea de base 1), solo las variables de control se incluyeron en la ecuación de regresión. La regresión general para este primer modelo fue altamente significativa (R2 = 0.60, F (2, 20) = 15.01, p & lt 0.001). Se descubrió que la población mundial de la ciudad (β = 0,60, p & lt0,001) y la libertad política (β = -0,42, p & lt 0,01) tienen efectos significativos en el índice de hub de negocios global.

Tabla 2: Resultados de la regresión para el índice de hub de negocios global

* Significativo al nivel 0.05 (dos colas) ** significativo al nivel 0.01 (dos colas) *** significativo al nivel 0.001 (dos colas) ꝉ significativo al nivel 0.1 (dos colas)

En el modelo 2, la medida de la distancia geográfica se incluyó en la ecuación de regresión junto con las variables de control. Se encontró que la distancia geográfica tiene un efecto significativo (β = 0,37, p & lt 0,05) en la relación de hub de negocios global. La regresión general en este segundo modelo fue altamente significativa (R2 = 0.70, F (1, 19) = 15.08, p & lt 0.001), con un cambio significativo en R cuadrado sobre el modelo de línea de base (∆R2 = 0.10, p & lt 0.05) . Se encontró que ambas covariables, población de la ciudad global y libertad política, tenían un efecto significativo disminuido en la proporción de PYMES suizas en ciudades globales de β = 0,44, a un nivel de 0,01, y β = 0,36, a un nivel de 0,1 (2 colas ).

El modelo 3 examinó el efecto de la distancia psíquica en las opciones de las PYME para vincular sus negocios en una gran ciudad global. El modelo general fue altamente significativo (R2 = 0.67, F (1, 19) = 12.71, p & lt 0.001) con un cambio significativo en R Cuadrado sobre el modelo de línea de base (∆R2 = 0.07, p & lt 0.1). Se encontró que la distancia psíquica tiene un efecto positivo significativo (β = 0,45) en el nivel de significación de p & lt 0,1. Ambas covariables tuvieron un efecto positivo significativo sobre la variable predicha. La población mundial de la ciudad tuvo un efecto positivo de β = 0.61 (p & lt0.1) mientras que el efecto negativo de la libertad política se redujo a β = -.06 a un nivel de significancia de p & lt0.1.

El modelo 4 representa el modelo final con la distancia física y psíquica incluidas en los resultados de la regresión. La Libertad Política tiene un efecto positivo menor significativo y muy débil de β = 0.02 en un nivel significativo de p & lt 0.1, mientras que la segunda población covariable tuvo un efecto positivo significativo de β = 0.44 (p & lt 0.01). Tanto la distancia física como la psíquica afectan positivamente la relación del hub empresarial global en β = 0,38 (p & lt 0,01) y β = 0,46 (p & lt 0,05). La regresión general en este modelo fue altamente significativa (R2 = 0.78, F (2, 18) = 7.08, p & lt 0.001), con un cambio significativo en R cuadrado sobre el modelo de línea de base (∆R2 = 0.18, p & lt 0.01).

Para concluir, creemos que H2 y H3 se confirman dada la significativa correlación positiva entre la distancia geográfica y psíquica y el índice de hub de negocios global. H1, que sostiene que la conectividad de un centro empresarial global influye en el número de pymes que se internacionalizan en la región mundial y que están vinculadas a su centro, debe rechazarse. No se ha probado adecuadamente en este estudio, ya que no se cumplió el supuesto principal de una relación lineal con la variable dependiente.

Discusión y limitaciones

Mediante el análisis de datos empíricos, este estudio se centró en la importancia de los centros de redes de negocios globales en las ciudades globales para la internacionalización de las pymes de alta tecnología. Por un lado, la teoría anterior sugirió que la internacionalización de las PYME hacia mercados distantes y culturalmente desconocidos requiere un proceso previo de aprendizaje incremental en mercados extranjeros cercanos (Clark & ​​amp Pugh, 2001 Moen, Gavlen y amp Endresen, 2004 Ojala & amp Tyrväinen, 2006). Una posición sólida en poderosas redes empresariales, por otro lado, explicaba los rápidos procesos de internacionalización de las PYME, como las de INV o las empresas globales Born y Re-Born (Zahra, 2005 Zhou et al. 2007). El debate sobre si un rápido proceso de internacionalización de los INV, mostrado en su mayoría por PYMES y Startups en campos como las TIC, la alta tecnología o los servicios (especializados), encaja con un modelo gradual y escalonado como se describe en la escuela nórdica, parece encajar. ser aclarado por los argumentos de Johanson y Vahlne (2009) y su visión de red del proceso de internacionalización. En consecuencia, la internacionalización de las PYME se produce en redes empresariales "sin fronteras". Por lo tanto, la responsabilidad de la "persona ajena" (aparecer como "ajena" a las redes empresariales pertinentes) pesa más en la internacionalización de las PYME que cualquier problema intercultural dado por la "extranjería" (no ser un "nacional", sino más bien un "extranjero" y, por lo tanto, no está familiarizado con el idioma local y los hábitos comerciales).

Los autores también argumentan que, a pesar del fenómeno de las nacidas globales con respecto a las INV, la mayoría de las PyMEs internacionalizadas son más bien “regionales, con actividades internacionales que realmente no abarcan el mundo de manera significativa”. Creemos que las características de la red de las pymes en internacionalización, ya sean INV o empresas que se internacionalizan gradualmente, cambian significativamente a medida que su negocio se expande hacia regiones más distantes geográfica y psíquicamente. Las redes sociales complejas se ejecutan sobre centros de red, con nodos fuertemente interconectados, mientras que el número de nodos contados en un centro de red aumenta con su complejidad creciente (Barabasi & amp Albert, 1999 Albert et al.2000 Leppin et al.2018). Las pymes con actividades comerciales geográficamente extendidas, como en el caso de las pymes de alta tecnología que estudiamos en Suiza, necesitan operar a lo largo de una red empresarial compleja y de gran alcance en la que las distancias geográficas e interculturales son largas. La carga de la internacionalización de las PYME de mediar las diferencias interculturales y gestionar los recursos tangibles e intangibles a través de distancias geográficas y zonas horarias persiste, a pesar de la característica sin fronteras de las redes comerciales internacionales. Esto respalda nuestra conclusión de que la importancia de los centros comerciales globales para estas PYME está aumentando.

En un entorno empresarial global cada vez más interconectado, tanto los sociólogos como los economistas observan el aumento de la importancia de las ciudades densamente conectadas para la economía global (Brenner, 1998 Sassen, 2000, 2004 Acs et al., 2008 Scott & amp Scott, 2011 Martinus & amp Sigler , 2018). Al analizar el papel de los centros comerciales globales para la internacionalización de las pymes de alta tecnología, observamos empíricamente que una mayor distancia entre los mercados locales y focales aumenta la proporción relativa de pymes extranjeras que realizan actividades comerciales en una región y que en realidad están conectadas con los actores comerciales ubicados en los hubs. Mientras que la mera conectividad de un hub empresarial no influye en la presencia de las pymes en internacionalización, la distancia tanto geográfica como psíquica parece aumentar su número. En una visión de red en la que las distancias geográficas y psíquicas parecen jugar un papel menos importante, en realidad creemos que influyen en la necesidad de las pymes de conectarse con actores empresariales en centros empresariales globales. Esto les ayuda a superar la responsabilidad de la participación ajena a la red y a aumentar su acceso a oportunidades internacionales a través del reconocimiento visible.

Los resultados de la investigación se extrajeron de una muestra de 609 pymes de alta tecnología que generan la mayor parte de sus ingresos en los mercados exteriores de dos o más continentes. Muchas de ellas se pueden clasificar como empresas “nacidas a nivel mundial” o como “nuevas empresas internacionales” (INV). Dado que la mera identificación de las pymes en internacionalización entre una población de pymes plantea un desafío en sí mismo (Rialp & amp Rialp, 2001 Baldegger et al.2016), no se pueden excluir los problemas de sesgo de la muestra y, por lo tanto, se debe cuestionar la generalización de los hallazgos. Además, este estudio se basó en la internacionalización de las pymes de un SMOPEC en un país de Europa central. Para ellos, el alcance potencial de los mercados extranjeros y su desarrollo económico subyacente contrasta fuertemente con la internacionalización de las pymes de una economía emergente como China, India o Brasil, que podrían internacionalizarse hacia mercados económicamente mejor desarrollados de los países de la OCDE. El desarrollo económico debe ser considerado en este caso, ya que los mercados emergentes consisten en menos infraestructura, vacíos institucionales (Mair & amp Marti, 2009) y, por lo tanto, una mayor incertidumbre, solo por nombrar algunas cuestiones.

Esta contribución sigue un camino de búsqueda de una mayor integración de las características de las redes sociales en el estudio de la internacionalización de las PYME. Otros estudios que aborden la noción de centros de red, también en el caso de la internacionalización de las PYME de los mercados emergentes, podrían ofrecer nuevos conocimientos valiosos.

Acs, Z. J., Bosma, N., & amp Sternberg, R. 2008. La ventaja empresarial de las ciudades del mundo: evidencia de los datos del monitor de emprendimiento global. Desde Econstor: http://hdl.handle.net/10419/31775

Alderson, A. S., & amp Beckfield, J. 2004. Poder y posición en el sistema mundial de ciudades. Revista Estadounidense de Sociología: 811-851.

Al-Laham, A., & amp Souitaris, V. 2008. Integración de la red e internacionalización de nuevas empresas: análisis de los vínculos internacionales en la industria biotecnológica alemana. Journal of Business Venturing, 23 (5): 567-586.

Anderson, J. C., Håkansson, H. y Johanson, J. 1994. Relaciones comerciales diádicas dentro de un contexto de red comercial. Revista de marketing, 58 (4): 1-15.

Arnone, L., & amp Deprince, E. 2016. Internacionalización de pequeñas empresas: Reducir la distancia psíquica mediante las redes sociales. Global Journal of Business Research, 10 (1): 55-63.

Axiala, J., & amp Fabro, G. 2009. Libertad económica, libertades civiles, derechos políticos y crecimiento: un análisis de causalidad. Revista Económica Española 11 (3): 165-178.

Baldegger, R. J., Wyss, P. 2007. Perfilando el híbrido: firmas globales renacidas. Un estudio de caso sobre el comportamiento de internacionalización de empresas maduras en Suiza. Berna, Friburgo y Nueva York: Growth Publisher.

Baldegger, R.J. y Wild, P. 2019. Comportamiento de internacionalización de las pymes en el contexto global: emprendedor, orientación, rapidez y desempeño ".

Baldegger, R.J., Wild, P. y Morel, B. 2016. Swiss International Entrepreneurship Survey 2016: Resultados del estudio sobre la internacionalización de las pymes suizas

Barabasi, A. 2009. Redes sin escala: una década y más allá. Ciencia: 412-413.

Barabasi, A., & amp Reka, A. 1999. Emergencia de escalamiento en redes aleatorias. Ciencia: 509-512.

Benito, G. R., & amp Gripsrud, G. 1992. La expansión de las inversiones extranjeras directas: elecciones discretas de ubicación racional o un proceso de aprendizaje cultural. Revista de estudios de negocios internacionales: 461-476.

Brenner, N. 1998. Ciudades globales, estados glocales: formación de ciudades globales y reestructuración territorial estatal en la Europa contemporánea. Revisión de la economía política internacional, 5 (1): 1-37.

Caldarelli, G., Capocci, A., Rios, P., & amp Munoz, M. A. 2002. Redes libres de escala sin crecimiento o apego preferencial: Lo bueno se vuelve más rico. arXiv preprint cond-mat / 0207366.

Casson, M. (Ed.). 2013. El crecimiento de los negocios internacionales (RLE International Business). Routledge.

Chetty, Sylvie K. 1999. Dimensiones de la internacionalización de las empresas manufactureras en la industria de la confección, European Journal of Marketing, 33 (1-2): 121-142

Clark, Timothy y Derek S. Pugh (2001). Prioridades de países extranjeros en el proceso de internacionalización: una medida y una prueba exploratoria de empresas británicas, International Business Review, 10 (3): 285-303.

Coviello, N. E. 2006. La dinámica de la red de nuevas empresas internacionales. Revista de estudios empresariales internacionales, 37 (5): 713-731.

Cyert, Richard March, James G. 1992. Una teoría del comportamiento de la empresa (2 ed.). Oxford: Wiley-Blackwell.

Dawson, J.W. 1998. Instituciones, inversión y crecimiento: nueva evidencia de datos de panel y de países. Consulta económica, 36: 275-288

De Clercq, D., Lim, D. S., & amp Oh, C. H. 2014. Jerarquía y conservadurismo en las contribuciones de recursos a la actividad empresarial. Economía de la pequeña empresa, 42 (3): 507-522.

Deer, R. J. 2017. Diferencias transnacionales en la actividad empresarial: papel de la cultura y factores institucionales. Economía de la pequeña empresa: 813-842.

Domínguez, N., & amp Mayrhofer, U. 2017. Etapas de internacionalización de las pymes tradicionales: creciente, decreciente y re-creciente compromiso con los mercados exteriores. Revista de Negocios Internacionales, 26 (6): 1051-1063.

Doucouliagos, H. y Ulubasoglu, M. A. 2008. Democracia y crecimiento económico: un metaanálisis. Revista Estadounidense de Ciencias Políticas 52 (1): 61-83.

Dow, D. 2000. Nota sobre la distancia psicológica y la selección del mercado de exportación. Revista de marketing internacional: 51-64.

Eriksson, K., Hohenthal, J., & amp Lindbergh, J. 2006. Factores que afectan la elección del canal de exportación de las PYME en los mercados extranjeros. Advances in International Marketing, 16: 1-22.

Erramilli, M. K. 1991. El factor de experiencia en el comportamiento de entrada al mercado extranjero de las empresas de servicios. Revista de estudios comerciales internacionales, 22 (3): 479-501.

Friedmann, J. 1995. Dónde estamos: una década de investigación de ciudades del mundo. En P. L. Knox y P. J. Taylor, World Cities in a World-System. Cambridge: Cambridge University Press: 21-47

Galkina, T., & amp Chetty, S. 2015. Efecto y networking de pymes en internacionalización. Management International Review, 55 (5): 647-676.

Gastil, R. D. 1991. Libertad en el mundo: derechos políticos y libertades civiles. Casa de la libertad.

GaWC. 2017. El mundo según GaWC 2016. De: http://www.lboro.ac.uk/gawc/world2016t.html

George, D., & amp Mallery, M. 2010. Paso a paso de SPSS para Windows: una guía y una referencia sencillas. Boston: Pearson.

Gerring, J., Bond, P., Barndt, W.T. y Moreno, C. 2005. Democracia y crecimiento económico: una perspectiva histrocial. Política mundial: 323-364

Gibson, J. L. 1993. Libertad política percibida en la Unión Soviética. The Journal of Politics, 55 (04): 936-974.

Gilmore, A., Carson, D., & amp Rocks, S. 2006. Networking en PYMES: Evaluación de su contribución a la actividad de marketing. Revista de Negocios Internacionales, 15 (3): 278-293.

Goodell, G. y Powelson, J. P. 1982. Los requisitos previos democráticos del desarrollo. Nueva York: Freedom House.

Gritsai, O. 2004. Global Business Services in Moscow: Patterns of Involvement. Estudios urbanos, 41 (10): 2001-2024.

Hammer, M., Schüffel, P. y Baldegger, R. 2016. Internacionalización de hub. Actas de la reunión anual de 2016 de la Academia de Negocios Internacionales (AIB). No. CONFERENCIA-2016-050. 27-30 de junio de 2016, 2016.

Hofstede, G. 1983. Las consecuencias de la cultura: las diferencias internacionales en los valores relacionados con el trabajo. Beverly Hills, Londres: Sage Publications.

Hohenthal, J., Johanson, J., & amp Johanson, M. 2015. Conocimiento de la red y valor de las relaciones comerciales en el mercado exterior. En Conocimiento, Redes y Poder. Palgrave Macmillan, Londres: 187-224

Holmlund, M., & amp Kock, S. 1998. Relaciones e internacionalización de las pequeñas y medianas empresas finlandesas. Revista internacional de pequeñas empresas, 16 (4): 46-63.

Johanson, J., & amp Vahlne, J. E. 2009. Revisión del modelo del proceso de internacionalización de Uppsala: De la responsabilidad de ser extranjero a la responsabilidad de ser ajeno. Revista de estudios empresariales internacionales.

Johanson, J., & amp Vahlne, J. E. 1977. El proceso de internacionalización de la empresa: un modelo de desarrollo del conocimiento y aumento de los compromisos del mercado exterior. Revista de Estudios Comerciales Internacionales, vol. 8 No 1: 23-32.

Jones, J. J., Settle, J. E., Bond, R. M., Fariss, C. J., Marlow, C. y Fowler, J. H. 2013. Inferir la fuerza del lazo a partir del comportamiento dirigido en línea. PloS uno, 8 (1).

Kaplan, S., & amp Sawhney, M. 2000. E-hubs: los nuevos mercados B2B. Harvard Business Review, 78 (3): 97-97.

Kogut, B., & amp Singh, H. 1988. El efecto de la cultura nacional en la elección del modo de entrada. . Revista de estudios de negocios internacionales, 19 (3): 411-432.

Kurzman, C., Werum, R. y Burkhart, R. E. 2002. El efecto de la democracia en el crecimiento económico: un análisis de series de tiempo poold, 1981-1980. Estudios de desarrollo internacional comparado, 37 (1): 3-33.

Lee, H., & amp Yang, H. M. 2003. Estrategias para un centro logístico y económico global: Aeropuerto Internacional de Incheon. Revista de gestión del transporte aéreo, 9 (2): 113-121.

Leppin, AL, Okamoto, JM, Organick, PW, Thota, AD, Barrera-Flores, FJ, Wieland, ML, & amp Montori, VM 2018. Aplicación de análisis de redes sociales para evaluar la implementación de una colaboración de salud poblacional multisectorial que utiliza un centro puente organización. Fronteras en salud pública, 6: 315.

Lin, F. J. 2008.Resolución de multicolinealidad en el proceso de ajuste del modelo de regresión mediante el procedimiento de estimación anidada. Calidad y cantidad 42 (3): 417-426.

Madsen, T. K., & amp Servais, P. 1997. La internacionalización de los globals nacidos: ¿un proceso evolutivo ?. Revista de negocios internacionales, 6 (6): 561-583.

Madsen, T. K., & amp Servais, P. 1997. La internacionalización de los globals nacidos: ¿un proceso evolutivo ?. Revista de negocios internacionales, 6 (6): 561-583.

Mair, J., & amp Marti, I. 2009. Emprendimiento en y alrededor de vacíos institucionales: un estudio de caso de Bangladesh. Journal of business venturing, 24 (5): 419-435.

Martinus, K., & amp Sigler, T. J. 2018. Agrupaciones de ciudades globales: teorización de la proximidad espacial y no espacial en redes de empresas interurbanas. Estudios regionales, 52 (8): 1041-1052.

Merton, R. K. 1968. "El efecto Matthew en la ciencia" (PDF). Ciencia. 159 (3810): 56–63.

Munir, Q., Kok, S. C., Teplova, T., & amp Li, T. 2017. Potentes directores ejecutivos, financiación de la deuda y arrendamiento en las pymes chinas: evidencia del modelo de umbral. The North American Journal of Economics and Finance, 42: 487-503.

Munir, Q., Kok, S. C., Teplova, T., & amp Li, T. 2017. Potentes directores ejecutivos, financiación de la deuda y arrendamiento en las pymes chinas: evidencia del modelo de umbral. The North American Journal of Economics and Finance, 42: 487-503.

Musteen, M., Francis, J., & amp Datta, D. K. 2010. La influencia de las redes internacionales en la velocidad y el rendimiento de la internacionalización: un estudio de las pymes checas. Revista de negocios mundiales, 45 (3): 197-205.

O'Grady, S. y Lane, H. W. 1996. La paradoja de la distancia psíquica. Revista de Estudios Comerciales Internacionales, 2º trimestre, vol. 27, núm. 2: 309-333.

Ojala, Arto y Tyrväinen, Pasi. 2006. Modelos de negocio y elección del modo de entrada al mercado de pequeñas empresas de software, Journal of International Entrepreneurship: 69-81

Ojala, Arto y Tyrväinen, Pasi. 2007. Entrada al mercado y prioridad de las pequeñas y medianas empresas en la industria del software: un análisis empírico de la distancia cultural, la distancia geográfica y el tamaño del mercado. Revista de marketing internacional: 123-149.

Olds, K., & amp Yeung, H. 2011. Caminos hacia la formación de ciudades globales: una vista desde la ciudad-estado en desarrollo de Singapur. Revista de Economía Política Internacional: 458-521.

Onkelinx, J., y Sleuwaegen, L. 2010. Estrategia de internacionalización y desempeño de las pequeñas y medianas empresas. Documento de trabajo Bruselas: Banco Nacional de Bélgica.

Oviatt, B.M., McDougall, P.P. 1994. Hacia una teoría de los nuevos emprendimientos internacionales. Revista de Estudios Comerciales Internacionales, vol. 1: 45-64.

Özgener, S., & amp Iraz, R. 2006. Gestión de la relación con el cliente en pequeñas y medianas empresas: el caso de la industria turística turca. Dirección de Turismo, S. 1356-1363.

Rialp, A., & amp Rialp, J. 2001. Marcos conceptuales sobre la internacionalización de las pymes: tendencias de investigación pasadas, presentes y futuras. Von Revalorizando la Internacionalización de la Firma. http://dx.doi.org/10.1016/S1474-7979(01)11016-1abgerufen

Rugman, A. M., & amp Verbeke, A. 1993. Filiales extranjeras y gestión estratégica multinacional: una extensión y corrección del marco de un solo diamante de Porter. MIR: Management International Review: 71-84.

Ruzzier, M. y Antoncic, B. 2007. Capital social e internacionalización de las PYME: un examen empírico. Transformaciones en Economía y Negocios, 6 (1).

Sassen, S. 1994. Ciudades en una economía mundial. Thousand Oaks, California: Pine Forge Press.

Sassen, S. 2000. La ciudad global: la desnacionalización del tiempo y el espacio. En J. Ockman, The Pragmatist Imagination: Thinking about "Things in the Making". Princeton, Nueva Jersey: Princeton Architectural Press: 254-265

Sassen, S. 2001. The Global City, 2ª edición. Princeton: Prensa de la Universidad de Princeton.

Sassen, S. 2004. La ciudad global: Introducción de un concepto. Brown J. World Aff., 11:27.

Sassen, S. 2005. La ciudad global: Introducción a un concepto. The Brown Journal of World Affairs, Volumen 11, Número 2: 27-43.

Schwab, K., Sala-i-Martin, X., Samans, R., & amp Blanke, J. 2016. Informe de competitividad global 2015-2016. Foro Economico Mundial.

Scott, A. J. 2011. Ciudades-regiones globales: tendencias, teoría, política. Oxford: Prensa de la Universidad de Oxford.

Scully, G. W. 1988. El marco institucional y el desarrollo económico. La Revista de Economía Política: 652-662.

Senik, Z. C., Scott-Ladd, B., Entrekin, L., & amp Adham, K. A. 2011. Creación de redes e internacionalización de pymes en economías emergentes. Revista de emprendimiento internacional, 9 (4): 259-281.

Sethi, S. P. 1971. "Comparative Cluster Analysis for World Markets". Revista de investigación de mercados 8,: 348-354.

Sirowy, L., & amp Inkeles, A. 1990. Los efectos de la democracia en el crecimiento económico y la desigualdad: una revisión. Estudios de desarrollo internacional comparado: 126-157.

Styles, C., Loane, S., & amp Bell, J. 2006. Rápida internacionalización entre empresas emprendedoras en Australia, Canadá, Irlanda y Nueva Zelanda. Revisión de marketing internacional.

Tachiki, D. 2005. Entre la inversión extranjera directa y el regionalismo: el papel de las redes de producción japonesas. En J. T. Pempel, Remapping East Asia: The Construction of a Region (S. 149-169). Nueva York: Cornell University Press.

Talebi, K., Tajeddin, M., Rastgar, A. A., & amp Emami, A. 2017. Internacionalización de pymes y factores organizativos en economías emergentes: industria de alta tecnología de Irán. Revista Internacional de Investigación Académica en Ciencias Empresariales y Sociales, 7 (1): 178-92.

Taylor, P. J., Walker, D. R. y Beaverstock, J. V. 2002. Empresas y sus redes de servicios globales. En S. Sassen, redes globales, ciudades vinculadas. Nueva York: Routledge: 93-115.

Teece, D. J. 1981. El mercado del saber hacer y la transferencia internacional eficiente de tecnología. The Annals of the American Academy of Political and Social Science, 458 (1): 81-96.

Naciones Unidas. 2018. División de Estadística. Metodología Von: códigos estándar de país o área para uso estadístico (M49): https://unstats.un.org/unsd/methodology/m49/abgerufen

División de Estadística de las Naciones Unidas. 2017. Metodología de la División de Estadística de la ONU. Códigos de área de país estándar de Von para uso estadístico (M49): https://unstats.un.org/unsd/methodology/m49/abgerufen

Wild, P. 2019. Internacionalización de empresas y ciudades globales: exploración del papel de Singapur para las pymes suizas en el sudeste asiático. Université de Genève. Estas. doi: 10.13097 / archive-ouverte / unige: 120462 https://archive-ouverte.unige.ch/unige:120462

Wiliamson, O. E. 2000. La nueva economía institucional: haciendo balance, mirando hacia el futuro. Revista de literatura económica: 595-613.

Woo-Cumings, M. 2005. La economía política del crecimiento en Asia oriental: una perspectiva sobre el estado, el mercado y la ideología. En A. Masahiko, K. Hyung-Ki y M. Okuno-Fujiwara, The Role of Government in East Asian Economic Development: Comparative. Oxford: Oxford University Press: 323-341.

Wu, W., & amp Davis, O. A. 1999. Las dos libertades, crecimiento económico y desarrollo: un estudio empírico. Opción pública, 100 (1-2): 39-64.

Zain, M., & amp Ng, S. I. 2006. Los impactos de las relaciones de red en el proceso de internacionalización de las PYMES. Revisión de negocios internacionales de Thunderbird, 48 (2): 183-205.

Zäpfel, G., & amp Wasner, M. 2002. Planificación y optimización de redes de transporte radial de proveedores logísticos cooperativos de terceros. Revista Internacional de Economía de la Producción, 78 (2): 207-220.

Zhang, X., Ma, X., Wang, Y., Li, X., & amp Huo, D. 2016. ¿Qué impulsa la internacionalización de las pymes chinas? Los efectos conjuntos de las características del espíritu empresarial internacional, los vínculos de red y la propiedad de la empresa. Revista de Negocios Internacionales, 25 (2): 522-534.

Zhou, L., Wu, W. P., & amp Luo, X. 2007. La internacionalización y el desempeño de las pymes nacidas a nivel mundial: el papel mediador de las redes sociales. Revista de estudios comerciales internacionales, 38 (4): 673-690.


Gestión del conocimiento a través de fronteras geográficas: el caso de una empresa multinacional.

Los investigadores han observado que la empresa multinacional (MNE) es una forma organizativa única caracterizada por recursos dispersos y operacionalmente localizados cuya integración ayuda a lograr una ventaja competitiva global (por ejemplo, Ghoshal & amp Bartlett, 1990 Gupta & amp Govindarajan, 1991 Szulanski & amp Jensen, 2006). Los recursos geográficamente dispersos subyacentes son el conocimiento heterogéneo e inmóvil, que crea ventajas diferenciales para la empresa que no son fácilmente capturadas por sus competidores (Barney, 1991). Al mismo tiempo, la naturaleza sumamente divergente del conocimiento que se encuentra en lugares separados dentro de la EMN es difícil de integrar. Por lo tanto, a pesar de que los investigadores han notado que la búsqueda e integración del conocimiento global es un impulsor instrumental del desempeño de una EMN (Kogut & amp Zander, 1993 Rosenkopf & amp Nerkar, 2001), comprender cómo las empresas trasladan este conocimiento a través de fronteras geográficamente distantes y lo emplean de manera efectiva. aún no ha sido abordado por académicos internacionales. Arrojar luz sobre este tema es el objetivo de esta investigación.

Sostenemos que un medio clave por el cual las EMN aprovechan su conocimiento disperso a nivel mundial es a través de los incentivos que tienen para que sus empleados aumenten el alcance geográfico de búsqueda e integración de conocimiento. Debido a los importantes costos incurridos en la búsqueda y transferencia de conocimientos relevantes, así como al tiempo invertido en tratar de encontrar o construir una plataforma común, la búsqueda proactiva por parte de los empleados requiere mecanismos que los recompensen por explorar fuera de los límites de sus conocimientos tradicionales ( Kang, Morris y amp Snell, 2007 Turner y amp Makhija, 2006). A partir de puntos de vista basados ​​en el conocimiento (KBV) de la empresa que destacan la integración del conocimiento aislado individualmente dentro de la organización (por ejemplo, Almeida, Song y amp Grant, 2002 Foss & amp Pedersen, 2004 Szulanski, 1996 Song, Almeida y amp Wu, 2003 ), esperamos que la capacidad de los empleados para aprovechar el conocimiento globalmente distante dentro de la organización facilite una mayor comprensión sobre cómo resolver los problemas locales (Cantwell & amp Janne, 1999 De Cieri & amp Dowling, 2006 Evans, Pucik, & amp Bjorkman, 2011 Minbaeva, Pedersen , Bjorkman, Fey y amp Park, 2003 Tsai y amp Ghoshal, 1998). Por lo tanto, al aumentar el alcance geográfico de su búsqueda de conocimiento, los empleados deberían poder mejorar el desempeño de sus proyectos locales.

Al mismo tiempo, argumentamos que la naturaleza del conocimiento al que se accede también tiene ramificaciones sobre su utilidad potencial. El conocimiento a distancia más codificado, aunque más fácil de obtener e interpretar, será menos valioso en su aplicación a los problemas locales. Por otro lado, un conocimiento más tácito, a pesar de su complejidad inherente y su naturaleza incrustada que dificulta la extracción de entornos distantes (Polanyi, 1967), crea una apreciación más rica de los efectos causales que resultarán valiosos en la resolución de problemas. De esta manera, el conocimiento geográficamente distante genera importantes recursos heterogéneos y al mismo tiempo presenta dificultades en su intercambio y recombinación con el conocimiento existente. Al desarrollar un marco teórico en torno al conocimiento distante globalmente, ampliamos la visión basada en el conocimiento de la empresa para comprender mejor los antecedentes y las consecuencias de la búsqueda de conocimiento geográficamente distante dentro de la MNE.

Con base en los argumentos anteriores, desarrollamos varias hipótesis clave. Para probar estas hipótesis, recopilamos datos detallados sobre las actividades de gestión del conocimiento asociadas con 166 proyectos dispersos internacionalmente en una gran empresa transnacional de servicios profesionales que opera en 81 países diferentes. Este es un escenario apropiado para probar nuestras hipótesis, ya que los proyectos se basaron en las necesidades de un cliente local, pero involucraron una solución innovadora de problemas que podrían beneficiarse significativamente de una búsqueda geográficamente distante. Usando el modelado de ecuaciones estructurales, encontramos que los incentivos relacionados con los resultados juegan un papel mucho más importante que los incentivos relacionados con el proceso para motivar a los empleados a participar en la búsqueda de conocimiento geográficamente distante. También encontramos, como se esperaba, que acceder a conocimientos más distantes geográficamente mejoró el desempeño del proyecto. No obstante, se observó que una mayor codificabilidad del conocimiento a distancia realmente reducía este efecto positivo sobre el rendimiento. Estos resultados dan crédito al argumento de que una ventaja clave de las empresas multinacionales reside en su capacidad para aprovechar los conocimientos dispersos geográficamente.

ANTECEDENTES Y CONSECUENCIAS DEL CONOCIMIENTO A DISTANCIA

Existe una tensión entre los estudiosos de los negocios internacionales con respecto a los efectos y la naturaleza del conocimiento geográficamente distante que se encuentra dentro de la MNE. Por un lado, el conocimiento a distancia se considera una fuente de ventaja competitiva para la empresa. La ventaja proviene de la heterogeneidad de ideas en lugares distantes (Ambos & amp Ambos, 2009 Foss & amp Pedersen, 2004). Debido a que las EMN operan en múltiples países y regiones, el conocimiento que producen refleja circunstancias contextuales únicas incrustadas en divisiones geográficas, requisitos locales, leyes, culturas y similares (Doz & amp Santos, 1997). De hecho, el conocimiento local se encuentra en el corazón de la capacidad de una EMN para producir conocimiento heterogéneo. Al intercambiar y combinar este conocimiento localmente diverso a través de varias fronteras, la EMN tiene la capacidad de capitalizar las soluciones encontradas en otros lugares aplicándolas en un contexto local (Bartlett & amp Ghoshal, 1989). Como resultado, es probable que los empleados que sean capaces de buscar de manera efectiva conocimientos más distantes dentro de la MNE aumenten el valor de las soluciones que brindan (Cantwell & amp Mudambi, 2005 Kogut & amp Zander, 2003).

Por otro lado, las mismas cualidades que hacen del conocimiento geográficamente distante una fuente de ventaja competitiva también crean importantes dificultades en su uso. El conocimiento geográficamente distante tiende a ser más difícil de transferir en comparación con el conocimiento próximo (Cantwell, 2005 Jensen & amp Szulanski, 2004 Kostova & amp Roth, 2002 Szulanski, 1996), lo que reduce el interés de los actores en buscar este conocimiento (Helfat, 1994 Stuart & amp Podolny , 1996 Zaheer & amp Manrakhan, 2001). La tendencia natural de los empleados es participar en la búsqueda de conocimiento local (Ambos & amp Ambos, 2009 March & amp Simon, 1958 Nelson & amp Winter, 1982 Rosenkopf & amp Nerkar, 2001). La búsqueda local facilita el trabajo de transferencia de conocimiento, ya que implica una alta probabilidad de que las personas se encuentren con frecuencia (cf., Allen, 1977).

Esto puede explicar la evidencia de que el aumento de la distancia geográfica reduce la probabilidad de inversión transfronteriza (Beugelsdijk & amp Frijns, 2010 Disdier & amp Head, 2008), lo que a su vez hace menos probable que una empresa busque conocimiento o eficiencias en lugares más distantes ( Beckerman, 1956 Kogut & amp Singh, 1988). Consistente con esto, Goodall y Roberts (2003) señalan que "la decadencia y pérdida de la distancia es precisamente la decadencia y pérdida del conocimiento, las relaciones y la confianza, que a su vez socavan la capacidad de actuar a distancia y a distancia" (p. 1155). Por tanto, la distancia geográfica impide el intercambio de conocimientos entre los empleados y las filiales (Cantwell & amp Mudambi, 2005).

La búsqueda geográficamente distante se ve obstaculizada por numerosos impedimentos, que incluyen condiciones desconocidas, canales de transmisión largos, costos complejos de búsqueda de conocimiento y dificultad para evaluar el valor de la información (Cyert & amp March, 1992 Hansen & amp Lovas, 2004 Zaheer, 1995). Por ejemplo, cuando se le preguntó sobre la búsqueda de conocimientos fuera de la oficina local, un empleado de una gran empresa multinacional con sede en Indonesia dijo: "Es difícil saber quién está haciendo qué. El conocimiento está ahí, pero encontrar a las personas adecuadas requiere mucho tiempo. " Otro empleado con base en Vietnam declaró: "[los consultores] casi nunca van a otras [oficinas] en busca de ideas o ayuda. Sin embargo, si lo hicieran, encontrarían muchos problemas similares".

Incluso cuando se puede acceder fácilmente a las tecnologías de la información para el intercambio de conocimientos, Zaheer y Manrakhan (2001) señalan que es menos probable que las empresas vayan a lugares más distantes para buscar conocimientos. Una explicación de esto puede residir en la importancia de la proximidad física para un intercambio de conocimientos eficaz. Por ejemplo, la investigación sobre centros de excelencia sugiere que una ubicación común donde se puedan utilizar fácilmente habilidades y tecnologías específicas para mejorar el rendimiento del producto y servicio juega un papel fundamental en el desarrollo de dicha excelencia (Cantwell, 1995 2009 Ernst, 2002 Rugman & amp Verbeke, 2008 ). Por el contrario, la búsqueda de información en lugares distantes estará plagada de elementos desconocidos que requieren una mayor inversión de tiempo y esfuerzo para superarlos. Estas condiciones crean incertidumbre en los procesos que rodean la búsqueda, lo que a su vez reducirá la predisposición de los empleados a participar en ellos. Sin embargo, si los empleados están más inclinados a buscar soluciones a nivel local que entre países y regiones, la MNE no se destacará por ser más ventajosa que un competidor local en el mercado. Como resultado, el aprendizaje en las empresas multinacionales depende de la voluntad y la capacidad de sus empleados para ir más allá de la búsqueda local y basarse en ideas de lugares distantes (Ambos, Ambos, & amp Schlegelmilch, 2006 Jensen & amp Szulanski, 2004 Kogut & amp Zander, 1993 Monteiro, Arvidsson , & amp Birkinshaw, 2008 Song & amp Shin, 2008 Szulanski & amp Jensen, 2006).

Turner y Makhija (2006) señalan que la disposición de los empleados a buscar conocimiento relevante fuera de su dominio inmediato depende de dónde se encuentran sus incentivos. Argumentan que cuando los individuos tienen incentivos para seguir procesos establecidos y ajustarse a reglas predeterminadas, estarán menos dispuestos a buscar información en dominios fuera de estas reglas, ya que estos podrían conducir a resultados no deseados. Por otro lado, los empleados a los que se alienta a adaptar los enfoques según sea necesario para lograr resultados difíciles tendrán más probabilidades de participar en arduas búsquedas de información, incluidas aquellas que se encuentran fuera de su vecindad inmediata. Tanto los especialistas en estrategia como en recursos humanos han definido estos enfoques de incentivos como sistemas formales e informales mediante los cuales las empresas coordinan las actividades organizativas (Kang et al., 2007 Makhija & amp Ganesh, 1997 Turner & amp Makhija, 2006). Argumentamos que tales incentivos tienen una característica fundamental que normalmente se ha pasado por alto: su capacidad para alentar a los empleados a expandir sus horizontes de búsqueda a ubicaciones geográficas distantes.

Incentivos de proceso versus resultado en la búsqueda de conocimiento geográficamente distante

Como señalan Knudsen y Levinthal (2007), la forma en que se estructuran las decisiones de los empleados influye en su capacidad para participar en la resolución de problemas.En línea con esto, algunos investigadores han enfatizado que los enfoques de gestión pueden dirigirse intencionalmente a la gestión de la búsqueda de conocimiento entre los empleados (Dyer & amp Nobeoka, 2000 Gant, Ichniowski, & amp Shaw, 2002 Pucik, Evans, & amp Bjorkman, 2010), en consonancia con los objetivos. hacia la gestión del capital humano (Gittell, 2000 Leana & amp Van Buren, 1999 Nahapiet & amp Ghoshal, 1998). Esto subraya el papel que juegan los sistemas de incentivos y las prácticas de gestión para apoyar ciertos tipos de búsqueda de conocimiento.

La efectividad de un sistema de incentivos dado depende de la naturaleza del conocimiento que se busca (Turner & amp Makhija, 2006). Para demostrar esto, discutimos y examinamos dos tipos principales de incentivos que las organizaciones utilizan para administrar a los empleados: basados ​​en resultados y basados ​​en procesos. La naturaleza altamente contrastante de estos incentivos nos permite colocarlos en extremos opuestos de un continuo (Makhija & amp Ganesh, 1997 Ouchi & amp Macquire, 1975). Los mecanismos orientados al proceso influyen en los empleados para que sigan los comportamientos y procedimientos exactos exigidos por la empresa como los más apropiados para realizar las tareas. Dichos mecanismos hacen que el empleado sea más responsable de adherirse a los procesos delineados explícitamente en lugar de a cualquier resultado particular de los procesos (Snell & amp Youndt, 1995). De esta manera, el dominio del trabajo de cada empleado se puede estipular claramente en términos de tareas específicas a realizar.

El hecho de que los empleados sean recompensados ​​por seguir los canales jerárquicos adecuados y utilizar los procedimientos operativos estándar exigidos por la organización influirá a su vez en la forma en que buscan conocimiento para sus trabajos. Debido al énfasis en los procedimientos establecidos, es probable que los incentivos basados ​​en procesos sean valiosos para coordinar el conocimiento ubicado en la proximidad que está codificado dentro de estos procedimientos (Snell, 1992). En este sentido, se espera que los conocimientos necesarios para realizar las tareas estén al alcance de la mano. Los empleados que sigan un "guión" de actividades preestablecido no estarán motivados a buscar conocimiento diverso y complejo fuera de este marco para completar una tarea (Turner & amp Makhija, 2006). En cambio, el requisito de adherirse a los canales de información formalizados influirá en ellos para limitar su búsqueda a los contactos locales. Como resultado, esperamos que los incentivos basados ​​en procesos tenderán a frenar la voluntad de un empleado de buscar conocimiento distante.

A diferencia de los incentivos orientados a procesos, aquellos que se basan más en resultados especifican explícitamente los resultados finales que los empleados deben alcanzar en lugar de los medios a través de los cuales deben lograrse. Los empleados son recompensados ​​por su capacidad para lograr estos objetivos preestablecidos en lugar de simplemente utilizar procedimientos incorrectos (Eisenhardt, 1985 Ouchi, 1979). Kang, Morris y Snell (2007) observaron que cuando los trabajadores del conocimiento son incentivados en función de sus resultados individuales, pueden ser más motivados para adquirir un amplio conjunto de conocimientos y habilidades a través de diversas conexiones sociales dentro de la empresa y para aplicarlos a las operaciones de la organización. Estos incentivos relacionados con los resultados también pueden institucionalizar una cultura organizacional que enfatice la "abrasión creativa" al alentar a los empleados a idear constantemente cómo las ideas nuevas y contextualmente diferentes pueden vincularse productivamente con el desempeño (Barton, 1995).

Esperamos, entonces, que bajo los incentivos basados ​​en resultados, los empleados se basen en el conocimiento de una manera que les ayude a alcanzar sus metas. Debido a que los incentivos basados ​​en resultados no especifican una línea de autoridad o proceso en particular para buscar el conocimiento apropiado para completar una tarea, la manera en que se involucren en esta búsqueda será, más o menos, su decisión. Como afirman Turner y Makhija (2006), "las personas deberán participar en modos de búsqueda de conocimientos adicionales que les ayuden a lograr los resultados necesarios. Dado que los controles de resultados no exigen que se siga un proceso detallado, existe la flexibilidad necesaria para identificar soluciones nuevas y únicas para la resolución de problemas ". (p. 204) Si a los empleados se les permite más flexibilidad en los procesos que pueden seguir para lograr resultados particulares, estarán más dispuestos a expandir su búsqueda de conocimiento relevante para obtener los resultados que necesitan (Snell & amp Youndt, 1995). Por lo tanto, esperamos que la falta de énfasis en los procesos específicos que se seguirán mejorará la motivación de los empleados para participar en una búsqueda geográfica extendida para descubrir los conocimientos necesarios. En consonancia con estos argumentos proponemos la siguiente relación:

H1: Cuanto más se utilicen los incentivos basados ​​en resultados para los empleados, más distante geográficamente será su búsqueda de conocimientos dentro de la EMN.

Búsqueda de conocimientos y rendimiento geográficamente distantes

Los empleados que poseen y desarrollan el conocimiento local proporcionan una mayor capacidad para que la empresa se adapte a los contextos y entornos locales. Esta cartera de conocimientos locales representa un conjunto de ideas heterogéneas que se oponen a un enfoque de negocios geográficamente próximo y estandarizado. Lograr que los empleados busquen conocimientos distantes y heterogéneos ayuda a las empresas multinacionales a competir al diferenciar los recursos de los competidores locales y extranjeros. Debido a que la búsqueda de conocimiento geográficamente distante ayuda a "facilitar la reasignación continua de recursos a usos más productivos" (Moran & amp Ghoshal, 1999: 395), es uno de los principales mecanismos a través de los cuales se aplica la mayor parte del potencial productivo de los recursos (Hayek, 1945). De esta manera, el acceso a conocimientos diversos aborda el problema clave de la inmovilidad de los recursos, al garantizar que los activos desarrollados en un lugar se transfieran y compartan en otro. De esta manera, la gestión del conocimiento es un aspecto central de la integración que conduce a una mejor posición competitiva.

A pesar de lo anterior, sigue siendo un desafío para las EMN identificar los conocimientos que son valiosos en un contexto y trasladar los beneficios de esos conocimientos a otros entornos o situaciones. Esta transferencia puede incluir redespliegue tanto físico como virtual. Por ejemplo, los empleados pueden buscar en todas las ubicaciones y regiones de las oficinas de la ciudad en busca de conocimientos que les ayuden a aplicar soluciones únicas a sus problemas. Dentro de la misma empresa, aquellos en una ubicación geográfica diferente también pueden enfrentar problemas similares a los experimentados por una unidad local. Cuando estos empleados amplían su búsqueda para incluir a otros en ubicaciones geográficamente distantes, aumentan sus posibilidades de encontrar información relevante y válida que pueda utilizarse para mejorar las soluciones que ofrecen.

El valor que se crea potencialmente a partir de la búsqueda de conocimiento a distancia surge cuando los empleados aprovechan la experiencia de hacer negocios de un lugar a otro. En este sentido, la búsqueda de conocimiento facilita el movimiento del conocimiento local en toda la organización para reutilizarlo y aplicarlo de manera más global. Los académicos han señalado que si el conocimiento que es efectivo en una ubicación geográfica se puede compartir a través de las fronteras, el valor de ese conocimiento dentro de la empresa aumenta significativamente. Por ejemplo, Bjorkman, Fey y Park (2007: 443) encontraron que "la transferencia de conocimiento entre unidades subsidiarias en diferentes ubicaciones dentro de la MNE aumenta el intercambio de ideas y mejores prácticas, lo que conduce a la difusión y establecimiento de conocimientos de alto desempeño ] dentro de la EMN ". Como resultado, la búsqueda de conocimiento a distancia puede verse como una forma de encontrar soluciones y mejorar el desempeño de las operaciones y proyectos locales. Por lo tanto, hipotetizamos lo siguiente:

H2: Cuanto más empleados busquen conocimientos geográficamente distantes dentro de la MNE, mayor será el rendimiento de sus proyectos.

La naturaleza del conocimiento geográficamente distante

Si bien expandir la búsqueda a un contexto más global puede mejorar el desempeño, es probable que el tipo de conocimiento al que se accede también influya en esta relación. Si bien el conocimiento puede variar en múltiples dimensiones, un atributo clave del conocimiento es su codificabilidad (Zander & amp Kogut, 1995 Polanyi, 1967). Cuanto más codificable es el conocimiento, más se puede dividir en componentes específicos que se comprenden y articulan fácilmente ( Turner & amp Makhija, 2006), y transferidos dentro de la organización o entre individuos sin pérdida de significado (Grant, 1996). En el extremo opuesto del espectro se encuentra el conocimiento tácito, que no se puede desglosar fácilmente debido a los elementos de conocimiento diversos y altamente integrados que lo componen. Debido a estas características, el conocimiento tácito tiende a ser difícil de transmitir a otros en su forma completa. Si bien ambos tipos de conocimiento desempeñan un papel beneficioso en la organización, esperamos que difieran en sus implicaciones para la transferencia de conocimiento a distancia.

El conocimiento codificable se puede capturar fácilmente en bases de datos, manuales y procedimientos electrónicos. Dado que dicho conocimiento se transmite y comprende fácilmente a través de dominios geográficos, reduce los costos de búsqueda (Makhija & amp Ganesh, 1997 Nonaka, 1994). Según Schulz (2003), el conocimiento codificado recorta el esfuerzo requerido para gestionar el conocimiento por parte de los empleados, y les permite "procesar más rápidamente el nuevo conocimiento entrante porque facilita y acelera el establecimiento de vínculos entre el conocimiento antiguo y el nuevo" ( Schulz, 2003, pág.446). Por ejemplo, un proceso o plantilla basado en otro proyecto permite a los trabajadores saber dónde y qué tipo de conocimiento buscar para ayudar en su propio proyecto. Además, una consulta de base de datos permite a los trabajadores utilizar múltiples índices y funciones de búsqueda que les permiten localizar y recuperar el conocimiento existente. Como resultado, Cantwell (2009) ha señalado que la tecnología de la información y las plantillas han reducido significativamente los costos de la búsqueda global. Además, Ambos y Ambos (2006) encontraron que la coordinación basada en la tecnología es mucho más eficiente que las interacciones personales a través de la distancia geográfica.

Por otro lado, el conocimiento codificado puede verse como una fuente de conocimiento que no es tan única (Makhija & amp Ganesh, 1997). Consiste en un conocimiento muy explícito que no conduce necesariamente a una ventaja competitiva (Polanyi, 1976). En otras palabras, el conocimiento codificable puede tener una capacidad limitada para ofrecer una nueva comprensión de fenómenos complejos que son esenciales para completar y mejorar los proyectos de los empleados. Si el conocimiento codificado no ayuda a transmitir nuevas ideas multifacéticas, sus contribuciones al aprendizaje de los empleados en este sentido serán inadecuadas.

El conocimiento tácito será mucho más problemático de transferir a través de distancias geográficas. Como señaló Gertler (2003), "el conocimiento tácito, debido a que desafía la articulación fácil y se adquiere mejor a través de la experiencia, es difícil de intercambiar a largas distancias". (pág.79). De hecho, la capacidad de los empleados para reconocer el conocimiento tácito en primer lugar puede resultar difícil. Su naturaleza inexpresable y los sutiles matices asociados con su transporte hacen necesario que los empleados tengan experiencia previa y estén familiarizados con al menos algunos aspectos de sus componentes para que sea comprensible (Cohen & amp Levinthal, 1990). Es posible que tal base de conocimiento preexistente no siempre exista en empleados ubicados a distancia dentro de la organización, lo que les dificulta emplear el conocimiento tácito de manera efectiva. Mientras que el costo marginal de buscar conocimiento codificado distante cae junto con los nuevos desarrollos en la tecnología de la información y la comunicación, el costo marginal de transmitir conocimiento tácito aumenta con la distancia (Audretsch, 1998 Beugelsdijk & amp Cornet, 2002). La forma más eficaz de compartir ese conocimiento es que las personas se ubiquen en el mismo espacio geográfico (Allen, 1977 Kogut, 1988), o mediante la interacción personal continua. Sin embargo, el intercambio de conocimientos a través de las fronteras no favorece la coubicación frecuente o la comunicación virtual; considere, por ejemplo, los costos de viaje, las barreras idiomáticas y culturales y las diferencias de zona horaria.

A pesar de la dificultad de transferir conocimiento tácito a través de la distancia geográfica, los investigadores han sugerido que el conocimiento organizacional más valioso es de hecho tácito (Conner & amp Prahalad, 1996 Kogut & amp Zander,

1993). Por ejemplo, Li y Shenkar (2003) señalan que el conocimiento más valioso que se intercambia a través de las fronteras se considera tácito. Es lo tácito de este conocimiento lo que en realidad conduce a las ventajas de las EMN sobre los competidores (Harzing, 2000 Kogut & amp Zander, 1993), al permitir la diferenciación de los competidores a través de su inimitabilidad (por ejemplo, Subramaniam & amp Venkatraman, 2001). Por lo tanto, gran parte del valor del conocimiento disperso geográficamente se debe a su naturaleza tácita (Nachum, 2003 Szulanski & ampJensen, 2006 Zaheer & amp Manrakhan, 2001). Además, Krugman (1991 1998) ha argumentado que las organizaciones deberían considerar la distancia geográfica ante todo debido al conocimiento tácito. Por ejemplo, Maskell y Malmberg (1999) afirmaron que "cuanto más fácilmente se puede acceder al conocimiento codificable (comerciable), más crucial se vuelve el conocimiento tácito para mantener o mejorar la posición competitiva de la empresa. La incapacidad fundamental de intercambio de [tácito] el conocimiento aumenta su importancia a medida que avanza la internacionalización de los mercados ". (p. 172) Por lo tanto, si bien un conocimiento más codificado puede disminuir los costos de transacción de la búsqueda de conocimiento, también puede disminuir el valor del conocimiento para poder impactar de manera efectiva el desempeño del proyecto. Por lo tanto, hipotetizamos lo siguiente:

H3: Cuanto más codificado sea el conocimiento que buscan los empleados dentro de la MNE, menor será el rendimiento de sus proyectos.

Las firmas de servicios profesionales, como las de las industrias de derecho, consultoría, contabilidad y atención médica, dependen en gran medida de la gestión del conocimiento para lograr sus objetivos y, por lo tanto, brindan un contexto pertinente para comprender cómo los empleados acceden a diferentes conocimientos para ayudar a entregar un producto o servicio a un cliente (Zhang & amp Li, 2010). Por lo tanto, estas empresas se describen como modelos para una economía cada vez más basada en el conocimiento (Empson, 2007 Gardner, Anand, & amp Morris, 2008 Hinings & amp Leblebici, 2003 Teece, 2003 Von Nordenflycht, 2010). La mayor parte del trabajo realizado dentro de la industria de servicios profesionales se realiza a través de proyectos que están vinculados a un entorno geográfico local (Maister, 1993) y abordan un problema específico o un conjunto de problemas experimentados por un cliente local. Dado que dichos proyectos proporcionan un entorno ideal para los proyectos emprendidos por una empresa global de servicios profesionales: World Consult (un seudónimo). World Consult brinda asistencia técnica y servicios de consultoría en temas como gobierno corporativo, soluciones de TI, reestructuración financiera y cumplimiento ambiental y de sostenibilidad. Los clientes incluyen corporaciones privadas, instituciones financieras, organizaciones sin fines de lucro, agencias gubernamentales y otros tipos de organizaciones en más de ochenta mercados diversos alrededor del mundo.

La mayor parte del trabajo que se lleva a cabo en World Consult es realizado por líderes de proyectos ubicados en los países en los que se ofrecen los servicios. Casi todos los proyectos son específicos para un cliente o clientes en un país, y algunos se enfocan en todos los países pero en una región específica. 1 La duración promedio de un proyecto es de 36 meses y, por lo general, es administrado por un líder del proyecto con autoridad sobre cómo se lleva a cabo, asistido por una pequeña cantidad de personal administrativo y de investigación. Aunque los miembros del personal trabajan en estrecha colaboración con el líder del proyecto, no juegan un papel clave en las decisiones que se toman con respecto a la búsqueda de conocimiento para el proyecto (i).

Comenzamos el proceso de recopilación de datos realizando 81 entrevistas preliminares con líderes de proyectos, personal de apoyo y gerentes de empresas dentro de World Consult para comprender la naturaleza de los proyectos y el conocimiento en la empresa. Las entrevistas duraron de una a dos horas y fueron realizadas in situ por consultores corresponsales en 10 oficinas de países: China, Egipto, India, Indonesia, Perú, Rusia, Sudáfrica, Ucrania, Estados Unidos y Vietnam. Todas las entrevistas fueron semiestructuradas y grabadas en taquigrafía o grabadora de voz para capturar declaraciones clave y material relevante. Como era de esperar, nuestras entrevistas indicaron que las personas de la organización preferían interactuar con colegas ubicados cerca de sus operaciones que con aquellos que estaban geográficamente distantes.

Basándonos en los resultados de las entrevistas, así como en las medidas existentes en la literatura, desarrollamos una encuesta de varios ítems para evaluar los constructos clave relacionados con las hipótesis. Basándonos en una base de datos de archivo de 668 proyectos en etapa final y recientemente terminados (es decir, dentro de dos años), enviamos encuestas confidenciales por correo electrónico a los líderes de estos proyectos para obtener información sobre sus actividades de búsqueda de conocimiento. En estas encuestas, los líderes de proyectos pudieron responder de forma anónima a preguntas relacionadas con un proyecto específico que habían completado recientemente o que estaba en las etapas finales de finalización, a través de una empresa de encuestas independiente. Dado que los líderes del proyecto tenían la autoridad principal sobre el proyecto, estas respuestas se consideraron evaluaciones precisas del conocimiento que realmente se aprovechó durante el proyecto. Para mantener la confidencialidad, la oficina corporativa no vio las respuestas en forma no agregada. Para motivar a los empleados a completar la encuesta, proporcionamos un informe final para cada oficina en el país para comprender mejor su situación en comparación con otras oficinas dentro de la empresa. También sorteamos premios para quienes participaron en la encuesta.

Recibimos respuestas de líderes de 325 proyectos internacionales distintos (tasa de respuesta del 49%). Dado que los datos de rendimiento suelen estar disponibles de 6 meses a un año después de que finaliza el proyecto (evaluados por una unidad de evaluación interna pero independiente), pudimos obtener datos completos sobre 166 proyectos. Una lista de países y el número de encuestas completadas en Estados Unidos y Vietnam. Todas las entrevistas fueron semiestructuradas y grabadas en taquigrafía o grabadora de voz para capturar declaraciones clave y material relevante. Como era de esperar, nuestras entrevistas indicaron que las personas de la organización preferían interactuar con colegas ubicados cerca de sus operaciones que con aquellos que estaban geográficamente distantes.

Basándonos en los resultados de las entrevistas, así como en las medidas existentes en la literatura, desarrollamos una encuesta de varios ítems para evaluar los constructos clave relacionados con las hipótesis. Basándonos en una base de datos de archivo de 668 proyectos en etapa final y recientemente terminados (es decir, dentro de dos años), enviamos encuestas confidenciales por correo electrónico a los líderes de estos proyectos para obtener información sobre sus actividades de búsqueda de conocimiento. En estas encuestas, los líderes de proyectos pudieron responder de forma anónima a preguntas relacionadas con un proyecto específico que habían completado recientemente o que estaba en las etapas finales de finalización, a través de una empresa de encuestas independiente.Dado que los líderes del proyecto tenían la autoridad principal sobre el proyecto, estas respuestas se consideraron evaluaciones precisas del conocimiento que realmente se aprovechó durante el proyecto. Para mantener la confidencialidad, la oficina corporativa no vio las respuestas en forma no agregada. Para motivar a los empleados a completar la encuesta, proporcionamos un informe final para cada oficina en el país para comprender mejor su situación en comparación con otras oficinas dentro de la empresa. También sorteamos premios para quienes participaron en la encuesta.

Recibimos respuestas de líderes de 325 proyectos internacionales distintos (tasa de respuesta del 49%). Dado que los datos de rendimiento suelen estar disponibles de 6 meses a un año después de que finaliza el proyecto (evaluados por una unidad de evaluación interna pero independiente), pudimos obtener datos completos sobre 166 proyectos. En el Cuadro 1 se incluye una lista de países y el número de encuestas completadas de cada país.

Desempeño del proyecto. Usamos las mismas métricas de desempeño empleadas por la empresa para evaluar el desempeño del proyecto. Estos datos son recopilados por una unidad de evaluación semiautónoma dentro de World Consult que visita el sitio del proyecto de 6 a 12 meses después de que se completa el proyecto para obtener datos detallados sobre los resultados del proyecto y la satisfacción del cliente. Se realizan grandes esfuerzos para garantizar que el desempeño se capture con precisión, incluidas las encuestas administradas a los clientes y la evidencia sobre los indicadores clave de desempeño. Con base en esta información, nuestra medida de desempeño consistió en dos constructos separados: (1) entregables prometidos - la medida en que las soluciones entregadas al cliente eran consistentes con lo que se prometió originalmente, y (2) impacto en el cliente - desempeño general del cliente evaluado por los cambios en las ventas, el empleo, la rentabilidad y la eficiencia de los procesos. Ambos constructos de desempeño se condensaron en una escala general de 4 puntos. Dado que su alfa cronbach era .73, combinamos las dos construcciones para crear una variable de desempeño del proyecto.

Utilizando una encuesta separada, cada uno de los siguientes constructos se mide en base a una escala Likert de 5 puntos que va desde 1 (muy en desacuerdo) a 5 (muy de acuerdo).

Incentivos. Examinamos dos tipos principales de incentivos utilizados por las organizaciones: basados ​​en resultados y basados ​​en procesos (Makhija & amp Ganesh, 1997 Snell, 1992 Turner & amp Makhija, 2006). Para medir hasta qué punto las actividades de conocimiento de un empleado fueron incentivadas por controles basados ​​en resultados, usamos tres elementos para evaluar el uso de "incentivos financieros", "evaluaciones de desempeño" y resultados finales a este respecto. Para examinar los incentivos basados ​​en procesos, se preguntó a los empleados sobre el uso de "procedimientos explícitos para obtener conocimientos", la importancia de "pasar por los canales adecuados" y las rutinas de adquisición de conocimientos. El alfa de Cronbach fue de .80 para los tres ítems relacionados con incentivos basados ​​en resultados y .85 para los tres ítems relacionados con incentivos basados ​​en procesos.

Distancia de conocimiento geográfico. Para medir la distancia, desarrollamos un "modelo de anillo" de proximidad de una manera consistente con Beugelsdijk y Cornet (2002), que nos ayuda a evaluar la distancia relativa desde la cual se adquirió el conocimiento específico de la empresa. De esta forma podríamos probar el efecto de la distancia sobre la efectividad del conocimiento. Definimos tres anillos geográficos alrededor de cada proyecto dentro de los límites de la firma. Las tres fuentes de conocimiento interno fueron 1) dentro del país, 2) dentro de la región pero fuera del país y 3) fuera de la región. Si bien estos anillos no representan necesariamente costos iguales en la distancia, representan lo que tradicionalmente se ha definido como las principales barreras culturales y geográficas para el flujo de conocimiento (Shenkar, 2001). Aunque algunos países y regiones presentan culturas y distancias geográficas muy divergentes, en general estas medidas de distancia actúan como límites artificiales para las empresas que generalmente se organizan en función del país, nuestra empresa de muestra (Beugelsdijk & amp Cornet, 2002). El modelo de anillo se muestra en la Figura 1. Para cada proyecto, le pedimos al líder que calificara de 1 (muy poco) a 5 (mucho): "durante el transcurso de este proyecto, ¿cuánto conocimiento relevante reunió de [cada dominio geográfico]? " Con base en las respuestas a estas preguntas, creamos un índice para capturar la distancia de las fuentes de conocimiento para cada proyecto, que van desde 1 (muy cerca) a 5 (lejos) (ii)

Codificabilidad del conocimiento interno. Examinamos hasta qué punto el conocimiento utilizado para los proyectos era de naturaleza tácita o codificada. El constructo de codificabilidad del conocimiento se midió utilizando cuatro ítems de Zander y Kogut (1995), que fueron adaptados al contexto de nuestro estudio. Específicamente, preguntamos a los líderes del proyecto hasta qué punto el conocimiento interno utilizado se (1) se puso fácilmente en forma de documento (2) se agregó para un uso estandarizado (3) se escribió en un manual que describía cómo se ejecutarían las actividades (4) fácilmente enseñado al personal nuevo en un programa de formación. Si bien los niveles altos de esta medida indicaron un conocimiento más codificable, los niveles más bajos reflejaron un conocimiento más tácito. El alfa de cronbach para esta construcción fue .93.

Uso de conocimientos internos y externos. Dado que los líderes de proyectos no solo usan el conocimiento que reside dentro de la empresa, sino también el conocimiento externo para lograr sus objetivos, controlamos la posibilidad de que dichos tipos de conocimiento sean sustituibles. Adaptamos una medida de varios ítems sobre el uso del conocimiento interno y el conocimiento externo desarrollado y validado en investigaciones anteriores (Haas, 2006 Haas & amp Hansen, 2007). El uso del conocimiento interno se mide como el grado en que los equipos se basaron en el conocimiento dentro de la empresa para terminar los proyectos, mientras que el uso del conocimiento externo se mide como el grado en que los equipos se basaron en el conocimiento fuera de la empresa para llevar a cabo los proyectos. Los alfa de Cronbach fueron .79 para el uso del conocimiento externo y .88 para el uso del conocimiento interno.

Codificabilidad del conocimiento externo. Si bien la codificabilidad del conocimiento interno es un constructo que se investiga en esta investigación, también controlamos la codificabilidad del conocimiento externo, ya que esto puede influir en cómo se utiliza el conocimiento interno dentro de la empresa. Este constructo se midió de manera similar a la codificabilidad del conocimiento interno, utilizando cuatro ítems de Zander y Kogut (1995). El alfa de Cronbach es .91.

Personal de apoyo al proyecto. Controlamos la cantidad de personal de apoyo para cada proyecto, ya que un mayor número de miembros de apoyo pueden tener mayores recursos de conocimiento para aplicar en el proyecto. Al mismo tiempo, puede resultar más difícil administrar más personal.

Duración del proyecto. Se controló la duración del proyecto en meses totales, ya que los proyectos más largos pueden bloquear más a los líderes del proyecto en las rutinas y, por lo tanto, conducir a un menor aprendizaje. Alternativamente, los proyectos pueden haber perfeccionado sus procesos con el tiempo y ser más efectivos como resultado, como sugieren Zellmer-Bruhn y Gibson (2006: 510).

Tamaño del proyecto. También controlamos el tamaño del proyecto, ya que los proyectos con presupuestos más grandes pueden tener un mayor acceso a los recursos y pueden funcionar de manera más eficiente. Para hacerlo, tomamos el registro de dos variables del proyecto (cantidad de personal de apoyo y tamaño del presupuesto) para abordar este problema. La inclusión de estas características del proyecto también nos ayuda a controlar la complejidad y el alcance generales del proyecto.

Capital humano. Las experiencias pasadas y el perfil de los líderes del proyecto pueden influir en el liderazgo del proyecto y la calidad de ejecución. Por lo tanto, controlamos la permanencia del líder del proyecto en el entorno local y las experiencias anteriores del país. Para la tenencia local, registramos la cantidad de meses que han trabajado en la ubicación donde se encuentra el proyecto. Para la experiencia del país, controlamos la cantidad de países en los que los líderes del proyecto habían vivido o trabajado anteriormente durante más de 6 meses.

Distancia cultural. Medimos la distancia cultural desde el país donde se realizó el proyecto hasta el país donde tiene su sede World Consult. Usamos la medida para controlar el efecto que las diferencias culturales podrían tener en el desempeño del proyecto. Para cubrir una perspectiva cultural más amplia y evitar algunas de las críticas que se derivan del uso de las medidas del índice cultural de Hofstede (1980) (Shenkar, 2001), desarrollamos un índice cultural utilizando las nueve dimensiones del estudio GLOBE (House, Hanges, Javidan, Dorfman y Gupta, 2004). Utilizando la formulación del índice de distancia cultural de Kogut y Singh (1988), desarrollamos un índice separado de los nueve índices GLOBE y la desviación a lo largo de cada uno de los índices (asertividad, colectivismo institucional, colectivismo en grupo, orientación futura, igualitarismo de género, orientación humana, etc. orientación al desempeño, distancia de potencia, evasión de incertidumbre). Corregimos las diferencias en la variación para cada dimensión y tomamos el promedio. Controlamos la diferencia cultural en una prueba SEM separada. Los resultados siguieron siendo los mismos y el ajuste del modelo siguió siendo aceptable. Región, industria y país. Debido a que la encuesta es compleja en términos de proyectos anidados dentro de diferentes países, así como líneas de negocio, también necesitábamos probar los efectos de agrupamiento como se ejemplifica en estructuras de datos jerárquicas. Dado que los proyectos que se realizaron en el mismo país o línea de negocio pueden estar correlacionados. Los errores estándar de las estimaciones de los parámetros pueden subestimarse utilizando un modelo de ecuación estructural agregada estándar, que requiere un modelo jerárquico (Satorra & amp Muthen, 1995).

Para probar estos efectos de agrupamiento, necesitamos analizar cómo los tamaños de los componentes de la varianza del país, la región y la línea de negocio influyen en el tamaño de sus correlaciones intraclase (Koch, 1983 Skinner, Holt y Smith, 1989). Esta medida tiene en cuenta el grado de similitud dentro del mismo grupo (es decir, línea de negocio, país y región). Cuanto mayor sea la correlación, es más probable que no podamos asumir la independencia de las observaciones. La distorsión causada por este agrupamiento generalmente se conoce como efecto de diseño. Probamos los efectos del diseño del país, la línea de negocio y la región sobre las variables dependientes utilizando una fórmula común para datos anidados en el modelado de ecuaciones estructurales: efecto del diseño = 1 + (c -1) [rho], donde c es el tamaño medio del conglomerado, yp es el ICC (Muthen y Satorra, 1995 Cochran, 2007 Skinner et al., 1989 Scott & amp Holt, 1982).

Los efectos de diseño aproximados de menos de 2 no dan como resultado proporciones de rechazo excesivamente exageradas al nivel del 5 por ciento. Como sugirieron Cheung y Au (2005) y Julian (2001), cuando estos efectos de correlación no son significativos, los modelos de ecuaciones estructurales convencionales presentan resultados generalmente razonables e insesgados. Nuestros análisis mostraron que los efectos del diseño no fueron significativos, excepto cuando el desempeño se agrupaba por región (ver Tabla 2). Por lo tanto, controlamos la región en una prueba SEM separada. Los resultados siguieron siendo los mismos y el ajuste del modelo aún era aceptable cuando incluimos la región como control.

Antes de probar nuestras hipótesis, evaluamos la confiabilidad y el ajuste de todas las variables clave mediante el análisis factorial confirmatorio (AFC) con estimación de máxima verosimilitud. Las variables clave incluyen el uso de conocimiento interno, el uso de conocimiento externo, incentivos basados ​​en resultados, incentivos basados ​​en procesos, conocimiento interno codificado, conocimiento externo codificado y desempeño del proyecto. Los resultados del CFA sugirieron que la estructura general de todas las variables clave se ajusta bien a los datos. Los estadísticos de ajuste fueron los siguientes: chi cuadrado de 812,94 con índice de ajuste comparativo de 303 grados de libertad (CFI), 0,91 de la raíz cuadrada del error de aproximación (RMSEA), 0,05. Todas las cargas factoriales también fueron significativas (p & lt .001).

Probamos nuestras hipótesis con modelos de ecuaciones estructurales (SEM) (Godfrey & amp Hill, 1995). A diferencia de las regresiones múltiples, SEM tiene la capacidad única de examinar simultáneamente una serie de relaciones de dependencia (es decir, donde una variable dependiente se convierte en una variable independiente en relaciones posteriores dentro del mismo análisis) (Shook, Ketchen, Hult y amp Kacmar, 2004). El modelo hipotético general se ajusta razonablemente bien a los datos [chi cuadrado] = 1167, grado de libertad = 362 CFI = .86 RMSEA = .05). Por lo tanto, usamos los resultados de este modelo para probar las hipótesis. La Figura 2 informó los resultados del modelado de ecuaciones estructurales.

Para probar la posibilidad de que los datos finales utilizables de nuestro proyecto difieran sistemáticamente de la población de proyectos de la que extrajimos nuestra muestra, realizamos una regresión logística prediciendo el uso de un proyecto en nuestro análisis utilizando variables observables utilizadas como controles en el estudio (proyecto tamaño, región y tipo de proyecto). La prueba de chi-cuadrado para la inclusión de todas las variables de control tiene un valor de p de 0,17, lo que indica que no tienen poder predictivo como grupo o individualmente. Una preocupación más seria es el sesgo de selección basado en los resultados de interés. Si la probabilidad de un proyecto incluido en nuestros modelos varía sistemáticamente con la variable dependiente (es decir, el desempeño), entonces las relaciones subyacentes que encontramos con la búsqueda de conocimiento a nivel del proyecto pueden estar impulsadas por un sesgo de selección. Para investigar esta posibilidad, analizamos todos los proyectos de la base de datos que tienen datos de rendimiento informados. Nuevamente, utilizando la regresión logística, evaluamos si nuestra muestra utilizable puede predecirse mediante la medida de desempeño. La prueba de chi-cuadrado para la inclusión de todos los niveles de desempeño como variables ficticias tiene un valor p de 0.13, lo que indica que no tienen poder predictivo como grupo o individualmente. Estas pruebas abordan preocupaciones obvias de respuesta y sesgo de datos faltantes.

El examen de las estimaciones de los parámetros estandarizados indica que las tres relaciones hipotetizadas son significativas en las direcciones predichas cuando se tienen en cuenta las variables de control (Ver Figura 2). La Tabla 4 informa la prueba de relaciones hipotéticas. El apoyo general al modelo revela que los incentivos basados ​​en resultados aumentan indirectamente el rendimiento del proyecto al hacer que los empleados amplíen su búsqueda a ubicaciones más distantes geográficamente. El modelo también respalda la idea de que, debido a la dificultad de la búsqueda de conocimientos geográficamente distantes, los empleados tienden a recurrir a conocimientos más codificados, lo que lleva a una disminución real en el desempeño del proyecto. Esto sugiere que la búsqueda de conocimiento geográficamente distante es valiosa para el desempeño siempre que ese conocimiento sea de naturaleza tácita.

Más específicamente, como se muestra en la Figura 2, los incentivos basados ​​en resultados están relacionados positivamente con la búsqueda de conocimiento geográficamente distante ([beta] = .23, p & lt.05), apoyando la Hipótesis 1. Al mismo tiempo, encontramos que los incentivos basados ​​en procesos no están significativamente relacionados con la búsqueda de conocimiento a distancia. Esto respalda nuestro argumento de que los comportamientos de búsqueda de conocimiento dentro de la MNE se pueden gestionar de forma proactiva a través de prácticas que recompensen a los empleados por los resultados de sus comportamientos de búsqueda en lugar de los comportamientos en sí mismos.

La Hipótesis 2 aboga principalmente por una relación positiva entre la búsqueda de conocimiento geográficamente distante y el desempeño del proyecto. El fundamento de esta relación surgió de la noción de que el conocimiento desarrollado en otros lugares dentro de la EMN puede proporcionar una comprensión más rica y compleja de los fenómenos relacionados con el proyecto que el conocimiento disponible localmente. Esta relación fue apoyada ([beta] = .10, p & lt.05). Este hallazgo es especialmente interesante porque muestra cómo los incentivos basados ​​en resultados motivan a los empleados a expandir geográficamente su búsqueda de soluciones a proyectos locales, lo que lleva a información e ideas que los ayudan a entregar mejor valor a sus clientes. No obstante, también encontramos que cuando los empleados aumentan la distancia geográfica de su búsqueda de conocimiento, es probable que el tipo de conocimiento al que recurran sea de naturaleza más codificable ([beta] = .33, p & lt.01). Cuando esto ocurre, se considera que el conocimiento codificado al que recurren disminuye el rendimiento del proyecto ([beta] = -.25, p & lt.05), lo que respalda la hipótesis 3. En esencia, la hipótesis 3 muestra que la naturaleza del conocimiento al que se accede influye en la capacidad de búsqueda de conocimiento a distancia para aumentar el rendimiento. Como resultado, si bien los incentivos basados ​​en resultados pueden alentar a los empleados a aumentar la búsqueda geográficamente distante, no necesariamente los influencia para buscar conocimiento tácito a este respecto. Si el conocimiento al que se accede es de naturaleza codificable, es posible que se pierda gran parte de los matices y la aplicabilidad del conocimiento distante. En consonancia con este hallazgo, se encuentra la siguiente declaración que hizo un empleado durante una de nuestras entrevistas: "Los contactos internos son clave para el impacto del proyecto. Por ejemplo, había leído todo este material excelente sobre un proyecto en particular y obtuve toda la información correcta al respecto y luego, una persona que conozco me llamó y me dijo: "[Jane] este proyecto fue un fracaso total y un desastre, no lo reproduzcas". Me sorprendió. Todo se veía bien desde el lado de los documentos y la publicidad, pero solo en la mente de las personas. sabían que no funcionó ".

IMPLICACIONES Y CONCLUSIÓN

Este estudio desarrolló y probó un modelo que muestra cómo los incentivos basados ​​en resultados dentro de una MNE influyen en los empleados para expandir los límites geográficos de sus actividades de búsqueda de conocimiento, lo que a su vez mejora el desempeño organizacional. Demostramos que aumentar el alcance geográfico de la búsqueda de conocimiento brinda a los empleados más oportunidades de encontrar información relevante sobre cómo resolver problemas locales. Si bien los proyectos en un país determinado son nuevos y únicos, el conocimiento extraído de otras partes de la empresa puede ser beneficioso para aumentar el conjunto de posibles soluciones aplicables al proyecto (Maister, 1993). Al expandir su búsqueda geográfica de conocimiento, es más probable que los empleados identifiquen piezas de información más valiosas y efectivas para sus proyectos que si su búsqueda continuara siendo local, o incluso dentro de la región.

Se demostró que los equipos de proyecto logran un desempeño superior si sus incentivos se basan en los resultados del proyecto en lugar de los procesos utilizados, debido a la capacidad superior de los primeros para motivar una búsqueda geográfica más amplia por parte de los empleados. No obstante, no se da el caso de que cualquier tipo de conocimiento geográficamente distante conduzca a un mejor desempeño. El valor único del conocimiento distante reside en sus características tácitas. La distancia geográfica permite la creación de un conocimiento más heterogéneo que proporciona información detallada y compleja sobre las relaciones causales y, a su vez, genera más opciones para resolver problemas. Sin embargo, este conocimiento puede ser difícil de comprender o combinar con el conocimiento existente.Por otro lado, si el conocimiento distante al que se accede es de naturaleza codificada, proporciona a los empleados atajos para su uso, pero al mismo tiempo, tiene un impacto perjudicial en su valor único para la resolución de problemas. De esta forma, este estudio arroja luz sobre los tipos de conocimientos que ayudan o dificultan los efectos de desempeño de estas actividades. Al desarrollar un marco teórico en torno a la gestión global del conocimiento, ampliamos la visión basada en el conocimiento de la empresa para comprender mejor los antecedentes y las consecuencias de la búsqueda de conocimiento geográficamente distante dentro de la MNE.

Al hacerlo, hemos realizado varias contribuciones a las visiones de la empresa basadas en el conocimiento. Primero, nuestros argumentos sugieren que no es la internalización del conocimiento per se lo que hace que el conocimiento sea un componente valioso de las EMN. Más bien, es la capacidad de los empleados individuales para desarrollar soluciones a los problemas locales (Nickerson & amp Zenger, 2004) basándose en conocimientos tácitos y geográficamente distantes. En este sentido, abordamos el llamado de Moran y Ghoshal (1999) para comprender las condiciones antecedentes para impulsar un enfoque más dinámico para la creación y captura de valor a través de las divisiones geográficas. En segundo lugar, al examinar los antecedentes y las consecuencias del conocimiento geográficamente distante, hemos descubierto un proceso generalizable mediante el cual las empresas multinacionales integran conocimientos heterogéneos y difíciles de trasladar a través de las fronteras para resolver problemas locales. Por lo tanto, hemos aumentado nuestra comprensión teórica de cómo las empresas pueden superar la distancia geográfica en su entorno laboral. Por ejemplo, a medida que el conocimiento de las personas en un lugar se integra con el conocimiento no superpuesto que se encuentra dentro de la empresa, se cierran las brechas operativas, lo que proporciona ideas nuevas e innovadoras.

Otra idea de esta investigación es que, para que el conocimiento a distancia se integre en primer lugar, los empleados deben estar incentivados para que lo hagan. Es decir, deben existir sistemas de incentivos que recompensen suficientemente a los empleados por asumir riesgos adicionales en sus proyectos. Como tales, los incentivos basados ​​en resultados sirven como un medio principal para poner "al alcance" aquellas "cosas y fuerzas" que son en última instancia de difícil acceso (Schumpeter, 1934 p. 14). De esta manera, el conocimiento que se busca no solo influye en el conocimiento que se utiliza, sino que también determina en gran medida hasta dónde están dispuestos a llegar los empleados para expandir el potencial de desempeño del proyecto. Específicamente, mostramos que los incentivos basados ​​en resultados son más apropiados que los basados ​​en procesos para impulsar la búsqueda de conocimiento a distancia en la que están involucrados conocimientos más tácitos, incompletos y diversos. Los resultados tienen implicaciones para las prácticas de gestión de recursos humanos de las empresas multinacionales. Los conocimientos geográficamente distantes y dispersos dan a las empresas multinacionales fuentes de ventaja competitiva, pero para lograr una ventaja competitiva, las empresas deben contar con los incentivos adecuados. Nuestra investigación muestra que una vez que los empleados son evaluados por resultado, y no están limitados por procedimientos y comportamientos preespecificados, tienen una mayor motivación para buscar más dentro de la empresa y ampliar su conjunto de conocimientos para una solución de proyecto más eficaz.

Nuestra investigación también ha examinado la búsqueda de conocimiento a nivel micro al considerar cómo los incentivos percibidos influyen en los comportamientos de búsqueda de conocimiento de un empleado y cómo estos comportamientos, a su vez, influyen en la capacidad del empleado para influir en el desempeño. Por ejemplo, los académicos han señalado la necesidad de una mayor comprensión de los micro fundamentos de las estrategias a nivel de empresa para comprender el papel que juegan los individuos en la creación e integración de conocimiento que conduce al desempeño de la empresa (p. Ej., Felin & amp Foss, 2005 Felin & amp Hesterly , 2007 Kang et al., 2007). Gran parte de esta discusión ha expresado su frustración con el estado de ausencia de individuos de gran parte de la literatura sobre estrategias; sin embargo, todavía existen pocos datos empíricos que muestren cómo los datos de nivel individual influyen en el desempeño de nivel superior. Estos datos son únicos en el sentido de que examinamos cómo se incentiva a las personas y cómo sus acciones conducen a un desempeño de mayor nivel (del proyecto).

Además, al examinar dos tipos principales de controles organizacionales utilizados para incentivar a los empleados, hemos intentado comprender los mecanismos que las organizaciones pueden utilizar para aumentar la búsqueda de conocimiento geográficamente distante dentro de sus organizaciones. Hasta la fecha, los académicos que defienden la visión de la empresa basada en el conocimiento han tratado típicamente la disposición de los empleados a buscar conocimiento como una "caja negra" teórica que es algo de lo que se ocupa la organización (cf., Foss & amp Pedersen, 2004). Sin embargo, no todas las organizaciones son igualmente eficaces en la búsqueda de conocimientos (p. Ej., Gupta & amp Govindarajan, 2001 Szulanski, 1996). La realización de la búsqueda real depende de la voluntad de los empleados de buscar ideas nuevas y valiosas fuera de su contexto local. Como resultado, los efectos positivos de la búsqueda de conocimiento solo pueden producirse si los empleados están dispuestos y son capaces de realizar estas búsquedas.

Finalmente, nos enfrentamos a la noción de que la distancia geográfica está muerta (Cairncross, 1997 Friedman, 2005). Si bien la tecnología puede aumentar la velocidad a la que se transfiere algún conocimiento, no es el tipo de conocimiento que es valioso para el desempeño de la empresa. De hecho, cuanto más recurran los empleados al conocimiento distante que está codificado, más dañarán su trabajo. Esto se debe en gran parte a las diferencias contextuales que presenta el conocimiento geográficamente distante. Como resultado, cuando un empleado recurre a conocimientos geográficamente distantes para ayudar con un proyecto local, la probabilidad de que el empleado pueda combinar e integrar eficazmente ese conocimiento con el suyo puede disminuir. Esto conduce a una ambigüedad causal que dificulta que los empleados sepan exactamente qué tiene el conocimiento buscado que lo hizo exitoso en primer lugar y qué podría hacerlo exitoso para sus propios proyectos (Jensen & amp Szulanski, 2004).

De hecho, debido a que el valor único del conocimiento geográficamente distante es de naturaleza tácita y, por definición, no puede transferirse fácilmente en forma de bases de datos, documentos, etc., la adopción de la tecnología de la información no significa un rendimiento igual de mejorado. Demostramos que si el conocimiento al que se accede desde fuentes distantes está codificado en la naturaleza, pierde la sutileza del contexto local y puede obstaculizar el desempeño del proyecto. Las implicaciones de nuestros resultados son que las empresas multinacionales tienen un valioso acervo de conocimientos que se distribuye geográficamente. La forma eficaz de acceder y utilizar el conocimiento distante dentro de la empresa no es solo acceder a los bancos de datos o documentos codificados, sino esforzarse realmente por comprender los matices y las sutilezas del conocimiento distante a través de las interacciones personales, el aprendizaje práctico y la creación de redes continuamente. No hay atajos para hacer que el conocimiento distante sea valioso para ofrecer un rendimiento superior.

Nuestra investigación sugiere varias direcciones nuevas para el trabajo futuro. Para empezar, nuestro enfoque en este documento fue el conocimiento interno de las EMN. Los académicos son conscientes, sin embargo, de que el conocimiento tanto dentro como fuera de los límites de la empresa puede ser valioso para el desempeño de las EMN (Bartnett & amp Ghoshal, 1989 Prahalad & amp Doz, 1999). Si bien reconocemos el papel del conocimiento externo controlando su efecto en nuestro análisis, es importante que la investigación futura dé un paso más e investigue cómo las empresas multinacionales obtienen y utilizan de manera efectiva el conocimiento externo. Se puede esperar que el conocimiento externo sea más difícil de identificar e integrar que el conocimiento interno que reside dentro de fronteras definidas. Dado que el conocimiento externo puede residir virtualmente en cualquier lugar, identificar el conocimiento externo apropiado puede de hecho ser una empresa mucho más difícil y arriesgada que tratar con el conocimiento interno. Sería útil conocer, por tanto, cómo funcionan los incentivos a los empleados para motivarlos a buscar este tipo de conocimientos. Las interacciones entre la búsqueda de conocimiento externo e interno también quedan por investigar.


Datos curiosos sobre Portugal

Ahora que cubrimos los conceptos básicos, dejemos que & rsquos continúe con algunos datos divertidos sobre Portugal.

Lisboa es el hogar del único espejo público del mundo y rsquos

¿A veces te resulta tan difícil atarte la corbata? Este espejo te ayudará. Lo puedes encontrar en la plaza D. Pedro IV, también llamada plaza Rossio porque está en el corazón del barrio de Rossio.

Cuando su corbata no esté anudada correctamente, el espejo incluso le dará un mensaje para & ldquoCorregir su nudo de corbata & rsquos & rdquo.

Asegúrese de pasar por esta plaza antes de dirigirse a esa fiesta elegante. & # 128527

La tortilla más grande del mundo y rsquos se hizo en Portugal

En 2012, 55 personas trabajaron durante más de 6 horas para hacer esta gigantesca tortilla.

Se utilizaron más de 145.000 huevos.

La tortilla pesaba más de 6.466 kilogramos y se hizo en Santar & eacutem durante la Fiesta del Inmigrante.

La primera tirolina transfronteriza va de España a Portugal

¿Te apetece cruzar la frontera de forma original? Esta tirolesa puede ser lo que buscas. Se llama Limitzero y se puede encontrar en El Algarve.

Cruzarás el río Guadiana, saldrás de España y llegarás a Portugal.

Aún mejor, una vez que llegue a Portugal, habrá ganado una hora, una especie de experiencia de viaje en el tiempo & # 128512

La tirolesa recorre una distancia de 720 metros y puedes alcanzar velocidades entre 70-80 km por hora.

El Museu dos Fosforos tiene la colección más grande de diseños de cajas de cerillas en exhibición en el mundo

No hablamos de los populares juguetes de coche, sino de las cajas que se utilizaban para vender fósforos. (¿Sabías que la marca de coches de juguete se decidió por el nombre de caja de cerillas porque su empaque original era muy similar a estas cajas?)

La colección muestra más de 43.000 cajas de fósforos repartidas en 7 salas y se pueden encontrar otras 16.000 cubiertas de cajas de fósforos reunidas en decenas de libros.

Puedes encontrar el museo en Tomar.


Métodos

Colecciones de campo

Adulto Aedes aegypti Las hembras se recolectaron utilizando las trampas adhesivas desarrolladas por el Instituto de Salud Ambiental, la Agencia Nacional del Medio Ambiente de Singapur (EHI, NEA), conocidas como Gravitrampas: trampas cilíndricas simples llenas de infusión de heno con una superficie interna pegajosa que capturan preferentemente a las hembras grávidas en la búsqueda. de sitios de oviposición adecuados [25]. Las Gravitrampas se han desplegado en urbanizaciones de viviendas públicas de toda la isla desde 2017 como parte del programa de vigilancia de vectores. Para el estudio actual, elegimos dos urbanizaciones de viviendas públicas: Tampines (área de muestreo de 30 acres en el parche 1, 10 acres en el parche 2) y Yishun (área de muestreo de 46 acres) que están separados por 14 km (Fig. 1a, b). Cada unidad en los bloques de apartamentos de gran altura tiene ventanas abiertas y entrada desde un pasillo al aire libre adecuado para el movimiento de los mosquitos. No hay conductos de calefacción o refrigeración entre los bloques de apartamentos y los pisos que puedan servir como pasillos de movimiento para los mosquitos. Las Gravitrampas se colocaron para muestreo vertical en cada bloque: nivel del suelo (1º al 2º piso), nivel medio (4º al 5º piso) y nivel alto (9º piso en adelante). En ambos sitios, la mediana del número de trampas por bloque por semana fue de 6 (media = 6,4-6,7). Los revestimientos adhesivos de cada Gravitrap fueron recolectados por el equipo de vigilancia entomológica una vez a la semana. Todos los mosquitos adultos se identificaron hasta el nivel de especie / género utilizando las claves taxonómicas. Mosquitos identificados como Ae. aegypti se transfirieron a tubos de 2 mL según su fecha de recolección, bloque residencial y piso y se almacenaron en etanol 100% a 4 ° C hasta su posterior procesamiento.

Extracción, secuenciación y genotipado de ADN de mosquitos individuales

El ADN genómico total se extrajo de mosquitos individuales utilizando el kit de extracción de ADN Dneasy Blood and Tissue (Qiagen, Hilden, Alemania) de acuerdo con las instrucciones del fabricante. Los mosquitos individuales se homogeneizaron manualmente en 180 μl de tampón ATL utilizando morteros de plástico estériles y la digestión con proteinasa (con 20 μl de proteinasa K) se llevó a cabo durante la noche. El ADN se cuantificó utilizando el kit de ADN de alta sensibilidad Qubit (Thermo Fisher Scientific, Waltham, MA, EE. UU.), Y solo las muestras que produjeron una concentración de ADN de al menos 4 ng / μL se incluyeron en las bibliotecas RADseq. Se generaron datos de secuencia de representación de genoma reducido para cada individuo utilizando el enfoque de secuenciación RAD de doble digestión de Peterson et al. [26], con el protocolo de preparación de bibliotecas y procesamiento de muestras como se describe en Rašić et al. [27]. Las bibliotecas ddRAD-seq se secuenciaron en la plataforma Illumina HiSeq4000. Los datos de secuenciación fueron demultiplexados [59] y procesados ​​(recortados a 90 pb y filtrados por calidad) usando el script / pipeline bash de Rašić et al. [27]. Los porcentajes de lecturas sin procesar que superaron el umbral de filtrado de calidad (puntuación phred ≥ 20) fueron altos para todos los individuos (96,52-98,29%), lo que sugiere que no hay una degradación sustancial del ADN [60]. Las lecturas de alta calidad se alinearon con la versión AaegL5 del Ae. aegypti ensamblaje del genoma [61] usando Bowtie [62]. Las lecturas de alta calidad mapeadas sin ambigüedades se convirtieron al formato bam y se procesaron en SAMtools [63] para generar archivos bam ordenados que se utilizaron para producir archivos VCF y de probabilidad de genotipo utilizando el método de llamada de variantes de SAMtools implementado en ANGSD [64]. El conjunto de datos final incluyó 107 mosquitos de Tampines y 108 de Yishun que tenían & lt 30% de datos faltantes en 83,255 y 69,051 sitios variables (SNP) para los conjuntos de datos de Tampines y Yishun, respectivamente.

Inferencia de relación familiar (estimación de parentesco)

Las relaciones entre individuos se determinaron utilizando el enfoque desarrollado recientemente por Waples et al. [28] implementado en el programa NGSRelate [29]. Este método muestra una precisión y una precisión mejoradas en comparación con los enfoques relacionados, dado que (a) no requiere estimaciones de frecuencia de alelos de la población en su lugar, el marco calcula el espectro de frecuencia de sitio bidimensional para cada par de individuos, y (b) se aplica directamente a los datos de secuenciación (a través de las probabilidades de genotipo) en lugar de a los denominados genotipos, lo que es particularmente adecuado para los datos de secuenciación de menor profundidad adquiridos en experimentos RAD-seq [28]. Como la mayoría de los otros métodos de inferencia de parentesco, puede estar sesgado hacia arriba o hacia abajo para diferentes violaciones de los supuestos subyacentes (consanguinidad, estructura de la población o mezcla) [28]. De manera análoga al método KING-robusto [65], se espera que este método generalmente tenga un sesgo negativo para los pares de individuos que tienen diferentes ascendencias, pero también es bastante robusto para separar a los parientes cercanos con ascendencia similar de los individuos no relacionados en la estructura de la población [30 , 31].

Para los análisis espaciales, consideramos a los parientes cercanos como pares con una categoría inferida de parientes de primer, segundo o tercer grado. Las categorías de parentesco se determinaron sobre la base de la combinación de tres estadísticas (R0, R1 y parentesco robusto KING), lo que permite la distinción entre la relación padre-hijo y la relación entre hermanos dentro de la categoría de parientes de primer grado [28]. Los parientes de segundo grado incluyen pares de medio hermanos, abuelos y abuelos-nietos que no se pueden distinguir genéticamente, pero la categoría de abuelos-nietos es la menos probable en nuestro esquema de muestreo (colección de hembras grávidas, ≥ 80% recolectadas en 1 semana y & gt 93% recolectado durante 2 semanas en cada sitio). Además, podemos suponer que los medios hermanos son paternos (es decir, las medias hermanas comparten un padre, no una madre) dado que Ae. aegypti las hembras rara vez se aparean más de una vez [66, 67]. Suponemos que los parientes de tercer grado son primos hermanos, dado que una categoría como bisabuelos / tataranietos es poco probable en nuestro esquema de muestreo.

Distancia genética y geográfica entre individuos

Usamos diferentes distancias genéticas basadas en individuos entre individuos dentro de cada área (Yishun o Tampines). La distancia genética basada en PCA se estimó realizando primero el análisis de componentes principales (PCA) a partir de los datos del genotipo en el paquete R "adegenet" [68] y luego creando una matriz de distancia a partir de la distancia euclidiana entre el número máximo de ejes de PC. La distancia genética PCA no asume ningún proceso microevolutivo particular, y exhibe una relación lineal con la distancia geográfica euclidiana, mostrando la mayor precisión de selección del modelo en los estudios genéticos del paisaje, especialmente cuando las tasas de dispersión son altas en el área examinada [37]. También estimamos la distancia genética de Rousset a [36] y coeficiente de parentesco de Loiselle [38] en el programa SPAGeDI [69].

La distancia espacial (geográfica) por pares entre mosquitos se calculó como la distancia en línea recta más corta (euclidiana) en tres dimensiones, según la X/Y (largo / lat) y Z (altura) coordenadas de su punto de recolección, aquí llamado distancia euclidiana 3D, que representa una distancia geográfica lineal en metros (m). El logaritmo natural (ln) de esta distancia se utilizó en los análisis en los que el método de Rousset a o se aplicó el coeficiente de parentesco de Loiselle (ver más abajo), dado que ambos coeficientes genéticos exhiben una relación lineal aproximada con la distancia ln-geográfica [69].

Estimación de las características de dispersión de mosquitos

Estimación del kernel de dispersión a partir de datos de parientes cercanos

En nuestro esquema de muestreo, las hembras adultas fueron capturadas después de aterrizar en un sitio de oviposición letal (Gravitrap), y asumimos que esto es el resultado de su vuelo activo (y no pasivo, movimiento asistido por humanos). Consideramos parejas de hembras atrapadas en diferentes trampas (distancia de separación distinta de cero) que podrían asignarse genéticamente a una de las siguientes categorías de parentesco: padre-descendencia (correos), hermanos completos (fs), Familiares de segundo grado (2do) (medios hermanos, hs de tío, AV abuelo-nieto, Vamos), Familiares de tercer grado (Tercero) (primos hermanos, fc) y parientes no cercanos. Cada categoría de parientes cercanos contiene información sobre el número de posibles eventos de dispersión efectivos. Por ejemplo, un par de hermanos completos (fs) podrían haberse originado en el mismo sitio de reproducción desde el cual cada hermano se trasladó a una trampa gravitatoria (dos eventos), o podrían haberse originado en diferentes sitios de reproducción (tres eventos, incluida la omisión de oviposición de la madre). Por lo tanto, el número correspondiente de posibles eventos de dispersión, para cada caso, se puede calcular como el número de dichos criaderos (norte) mas uno (norte + 1). Con base en esto, construimos los conjuntos con elementos que representan el número de posibles eventos de dispersión para cada caso como <nortemin + 1. nortemax + 1>. Para el fs categoría, este conjunto es FS = <2, 3>. En el caso de un padre-hijo (correos) par, el número mínimo y máximo de criaderos es nortemin = nortemax = 1, dando un conjunto de PO = <2>. Para la categoría de parentesco de parientes de segundo grado, tenemos los siguientes subconjuntos: medios hermanos HS = <2, 3, 4, 5>, avuncular AV = <3, 4> y abuelo-nieto descendiente GO = <2, 3> . Construimos el conjunto completo para parientes de segundo grado como la unión de estos tres subconjuntos (que contienen elementos únicos): 2ND = HS ∪ AV ∪ GO = <2, 3, 4, 5>. En el caso de familiares de tercer grado (primos hermanos fc), el número mínimo de criaderos contribuyentes es nortemin = 1 (los primos hermanos y sus madres proceden todos del mismo lugar de reproducción), mientras que el máximo es nortemax = 4 (los primos hermanos y sus madres provienen cada uno de un lugar de reproducción único). Por lo tanto, para la categoría de parientes de tercer grado, podemos construir un conjunto como 3RD = FC = <2, 3, 4, 5>.

Luego creamos un conjunto de posibles distancias de dispersión efectivas para cada par de parientes cercanos detectado en función de su distancia y categoría de parentesco asignada. Este conjunto de distancias contiene el mismo número de elementos que el conjunto correspondiente de posibles eventos de dispersión efectiva (descrito anteriormente), y sus valores se obtienen dividiendo la distancia espacial detectada entre un par (D) con el elemento de conjunto correspondiente. Por ejemplo, si un par recopilado AB, separado por distancia DAB, cae en la categoría de parientes de tercer grado, entonces un conjunto de posibles distancias de dispersión efectivas para este par sería DTercero,AB = <DAB/2, DAB/3, DAB/4, DAB/ 5>. Para un par de hermanos completos BC separados por distancia espacial Dantes de Cristo, el conjunto de posibles distancias efectivas de dispersión será Dfs, BC = <Dantes de Cristo/2, Dantes de Cristo/3>.

Al combinar los valores de todos los conjuntos por pares de posibles distancias de dispersión efectivas en un conjunto de datos, caracterizamos la distribución resultante de posibles distancias de dispersión efectivas. Este conjunto de datos se utilizó para generar una función de densidad de probabilidad (pdf) de distancia de dispersión efectiva (es decir, kernel de distancia de dispersión efectiva) ajustando diferentes funciones (exponencial, Weibull, log-normal) usando el paquete R "fitdistrplus" [33] que incorpora estimación de máxima verosimilitud y bootstrapping paramétrico para generar medianas y Percentiles 2,5 y 97,5 de cada parámetro de distribución. Para determinar el "mejor ajuste" de las distribuciones probadas, evaluamos los gráficos de QQ y calculamos las estadísticas de bondad de ajuste con una prueba aproximada de Kolmogorov-Smirnov, el criterio de información de Akaike (AIC) y el criterio de información bayesiano (BIC) [33]. .

Para estimar un pdf para los individuos espaciados al azar en el área muestreada (distribución nula), simulamos 100 conjuntos de datos donde los pares tenían una categoría de parentesco asignada al azar y una distancia muestreada al azar de las distancias registradas entre parientes no cercanos. El número de pares simulados en cada categoría de parentesco coincidió con el número de pares observados en el conjunto de datos empíricos. Luego aplicamos el procedimiento analítico descrito anteriormente en todos los conjuntos de datos simulados y comparamos las distribuciones simuladas (aleatorias) y empíricas en el paquete R “sm” [70] usando la prueba de permutación de igualdad de dos densidades de distribución.

Análisis de aislamiento por distancia (IBD) y estimación de la dispersión del grano de dispersión

El análisis de EII se puede utilizar incluso cuando se capturan pocos o ningún pariente cercano. De hecho, los individuos altamente relacionados deben ser eliminados del análisis de EII para que refleje los procesos poblacionales a largo plazo [71], y creamos una submuestra para cada área eliminando individuos identificados como parientes cercanos, dejando 63 y 85 individuos. en la submuestra de Tampines y Yishun, respectivamente. La importancia de la EII se probó por separado en Tampines y Yishun utilizando la prueba de correlación de Mantel con 1000 permutaciones, como se implementó en el paquete R "ecodist" [72].

La EII se ilustra mejor mediante la regresión de distancias genéticas por pares sobre distancias geográficas entre individuos [34]. La pendiente de esta regresión lineal y la densidad efectiva se pueden utilizar para estimar la desviación estándar del kernel de dispersión (σ) que también se conoce como el spread del kernel de dispersión [50]. El margen de dispersión del grano se puede calcular como σ = √ (1 / 4πDb), donde B es la pendiente de la regresión lineal y D es la densidad efectiva de individuos reproductores.

La pendiente de la relación lineal se estimó utilizando la función lm () en R (R Core Team) para tres conjuntos diferentes de matrices genéticas y geográficas. El primer conjunto incluyó una matriz de distancias genéticas basadas en PCA contra la matriz de distancias geográficas lineales. Una matriz de Rousset a o el coeficiente de parentesco de Loiselle se probó contra la matriz de distancias geográficas transformadas en ln, dado que se espera que ambos estimadores genéticos varíen aproximadamente de forma lineal con el logaritmo natural de la distancia [37].

La densidad efectiva D Se define como nortemi/ área de estudio, donde nortemi es el tamaño efectivo de la población. Estimamos nortemi utilizando dos métodos genéticos basados ​​en una sola muestra. El primer método es nortemi Estimación de Waples y Waples [39], basada en el "análisis de parentesco sin padres" (método 1, PWoP) que utiliza la frecuencia de hermanos completos y medios hermanos en una muestra de población para reconstruir el número de padres que contribuyeron a tal muestra. La mediana y el intervalo de confianza del 95% se calcularon utilizando 100 nuevas muestras con un reemplazo aleatorio de un individuo. El segundo método representa nortemi estimación de Waples e England [40] que se basa en los datos de desequilibrio de ligamiento (método 2, LDNmi), con el intervalo de confianza del 95% calculado utilizando el procedimiento de jackknifing sobre loci implementado en el programa nortemi estimador v.2.1 [73]. Finalmente, la densidad efectiva se estimó utilizando los datos de la encuesta entomológica del sistema de trampa centinela Gravitrap en las áreas de estudio para el período comprendido entre enero de 2018 y mayo de 2018 (método 3, Gravitrap). Durante esos meses, el sistema de vigilancia contenía un mínimo de 1357 trampas distribuidas en un área de 45 acres en Tampines y un mínimo de 1048 trampas en un área de 65 acres en Yishun. Un promedio de 441 hembras adultas (rango 391–760) fueron capturadas por mes en Tampines y 280 (rango 202–404) en Yishun (Archivo adicional 1: Tabla S7). El número promedio de hembras reproductoras por metro cuadrado se multiplicó por 2 para obtener el número efectivo de individuos reproductores por unidad de área, ya que suponemos una proporción de sexos de 1: 1 en un Ae. aegypti población [74]. Para Tampines, consideramos el parche 1 (área de muestreo más grande) como una muestra de población más representativa para los cálculos de nortemi y densidad que el parche 2 más pequeño (Fig. 1a).

Análisis de autocorrelación espacial

Para calcular la curva de correlograma para cada sitio de muestreo, usamos la distancia genética PCA entre todos los mosquitos genotipados en un sitio, y la agrupación espacial dentro de las clases de distancia que se incrementaron gradualmente en 50 m. El análisis se realizó en GenAlEx v.6.501 [75]. El coeficiente de autocorrelación bajo la hipótesis nula de ninguna estructura espacial se generó mediante el procedimiento de permutación que baraja todos los individuos entre las ubicaciones geográficas dentro de un sitio 1000 veces y genera un IC del 95% con los valores permutados clasificados 25 y 975. El IC del 95% para el coeficiente de autocorrelación observado para cada clase de distancia se obtuvo a partir de 1000 sorteos aleatorios de individuos con reemplazo.


RESULTADOS

Comparación de clasificación, diversidad y composición de la comunidad entre las comunidades bacterianas FL y PA

En todas las comunidades bacterianas FL y PA en las muestras de agua recolectadas de los 13 sitios de muestreo, se obtuvieron 62 686 secuencias de calidad, con una longitud de lectura de 406 ± 76 pb. La riqueza total de OTU fue 6007 con un límite del 97% para todas las muestras enrarecidas (hasta el número mínimo de secuencias, 2411). Tres OTU consistieron en más de 1000 secuencias (el máximo fue 3782). El clasificador RDP identificó 37 phyla (subphyla). El phyla / subphyla dominante incluido Actinobacterias (24.78 ± 6.34%), Betaproteobacterias (21,79 ± 9,76%) y Alfaproteobacterias (20,20 ± 6,60%) para la comunidad bacteriana FL, y Actinobacterias (29.81 ± 5.36%), Betaproteobacterias (17,85 ± 7,92%) y Alfaproteobacterias (14,40 ± 3,85%) para la comunidad bacteriana de AP (Fig. S2, Información de apoyo). Se observaron diferencias notables en la composición de la comunidad bacteriana FL y PA derivada de cada sitio de muestreo (Fig. S3, Tabla de información de apoyo S2, Información de apoyo).

Las diversidades alfa de las comunidades bacterianas FL y PA se compararon en función de los índices de diversidad de Chao y diversidad filogenética (PD). Encontramos que las comunidades bacterianas de AP tenían una diversidad alfa significativamente mayor que las de las comunidades bacterianas de FL (Fig.1a yb) (PAG & lt 0,05). Además, la comunidad bacteriana PA exhibió una mayor riqueza en OTU que la comunidad bacteriana FL para cada filo excepto Betaproteobacterias, Alfaproteobacterias y Candidatus_Sacharibacteria (Fig. S4a, Información complementaria). Grupos bacterianos afiliados a Bacteroidetes (PAG & lt 0.05), Planctomicetos (PAG & lt 0.01), Firmicutes (PAG & lt 0.05) y Deltaproteobacteria (PAG & lt 0.05) muestran una riqueza de OTU significativamente mayor en la comunidad bacteriana PA que en la comunidad bacteriana FL (Fig. S4a, Información de apoyo). Para la abundancia relativa promedio, hubo porcentajes significativamente más altos de bacterias afiliadas con Alfaproteobacterias (PAG & lt 0.01), Gammaproteobacteria (PAG & lt 0.05) y Candidatus_Sacharibacteria (PAG & lt 0.05) en la comunidad bacteriana FL que en la comunidad bacteriana AP, sin embargo, se observó lo contrario para Actinobacterias (PAG & lt 0.05), Bacteroidetes (PAG & lt 0.05), Planctomicetos (PAG & lt 0.05), Firmicutes (PAG & lt 0.05) y Deltaproteobacteria (PAG & lt 0.05) (Fig. S4b, Información complementaria).

Comparación de la diversidad alfa entre las comunidades bacterianas FL y PA. (a) Chao diversidad (B) PD. Cada cuadro indica el tercer y primer cuartil del rango de valores de diversidad para el límite superior e inferior, respectivamente, y la línea negra dentro de cada cuadro representa el valor mediano. Los extremos de los bigotes marcan valores de diversidad dentro de 1,5 veces el rango intercuartil. Los valores atípicos, definidos como muestras con valores de diversidad menores o mayores que 1,5 veces el rango intercuartílico, se muestran como círculos sólidos.

Comparación de la diversidad alfa entre las comunidades bacterianas FL y PA. (a) Chao diversidad (B) PD. Cada cuadro indica el tercer y primer cuartil del rango de valores de diversidad para el límite superior e inferior, respectivamente, y la línea negra dentro de cada cuadro representa el valor mediano. Los extremos de los bigotes marcan valores de diversidad dentro de 1,5 veces el rango intercuartil. Los valores atípicos, definidos como muestras con valores de diversidad menores o mayores que 1,5 veces el rango intercuartílico, se muestran como círculos sólidos.

En el análisis del total de 6007 OTU en todas las comunidades bacterianas, la mayoría de las OTU se detectaron únicamente en las comunidades bacterianas de AP (41,6% del total de OTU) o FL (21,0% del total de OTU). El porcentaje de OTU compartidas fue del 37,4% (Tabla S3, Información de apoyo). En el análisis de las OTU en cada filo específico, el número de OTU específicas de la comunidad bacteriana de AP fue mayor en comparación con la comunidad bacteriana de FL, excepto por Alfaproteobacterias y Candidatus_Saccharibacteria (Tabla S3, Información complementaria).

La distancia UniFrac basada en filogenia se utilizó para investigar las diferencias en la composición de la comunidad de los grupos bacterianos FL y PA. La distancia promedio de UniFrac para el grupo bacteriano PA fue de 0,72 ± 0,06, significativamente mayor que la del grupo bacteriano FL (0,68 ± 0,04) (Fig.2a) (PAG & lt 0,001). La distancia Unifrac entre las muestras FL y PA de cada muestra también se muestra en la Fig. 2a. La distancia UniFrac entre las comunidades bacterianas FL y PA osciló entre 0,63 y 0,80 para los 13 sitios de muestreo diferentes. La composición de la comunidad del grupo bacteriano PA fue significativamente diferente de la del grupo bacteriano FL (ANOSIM: R = 0.2425, PAG & lt 0,001) (figura 2b).

Comparaciones de la estructura y el grado de variación entre las comunidades bacterianas FL y PA basadas en la distancia UniFrac no ponderada. (a) La variación de la distancia Unifrac entre comunidades bacterianas dentro de los grupos bacterianos FL o PA y la distancia Unifrac entre FL y PA dentro de cada muestra. (B) Gráficas NMDS de comunidades bacterianas basadas en la distancia UniFrac no ponderada. Para (a), cada casilla indica el tercer y primer cuartil del rango de valores de diversidad para el límite superior e inferior, respectivamente, y la línea negra dentro de cada casilla representa el valor mediano. Los extremos de los bigotes marcan valores de diversidad dentro de 1,5 veces el rango intercuartil. Los valores atípicos, definidos como muestras con valores de diversidad menores o mayores que 1,5 veces el rango intercuartílico, se muestran como círculos sólidos. Para (b), los triángulos rojos representan las comunidades bacterianas FL y los triángulos azules representan las comunidades bacterianas AP.

Comparaciones de la estructura y el grado de variación entre las comunidades bacterianas FL y PA basadas en la distancia UniFrac no ponderada. (a) La variación de la distancia Unifrac entre comunidades bacterianas dentro de los grupos bacterianos FL o PA y la distancia Unifrac entre FL y PA dentro de cada muestra. (B) Gráficas NMDS de comunidades bacterianas basadas en la distancia UniFrac no ponderada. Para (a), cada casilla indica el tercer y primer cuartil del rango de valores de diversidad para el límite superior e inferior, respectivamente, y la línea negra dentro de cada casilla representa el valor mediano. Los extremos de los bigotes marcan valores de diversidad dentro de 1,5 veces el rango intercuartil. Los valores atípicos, definidos como muestras con valores de diversidad menores o mayores que 1,5 veces el rango intercuartílico, se muestran como círculos sólidos. Para (b), los triángulos rojos representan las comunidades bacterianas FL y los triángulos azules representan las comunidades bacterianas AP.

Vinculación de factores ambientales y espaciales con la composición de la comunidad bacteriana

Se exploraron los efectos de la distancia geográfica y las variables ambientales sobre la variación de la composición de la comunidad bacteriana. Los resultados mostraron que la distancia euclidiana de los factores ambientales exhibió correlaciones más fuertes con las disimilitudes bacterianas FL y PA que la distancia geográfica, que podría ser observada por los valores de R más altos (Fig. 3a yb). Los factores ambientales mostraron una correlación más fuerte con la comunidad bacteriana FL que con el ensamblaje de AP (Fig. 3a yb). Sin embargo, la distancia geográfica mostró una correlación más fuerte con las diferencias de la comunidad bacteriana AP (Fig. 3c yd).

Relaciones entre la comunidad bacteriana (basada en la distancia de Bray-Curtis calculada a partir de la tabla OTU), la distancia geográfica y la disimilitud ambiental. (a) y (C) para la comunidad bacteriana FL (B) y (D) para la comunidad bacteriana de AP.

Relaciones entre la comunidad bacteriana (basada en la distancia de Bray-Curtis calculada a partir de la tabla OTU), la distancia geográfica y la disimilitud ambiental. (a) y (C) para la comunidad bacteriana FL (B) y (D) para la comunidad bacteriana de AP.

Se utilizó la prueba de Mantel parcial para determinar la correlación entre la comunidad bacteriana y disuelta (incluyendo TDN, NO2 - -N, NO3 - -N, NH4 + -N, DIN, TDP y pH) y factores ambientales particulados (incluidos TSS, nitrógeno particulado (PN) y PP). En la Tabla 1, los resultados mostraron que las comunidades bacterianas FL y PA tenían correlaciones significativas con los factores ambientales disueltos (R = 0.6562, PAG & lt 0.01 para FL R = 0.6173, PAG & lt 0,001 para PA Tabla 1). Sin embargo, los factores ambientales de partículas se correlacionaron solo ligeramente de manera significativa con la comunidad bacteriana de AP (R = 0.3651, PAG & lt 0,05).

Pruebas parciales de Mantel para la correlación entre comunidades bacterianas (basadas en la distancia de Bray-Curtis calculada a partir de la tabla OTU) y la distancia euclidiana de los factores ambientales (distancia ambiental disuelta y distancia ambiental de partículas) utilizando la rho de Spearman para las comunidades bacterianas FL y PA.

. FL. PA.
Factores ambientales disueltos: TDN, NO2 - -N, NO3 - -N, NH4 + -N, DIN, TDP, pH 0.6562** 0.6173***
Factores ambientales de partículas: TSS, PN, PP 0.0192 0.3651*
. FL. PA.
Factores ambientales disueltos: TDN, NO2 - -N, NO3 - -N, NH4 + -N, DIN, TDP, pH 0.6562** 0.6173***
Factores ambientales de partículas: TSS, PN, PP 0.0192 0.3651*

TN, nitrógeno total TDN, nitrógeno total disuelto NO2 - -N, nitrógeno nitrito NO3 - -N, nitrógeno nitrato NH4 + -N, nitrógeno amoniacal DIN, nitrógeno inorgánico disuelto TP, fósforo total TDP, fósforo total disuelto PP, fósforo particulado.

Pruebas parciales de Mantel para la correlación entre comunidades bacterianas (basadas en la distancia de Bray-Curtis calculada a partir de la tabla OTU) y la distancia euclidiana de los factores ambientales (distancia ambiental disuelta y distancia ambiental de partículas) utilizando la rho de Spearman para las comunidades bacterianas FL y PA.

. FL. PA.
Factores ambientales disueltos: TDN, NO2 - -N, NO3 - -N, NH4 + -N, DIN, TDP, pH 0.6562** 0.6173***
Factores ambientales de partículas: TSS, PN, PP 0.0192 0.3651*
. FL. PA.
Factores ambientales disueltos: TDN, NO2 - -N, NO3 - -N, NH4 + -N, DIN, TDP, pH 0.6562** 0.6173***
Factores ambientales de partículas: TSS, PN, PP 0.0192 0.3651*

TN, nitrógeno total TDN, nitrógeno total disuelto NO2 - -N, nitrógeno nitrito NO3 - -N, nitrógeno nitrato NH4 + -N, nitrógeno amoniacal DIN, nitrógeno inorgánico disuelto TP, fósforo total TDP, fósforo total disuelto PP, fósforo particulado.

Para explorar los posibles efectos de los factores ambientales en los principales taxones de las comunidades bacterianas FL y PA, se calcularon los coeficientes de correlación de Pearson (Fig. S5, Información de apoyo). Para la comunidad bacteriana FL, la abundancia relativa de Actinobacterias se correlacionó positivamente con la NP. Sin embargo, la abundancia relativa de Actinobacterias se correlacionó negativamente con TDN, nitrógeno nitrito (NO2 - -N), nitrógeno nitrato (NO3 - -N), nitrógeno amoniacal (NH4 + -N) y nitrógeno inorgánico disuelto (DIN) para la comunidad bacteriana PA. Además, para la comunidad bacteriana FL, la abundancia relativa de Alfaproteobacterias se correlacionó negativamente con TN, TDN, nitrito (NO2 - -N), nitrato (NO3 - -N), nitrógeno inorgánico disuelto (DIN) y fósforo particulado (PP), mientras que Alfaproteobacterias del grupo de bacterias PA mostró sólo una correlación significativa con PP (Fig. S5a, Información de apoyo). Además, investigamos la relación entre los factores ambientales y la abundancia relativa de clase, orden y grupos familiares de las comunidades bacterianas FL y PA (Fig. S5, Información de apoyo), se observaron diferencias notables entre los grupos bacterianos FL y PA.

Los procesos de montaje de las comunidades bacterianas FL y PA

Para comparar los procesos de ensamblaje de las comunidades bacterianas FL y PA, calculamos la distancia de taxón más cercana media de cada muestra (MNTD) y la distancia de taxón más cercana media entre un par de muestras dado (betaMNTD). El MNTD calculado del grupo bacteriano PA fue significativamente mayor que el del grupo bacteriano FL (PAG & lt 0,001) (figura 4a). Todos los tamaños de efecto estandarizado de los valores obtenidos de MNTD (ses.MNTD) fueron significativamente negativos, mostrando que las comunidades bacterianas tendían a estar más agrupadas filogenéticamente de lo que cabría esperar al azar (Fig. 4b). Además, la ses.MNTD del grupo bacteriano PA fue significativamente mayor que la del grupo bacteriano FL (P & lt 0,001) (figura 4b). El NMDS basado en las mediciones de betaMNTD mostró que las muestras estaban segregadas filogenéticamente entre las comunidades bacterianas FL y PA (Fig. S6, Información complementaria).

MNTD calculado (a) y los tamaños de efecto estandarizado de MNTD (ses.MNTD) (B) de las comunidades bacterianas FL y PA.

MNTD calculado (a) y los tamaños de efecto estandarizado de MNTD (ses.MNTD) (B) de las comunidades bacterianas FL y PA.

Se realizaron pruebas de Mantel y pruebas de Mantel parciales para investigar la correlación entre la distancia filogenética (ses.betaMNTD, UniFrac, betaMNTD) y las distancias explicativas (distancia geográfica y ambiental) de las comunidades bacterianas FL y PA. Como se muestra en la Tabla 2, ses.betaMNTD se correlacionó significativamente con la distancia ambiental para la comunidad bacteriana de AP (P & lt 0.05), mientras que no fue significativo para la comunidad bacteriana FL. Además, ses.betaMNTD no se correlacionó significativamente con la distancia geográfica ni para FL ni para las comunidades bacterianas de AP (Tabla 2).

Pruebas de Mantel y de Mantel parciales para las correlaciones entre la distancia filogenética (ses.betaMNTD, UniFrac, betaMNTD) y las distancias explicativas (distancia geográfica y ambiental) utilizando la rho de Spearman para las comunidades bacterianas FL y PA.

. Correlación de. Controlando para. FL. PA.
ses.betaMNTD distancia geográfica −0.3311 −0.0122
distancia ambiental −0.3129 0.2390*
ses.betaMNTD distancia geográfica distancia ambiental −0.1275 −0.1166
UniFrac distancia geográfica distancia ambiental 0.0717 0.0512
betaMNTD distancia geográfica distancia ambiental −0.9298 0.1112
UniFrac distancia ambiental distancia geográfica 0.6538*** 0.2531
betaMNTD distancia ambiental distancia geográfica 0.6469** 0.0983
. Correlación de. Controlando para. FL. PA.
ses.betaMNTD distancia geográfica −0.3311 −0.0122
distancia ambiental −0.3129 0.2390*
ses.betaMNTD distancia geográfica distancia ambiental −0.1275 −0.1166
UniFrac distancia geográfica distancia ambiental 0.0717 0.0512
betaMNTD distancia geográfica distancia ambiental −0.9298 0.1112
UniFrac distancia ambiental distancia geográfica 0.6538*** 0.2531
betaMNTD distancia ambiental distancia geográfica 0.6469** 0.0983

Pruebas de Mantel y de Mantel parciales para las correlaciones entre la distancia filogenética (ses.betaMNTD, UniFrac, betaMNTD) y las distancias explicativas (distancia geográfica y ambiental) utilizando la rho de Spearman para las comunidades bacterianas FL y PA.

. Correlación de. Controlando para. FL. PA.
ses.betaMNTD distancia geográfica −0.3311 −0.0122
distancia ambiental −0.3129 0.2390*
ses.betaMNTD distancia geográfica distancia ambiental −0.1275 −0.1166
UniFrac distancia geográfica distancia ambiental 0.0717 0.0512
betaMNTD distancia geográfica distancia ambiental −0.9298 0.1112
UniFrac distancia ambiental distancia geográfica 0.6538*** 0.2531
betaMNTD distancia ambiental distancia geográfica 0.6469** 0.0983
. Correlación de. Controlando para. FL. PA.
ses.betaMNTD distancia geográfica −0.3311 −0.0122
distancia ambiental −0.3129 0.2390*
ses.betaMNTD distancia geográfica distancia ambiental −0.1275 −0.1166
UniFrac distancia geográfica distancia ambiental 0.0717 0.0512
betaMNTD distancia geográfica distancia ambiental −0.9298 0.1112
UniFrac distancia ambiental distancia geográfica 0.6538*** 0.2531
betaMNTD distancia ambiental distancia geográfica 0.6469** 0.0983

Después de controlar la distancia ambiental, la distancia geográfica no se correlacionó significativamente con ses.betaMNTD, betaMNTD o UniFrac para las comunidades bacterianas FL o PA. Sin embargo, la distancia ambiental se correlacionó significativamente con UniFrac y betaMNTD para la comunidad bacteriana FL después de controlar la distancia geográfica. La distancia ambiental no tuvo correlaciones significativas con UniFrac o betaMNTD para la comunidad bacteriana de AP después de controlar la distancia geográfica (Tabla 2).


Agradecimientos

Los autores agradecen a John Cantwell, Mark Lorenzen, Vasyl Taras, tres revisores anónimos y los editores invitados (Sjoerd Beugelsdijk y Ram Mudambi) por sus útiles comentarios. Este documento también se benefició de los comentarios recibidos en varios talleres, conferencias y seminarios, incluidos los celebrados en Fox School of Business (Temple University, Filadelfia, EE. UU.), Henley Business School (University of Reading, Reino Unido), Rutgers Business School (Newark, EE. UU.) NJ, EE. UU.), UNU-MERIT y School of Economics and Business (Universidad de Maastricht, Países Bajos), Universidad de Lausana (Suiza) y Universidad de Nanzan (Nagoya, Japón). Castellani y Zanfei agradecen el apoyo financiero del Ministerio italiano de Universidad e Investigación (proyecto Prin 2009 sobre “Producción, I + D y deslocalización del conocimiento: análisis económicos e implicaciones políticas”). Jiménez agradece el apoyo económico de Caja de Burgos. La investigación para este artículo se llevó a cabo en parte mientras Jiménez era profesor invitado en la Universidad de Perugia y Castellani estaba de visita en la Escuela de Negocios de Rutgers. Los autores agradecen a esas instituciones su hospitalidad.


Notas al pie

Esta contribución es parte de la serie especial de artículos inaugurales de miembros de la Academia Nacional de Ciencias elegidos en 2013.

Contribuciones de los autores: M.R., M.W.F. y S.R. concebido del estudio N.C., M.W.F. y S.R. investigación diseñada M.R. desarrolló la base de datos Ruhlen N.C. y S.R. datos lingüísticos elaborados y analizados T.J.P. y N.A.R. preparó datos genéticos N.C. y T.J.P. analizó datos genéticos N.C. fusionó datos lingüísticos con Ethnologue y con datos genéticos, y realizó análisis filogenéticos N.C., N.A.R., M.W.F. y S.R. escribió el artículo con aportes de todos los autores.

Revisores: Q.D.A., Universidad de Auckland y K.H., Universidad de Nuevo México.

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Deposición de datos: Los datos lingüísticos de la base de datos de Ruhlen analizados en este documento están disponibles en los conjuntos de datos S1-S3.