Más

Geografía física - Geociencias

Geografía física - Geociencias


Geografía física - Geociencias

Licenciatura en geografía: pista de geografía física

Los geógrafos físicos estudian el sistema tierra-atmósfera para comprender los procesos interrelacionados responsables de los patrones de los fenómenos físicos observados en el tiempo, el clima, la vegetación, los suelos y los accidentes geográficos. Los geógrafos físicos integran el conocimiento de las cuatro esferas principales del sistema de la Tierra, a saber, la hidrosfera, la biosfera, la litosfera y la atmósfera para tratar de comprender cómo se formó, determinar su estado actual y predecir su futuro. Ejemplos de preguntas que los geógrafos físicos intentan responder son:

  • ¿Qué son las rocas y los minerales? ¿Cómo se originan?
  • ¿Por qué los paisajes físicos varían en los Estados Unidos y el mundo?
  • ¿Cómo podemos predecir cuándo y dónde entrarán en erupción los volcanes y el alcance del daño?
  • ¿Cómo se construyen las montañas y cuál es el origen de los océanos?
  • ¿Qué edad tiene la tierra y cómo ha cambiado con el tiempo? Cambios futuros?
  • ¿Por qué los océanos son salados? ¿Dónde ocurren las olas con mejor rompimiento?
  • ¿De dónde proviene el agua subterránea que se encuentra en los pozos de agua?
  • ¿Por qué algunas tormentas eléctricas producen tornados?
  • ¿Qué mantiene en funcionamiento los sistemas convectivos de mesoescala?
  • ¿Por qué algunos veranos / inviernos son más calientes / fríos y más secos / húmedos que otros?
  • ¿Cómo se pueden mejorar los modelos numéricos de predicción del tiempo?
  • ¿Cómo podemos mejorar la previsión de inundaciones repentinas?
  • ¿Qué constituye una sequía?
  • ¿Es real el calentamiento global?
  • ¿Existe una relación entre el calentamiento global y la intensidad de los huracanes?

Geografía física: definición

La geografía física consta de muchos elementos diversos. Estos incluyen: el estudio de la interacción de la tierra con el sol, las estaciones, la composición de la atmósfera, la presión atmosférica y el viento, tormentas y alteraciones climáticas, zonas climáticas, microclimas, ciclo hidrológico, suelos, ríos y arroyos, flora y fauna, meteorización, erosión, peligros naturales, desiertos, glaciares y capas de hielo, terreno costero, ecosistemas, sistemas geológicos y mucho más.


¿Qué oportunidades de participación están disponibles para los estudiantes de APSU?

APSU fomenta un ambiente universitario positivo que fomenta la participación activa en la vida universitaria. Muchas especializaciones en Geociencias pertenecen al Geo Club, que es un club dirigido por estudiantes que participa activamente en la organización de actividades extracurriculares para estudiantes, como excursiones, oradores invitados, eventos de recaudación de fondos, viajes a conferencias y la competencia en competencias académicas estatales de geociencias.

Los estudiantes de APSU participan en experiencias curriculares y cocurriculares de HIP que promueven su aprendizaje y conocimiento. Las oportunidades incluyen seminario de primer año, comunidades de aprendizaje de primer año, experiencia de lectura común 'The Peay Read', investigación de pregrado, estudios en el extranjero, servicio y aprendizaje basado en la comunidad, pasantías, desarrollo de portafolios electrónicos y cursos y proyectos finales.


Geografía física y geociencia ambiental

Patrick Baker Investigación sobre dinámica forestal, silvicultura y reconstrucción de climas pasados.

Matthew Burns Estudios en el modelado y manejo de regímenes de flujo desde el sitio hasta la cuenca.

Matthew Cupper Interacción de pueblos aborígenes y ecosistemas áridos en el interior de Australia.

Barbara Downes Investigación en ecología acuática en ecología básica de poblaciones y comunidades, tanto en ambientes de agua dulce como marinos.

Russell Drysdale Paleoclimatología especializada en la reconstrucción de la historia climática de la Tierra a partir de firmas geoquímicas conservadas en depósitos de cuevas.

Brendan Duffy Estudios sobre el desarrollo estructural de cinturones montañosos y las implicaciones para el peligro sísmico y los riesgos de ingeniería.

Florian Dux Análisis de paleotemperatura de carbonatos utilizando espectrometría de masas de isótopos agrupados para investigar el cambio climático pasado.

Michael-Shawn Fletcher Estudios de las interacciones a largo plazo entre humanos, clima, perturbaciones y vegetación a escala local, regional y global.

Tim Fletcher Investigar las interacciones entre los regímenes de flujo, la calidad del agua y los ecosistemas de arroyos, centrándose en la gestión de las aguas pluviales urbanas, tanto como una amenaza para los arroyos como como un recurso potencial.

Stephen Gallagher De carboníferos a microfósiles recientes, sedimentología y estratigrafía para interpretar batimetría y paleoceanografía.

Ralf Haese Transporte y reacciones en rocas porosas y desarrollo de tecnologías para reducir los riesgos de CO geológico2 almacenamiento.

John Hellstrom Paleoclimatología cuaternaria (paleoclima cuaternario, geocronología, geoquímica de isótopos, series de uranio, isótopos radiogénicos).

Ben Henley Mejorar nuestra comprensión del cambio climático y la variabilidad en escalas de tiempo interanuales y decenales utilizando datos instrumentales, registros paleoclimáticos de múltiples proxy y modelos climáticos globales (vicdrip.org).

David Kennedy Impacto de las tormentas, el nivel del mar, el clima y los seres humanos en los accidentes geográficos y entornos costeros.

Jasper Kunapo Modelado de distribución de lluvia-escorrentía, métodos de cuantificación de impermeabilidad y predicción de inundaciones urbanas.

Agathe Lise-Pronovost Geoarqueología, paleoclima, paleomagnetismo.

Roland Maas Exploración de geoquímica y geodinámica.

Jan-Hendrik mayo Estudios de los vínculos entre la morfología de la superficie terrestre y el cambio ambiental cuaternario.

Sandra McLaren Investigación en evolución litosférica, tectónica, crecimiento y diferenciación cortical, estratigrafía y evolución de cuencas.

Sarah McSweeney Investigación sobre la morfodinámica y evolución de estuarios y playas en respuesta a condiciones ambientales cambiantes.

Chloe Morris Modelización numérica del comportamiento geomorfológico a medio y largo plazo de los entornos costeros.

Petter Nyman Estudios en hidrología forestal y cambio de paisaje con enfoque en transporte de sedimentos, micrometeorología e incendios.

Bence Paul Investigación sobre los fundamentos de la ablación láser-ICPMS, incluido el procesamiento de datos y el software, para una variedad de aplicaciones que incluyen muestras geológicas y biológicas.

Amy Prendergast Estudios en paleoclimatología y arqueología a través de la reconstrucción climática y ambiental de alta resolución, la interacción humano-ambiental y los peligros naturales.

Mark Quigley Geología de terremotos, paleosismología, tectónica activa, análisis de peligros geológicos, con énfasis en la investigación aplicada relevante para entornos urbanos e infraestructura crítica.

Ian Rutherfurd Procesos y manejo de ríos, particularmente geomorfología fluvial, incluyendo transporte de sedimentos, hidrología e hidráulica.

Kale Sniderman El cambio ambiental desde el Cenozoico hasta los marcos de tiempo históricos, incluidas las fuerzas orbitales de los climas del Plio-Pleistoceno del Hemisferio Sur y la evolución del Cenozoico de los climas y la vegetación de Australasia.

Anne-Marie Tosolini La biodiversidad de las plantas fósiles y las respuestas de los ecosistemas a los entornos y climas cambiantes durante el Cretácico-Cenozoico.

Malcolm Wallace Climas del Proterozoico tardío (Tierra bola de nieve, glaciación), Cuenca Murray del Neógeno tardío (líneas de tren, lago Bungunnia), neotectónica del sureste de Australia (levantamiento, Tierras Altas Orientales, Cuenca Murray).

Tim Werner Los impactos de la minería mediante el uso de SIG, teledetección y análisis de big data.

Jon Woodhead Aplicación de la geoquímica de isótopos y oligoelementos a problemas de la Tierra y las ciencias ambientales, con especial énfasis en el desarrollo de técnicas y la innovación.


Contenido

La geografía física se puede dividir en varios subcampos, de la siguiente manera:

  • Geomorfología es el campo que se ocupa de comprender la superficie de la Tierra y los procesos por los que se forma, tanto en el presente como en el pasado. La geomorfología como campo tiene varios subcampos que se ocupan de los accidentes geográficos específicos de varios entornos, p. geomorfología del desierto y geomorfología fluvial, sin embargo, estos subcampos están unidos por los procesos centrales que los causan principalmente procesos tectónicos o climáticos. La geomorfología busca comprender la historia y la dinámica de los accidentes geográficos y predecir cambios futuros mediante una combinación de observación de campo, experimentos físicos y modelado numérico (Geomorfometría). Los primeros estudios en geomorfología son la base de la pedología, una de las dos ramas principales de la ciencia del suelo.
  • Hidrología se refiere principalmente a las cantidades y la calidad del agua que se mueve y se acumula en la superficie de la tierra y en los suelos y rocas cerca de la superficie y se caracteriza por el ciclo hidrológico. Así, el campo engloba el agua de ríos, lagos, acuíferos y, en cierta medida, glaciares, en los que el campo examina el proceso y la dinámica involucrados en estos cuerpos de agua. Históricamente, la hidrología ha tenido una conexión importante con la ingeniería y, por lo tanto, ha desarrollado un método en gran medida cuantitativo en su investigación, sin embargo, tiene un lado de las ciencias de la tierra que abarca el enfoque de sistemas. Al igual que la mayoría de los campos de la geografía física, tiene subcampos que examinan los cuerpos de agua específicos o su interacción con otras esferas, p. limnología y ecohidrología.
  • Glaciología es el estudio de los glaciares y las capas de hielo, o más comúnmente la criosfera o hielo y los fenómenos que involucran al hielo. La glaciología agrupa a los últimos (capas de hielo) como glaciares continentales y a los primeros (glaciares) como glaciares alpinos. Aunque las investigaciones en las áreas son similares a las realizadas tanto en la dinámica de las capas de hielo como de los glaciares, la primera tiende a preocuparse por la interacción de las capas de hielo con el clima actual y la segunda con el impacto de los glaciares en el paisaje. La glaciología también tiene una amplia gama de subcampos que examinan los factores y procesos involucrados en las capas de hielo y los glaciares, p. hidrología de la nieve y geología glaciar.
  • Biogeografia es la ciencia que se ocupa de los patrones geográficos de distribución de especies y los procesos que dan lugar a estos patrones. La biogeografía surgió como un campo de estudio como resultado del trabajo de Alfred Russel Wallace, aunque el campo antes de finales del siglo XX se había considerado en gran medida como histórico en su perspectiva y descriptivo en su enfoque. El principal estímulo para el campo desde su fundación ha sido el de la evolución, la tectónica de placas y la teoría de la biogeografía insular. El campo se puede dividir en gran medida en cinco subcampos: biogeografía de islas, paleobiogeografía, filogeografía, zoogeografía y fitogeografía.
  • Climatología es el estudio del clima, científicamente definido como las condiciones climáticas promediadas durante un largo período de tiempo. La climatología examina tanto la naturaleza de los climas micro (local) como macro (global) y las influencias naturales y antropogénicas sobre ellos. El campo también se subdivide en gran medida en los climas de varias regiones y el estudio de fenómenos o períodos de tiempo específicos, p. climatología de precipitaciones ciclónicas tropicales y paleoclimatología.
  • Meteorología es el estudio científico interdisciplinario de la atmósfera que se centra en los procesos meteorológicos y la predicción a corto plazo (en contraste con la climatología). Los estudios en el campo se remontan a milenios, aunque no se produjeron avances significativos en meteorología hasta el siglo XVIII. Los fenómenos meteorológicos son eventos meteorológicos observables que iluminan y son explicados por la ciencia de la meteorología.
  • Pedología es el estudio de los suelos en su medio natural. Es una de las dos ramas principales de la ciencia del suelo, la otra es la edafología. La pedología se ocupa principalmente de la pedogénesis, la morfología del suelo, la clasificación del suelo. En geografía física, la pedología se estudia en gran medida debido a las numerosas interacciones entre el clima (agua, aire, temperatura), la vida del suelo (microorganismos, plantas, animales), los materiales minerales dentro de los suelos (ciclos biogeoquímicos) y su posición y efectos en la tierra. paisaje como la laterización.
  • Paleogeografía es un estudio transversal que examina el material preservado en el registro estratigráfico con el fin de determinar la distribución de los continentes a través del tiempo geológico. Casi toda la evidencia de las posiciones de los continentes proviene de la geología en forma de fósiles o paleomagnetismo. El uso de estos datos ha dado lugar a pruebas de deriva continental, tectónica de placas y supercontinentes. Esto, a su vez, ha apoyado teorías paleogeográficas como el ciclo de Wilson.
  • Geografía costera es el estudio de la interfaz dinámica entre el océano y la tierra, incorporando tanto la geografía física (es decir, geomorfología costera, geología y oceanografía) como la geografía humana de la costa. Implica una comprensión de los procesos de meteorización costera, en particular la acción de las olas, el movimiento de sedimentos y la meteorización, y también las formas en que los humanos interactúan con la costa. La geografía costera, aunque predominantemente geomorfológica en su investigación, no solo se ocupa de los accidentes geográficos costeros, sino también de las causas e influencias del cambio del nivel del mar.
  • Oceanografía es la rama de la geografía física que estudia los océanos y mares de la Tierra. Cubre una amplia gama de temas, incluidos los organismos marinos y la dinámica de los ecosistemas (oceanografía biológica) las corrientes oceánicas, las olas y la dinámica de fluidos geofísicos (oceanografía física) la tectónica de placas y la geología del fondo marino (oceanografía geológica) y los flujos de diversas sustancias químicas. y propiedades físicas dentro del océano y a través de sus fronteras (oceanografía química). Estos diversos temas reflejan múltiples disciplinas que los oceanógrafos combinan para ampliar el conocimiento del océano mundial y la comprensión de los procesos dentro de él.
  • Ciencia cuaternaria es un campo de estudio interdisciplinario centrado en el período Cuaternario, que abarca los últimos 2,6 millones de años. El campo estudia la última edad de hielo y el interestadial reciente del Holoceno y utiliza evidencia indirecta para reconstruir los ambientes pasados ​​durante este período para inferir los cambios climáticos y ambientales que han ocurrido.
  • Ecología del paisaje es una subdisciplina de ecología y geografía que aborda cómo la variación espacial en el paisaje afecta los procesos ecológicos como la distribución y el flujo de energía, materiales e individuos en el medio ambiente (que, a su vez, pueden influir en la distribución de los "elementos" del paisaje ellos mismos como setos). El campo fue fundado en gran parte por el geógrafo alemán Carl Troll. La ecología del paisaje generalmente se ocupa de problemas en un contexto aplicado y holístico. La principal diferencia entre la biogeografía y la ecología del paisaje es que la última se ocupa de cómo se modifican los flujos o la energía y el material y sus impactos en el paisaje, mientras que la primera se ocupa de los patrones espaciales de las especies y los ciclos químicos.
  • Geomática es el campo de recopilación, almacenamiento, procesamiento y entrega de información geográfica o información con referencias espaciales. La geomática incluye la geodesia (disciplina científica que se ocupa de la medición y representación de la tierra, su campo gravitacional y otros fenómenos geodinámicos, como el movimiento de la corteza, las mareas oceánicas y el movimiento polar) y GIS (un sistema informático para capturar, almacenar, analizar y gestionar datos y atributos asociados que están referenciados espacialmente a la tierra) y la teledetección (la adquisición de información a corta o gran escala de un objeto o fenómeno, mediante el uso de dispositivos de grabación o de detección en tiempo real que no están en contacto físico o íntimo con el objeto).
  • Geografía ambiental es una rama de la geografía que analiza los aspectos espaciales de las interacciones entre los humanos y el mundo natural. La rama cierra la brecha entre la geografía humana y física y, por lo tanto, requiere una comprensión de la dinámica de la geología, la meteorología, la hidrología, la biogeografía y la geomorfología, así como las formas en que las sociedades humanas conceptualizan el medio ambiente. Aunque anteriormente la rama era más visible en la investigación que en la actualidad con teorías como el determinismo ambiental que vincula a la sociedad con el medio ambiente. Se ha convertido en gran parte en el dominio del estudio de la gestión ambiental o las influencias antropogénicas.

Mi experiencia como estudiante de geología y geografía física

Hay muchos campos diferentes dentro de las geociencias, quizás los dos más importantes son la geografía y la geología. Antes de llegar a la Universidad, era difícil elegir entre los dos, ya que ambos me parecían muy interesantes, pero luego me di cuenta de que había otra opción, con lo mejor de ambos mundos.

Elegí estudiar Geología y Geografía Física (GPG para abreviar), y actualmente estoy en mi 5º año de maestría integrada. Al llegar al final de mis estudios, estoy muy agradecido por las oportunidades que he tenido y todo lo que he aprendido. Pero, ¿qué es exactamente lo que hace que este grado en particular sea tan diferente?

Como sugiere el nombre, el programa de grado consiste principalmente en módulos de geología, con los beneficios adicionales de los cursos de geografía. El curso es muy pequeño en comparación con otros grados, solo éramos alrededor de 20, lo que significó que nos conocimos muy bien. Contamos con tutores personales basados ​​en el departamento de geografía, también organizan reuniones para los estudiantes de GPG y vienen a las excursiones.

En el primer año, no hubo mucha diferencia dentro de los programas de grado en Ciencias de la Tierra (Geología, Geociencias Ambientales), ya que muchos habían optado por hacer cursos fuera de la escuela. Además de los cursos básicos, los estudiantes pueden tomar hasta dos módulos de la universidad, elegí Modelado terrestre y Predicción 1 y amp2, sobre cómo aplicar las matemáticas a las geociencias. Al final del año, hubo un viaje de campo residencial al Distrito de los Lagos, donde los estudiantes tomaron Introducción al Registro Geológico. Esta fue una buena oportunidad para conocer realmente a otros estudiantes, aprender los conceptos básicos sobre el registro geológico y producir un mapa geológico del área.

Lake District en 2017, con mi socio de mapeo (y ahora solo socio), Angus

En segundo año, además de los cursos de geología como geomateriales y tectónica global y el ciclo de las rocas, los estudiantes de GPG hicieron geomorfología, donde aprendimos cómo los procesos terrestres como el flujo de ríos y glaciares pueden cambiar la forma de la superficie terrestre. Los geomateriales se centraron en la química de los minerales, y la Tectónica Global y el Ciclo de las Rocas se centraron en los entornos donde se pueden encontrar rocas sedimentarias, ígneas y metamórficas, y cómo interactúan en el ciclo de las rocas, así como los movimientos de las placas. Descubrí que los conceptos básicos que se enseñan en geomorfología realmente ayudaron con mi comprensión de los procesos de las rocas, y hubo cierta superposición en las enseñanzas que ayudaron a solidificar este conocimiento y comprender estos procesos desde diferentes perspectivas. En mi opinión, la geomorfología también supuso un buen cambio de ritmo. Todavía existe la opción de hacer cursos fuera de la escuela, pero elegí dos módulos de meteorología que fueron muy interesantes.

En mayo, al final del segundo año, fue nuestro viaje de campo de dos semanas a Inchnadamph en las Tierras Altas del Noroeste. Esto fue parte de nuestro módulo de Habilidades de campo en GPG. Esta fue la primera vez que los estudiantes de geología y GPG se separaron. En nuestra primera semana allí, aprendimos sobre la geología del área y produjimos un mapa geológico. En nuestra segunda semana, aprendimos cómo la geografía ha influido en el área, desde las Cuevas de los Huesos hasta los depósitos glaciares. Trabajamos en grupos durante la mayor parte del viaje, fue agradable socializar con la gente de GPG en el campo y también con los geólogos al final del día. También hubo un tiempo libre en el que tuvimos la oportunidad de charlar, salir a caminar (¡o recuperarnos de una resaca!).

Loch Assynt en Inchnadamph al atardecer

En tercer y cuarto año, hay opciones establecidas que puede tomar. Puede elegir entre cursos específicos en geología o geografía que ocupan 40 de sus 120 créditos. Elegí hacer sistemas petroleros como mi curso de geología y Volcanes, medio ambiente y personas como mi elección de geografía. Fui el único de GPG que recogió sistemas petroleros, y hubo otro campo residencial en las Tierras Altas del Noreste en septiembre antes del inicio del tercer año. Esto nos enseñó todo sobre cómo se forman el petróleo y el gas, la exploración, un poco sobre la captura y el almacenamiento de carbono y cómo interpretar los datos sísmicos (¡que fue útil más tarde!). También tuvimos la oportunidad de aprender a codificar este año en Métodos de Investigación en Geografía Física, así como de proponer nuestro propio proyecto de investigación en el que trabajamos en 4º año. Tomé el medio ambiente de los volcanes y las personas en el segundo semestre, lo cual fue interesante porque me gustan los volcanes, pero fue divertido aprender sobre los efectos de la ceniza volcánica y los impactos en la humanidad y, en algunos casos, en el clima global.

Yo en mi High-Vis en North East Highlands para mi módulo opcional de sistemas petroleros

Hicimos un viaje de campo a España al final del año, esta vez solo estudiantes de GPG. Aquí aprendimos sobre la geología y mapeamos la geología y cómo cambia en los canales de los ríos. Fue muy agradable pasar 10 días en España con los demás en mi curso, haciendo mapas con diferentes personas, dándonos un chapuzón en la piscina después de estar en el campo y pasando nuestro último día explorando Alicante. Sin mencionar el hecho de que nos unimos por la comida "sorprendente" en el hotel ...

En el trabajo de campo en España

Cuenca de Sorbas en el sur de España, donde se filmaron Indiana Jones y otros Spaghetti Westerns

En cuarto año, es la misma situación, si no obtuvo un módulo que deseaba, existe la oportunidad de tomarlo este año. En mi 4º año tomé 40 créditos de módulos de geografía. Mi favorito de los módulos de geografía fue presentado durante mi cuarto año: The Blue Humanities. Se trataba de estudiar el mar y la forma en que los humanos interactuamos con él a través del tiempo y las tradiciones. Fue un curso tan estimulante y se centró en las filosofías en lugar de los métodos científicos a los que estaba acostumbrado, por lo que fue un cambio agradable en mi cuarto año. Además de estos, también tuvimos que escribir nuestro proyecto de investigación independiente (nuestra tesis). Esto difiere mucho de lo que estaban haciendo los geólogos, ya que tenían que mapear y estudiar un área específica durante 6 semanas, mientras que nosotros hicimos 7 días de trabajo de campo y tuvimos la opción de elegir un tema basado en geología, geografía o ambos. Dependiendo del tema, también puede haber trabajo de laboratorio asociado con el proyecto. Mi tesis consistió en realizar un trabajo específico en mis muestras de rocas: análisis de carbono orgánico total, difracción de rayos X y fluorescencia. Siento que esto me ayudó a comprender mucho mejor los procesos de investigación, sentí que estaba muy orgulloso de entregarlo.

¡Posar en lugar de hacer trabajo de campo de tesis!

Mis muestras de dolerita se muelen antes de estar en el difractómetro, como parte de la investigación de mi tesis.

Mi quinto año fue diferente, principalmente debido a la pandemia, todas mis conferencias fueron en línea (conveniente para salir de la cama). La mayoría de los cursos de este año nos ayudaron a construir a partir de lo que ya sabemos y nos brindaron información sobre cómo redactar propuestas y qué considerar al escribir un artículo académico. También incluyó charlas de otros científicos de la tierra sobre cómo fueron sus carreras después de la universidad y cómo esto les ayudó con su investigación. También tuvimos la opción de elegir un módulo de nivel de posgrado, elegí un curso de Monitoreo y Almacenamiento de Carbono asociado con la Maestría en GeoEnergía. También tenemos que hacer otro proyecto independiente, pude hacer el mío de forma remota después de que se configuró una computadora de escritorio para usar un software específico. Esto es similar a nuestra disertación de cuarto año, pero en forma de trabajo académico. Normalmente tendríamos un viaje de campo en esta época del año, pero este año asistiremos a la conferencia de EGU. Tenemos que asistir a una serie de charlas de geocientíficos galardonados y científicos de carrera temprana, esto fue muy diferente, pero fue interesante escuchar los avances en el campo de las ciencias de la tierra.

Entrega de mi tesis MEarthSci. ¡Cinco años pasaron tan rápido!

En resumen, GPG me ha dado la oportunidad de elegir áreas que me gustan tanto en geología como en geografía, los convocantes de grado son encantadores y tenemos la oportunidad de diseñar nuestro propio proyecto que realmente me gustó. El tamaño reducido de la clase significó que todas las caras eran familiares y todos aprendimos a llevarnos bien.


Australia y Oceanía: geografía física

Entrada enciclopédica. Oceanía es una región formada por miles de islas a lo largo del Océano Pacífico Sur.

Biología, Ciencias de la Tierra, Geología, Geografía, Geografía humana, Geografía física

Oceanía es una región formada por miles de islas a lo largo del Océano Pacífico Central y Sur. Incluye Australia, el continente más pequeño en términos de superficie terrestre total. La mayor parte de Australia y Oceanía se encuentra bajo el Pacífico, un vasto cuerpo de agua que es más grande que todas las masas de tierra e islas continentales de la Tierra y las rsquos juntas. El nombre & ldquoOceania & rdquo establece justamente el Océano Pacífico como la característica definitoria del continente.

Oceanía está dominada por la nación de Australia. Las otras dos grandes masas continentales de Oceanía son el microcontinente de Zealandia, que incluye el país de Nueva Zelanda, y la mitad oriental de la isla de Nueva Guinea, formada por la nación de Papúa Nueva Guinea. Oceanía también incluye tres regiones insulares: Melanesia, Micronesia y Polinesia (incluido el estado estadounidense de Hawái).

Oceanía se puede dividir en tres grupos de islas: islas continentales, islas altas e islas bajas. Las islas de cada grupo están formadas de diferentes formas y están compuestas por diferentes materiales. Las islas continentales tienen una variedad de características físicas, mientras que las islas altas y bajas son bastante uniformes en su geografía física.

Islas continentales

Las islas continentales alguna vez estuvieron unidas a los continentes antes de que los cambios en el nivel del mar y la actividad tectónica las aislaran. La actividad tectónica se refiere al movimiento y colisión de diferentes secciones, o placas, de la corteza terrestre y rsquos.

Australia, Zealandia y Nueva Guinea son islas continentales. Estas tres regiones comparten algunas características físicas. Los tres tienen cadenas montañosas o tierras altas y la Gran Cordillera Divisoria en Australia, la Meseta Volcánica de la Isla Norte y los Alpes del Sur en Nueva Zelanda y las Tierras Altas de Nueva Guinea en Papúa Nueva Guinea. Estas tierras altas son montañas plegadas, creadas cuando las placas tectónicas se presionan juntas y empujan la tierra hacia arriba. Nueva Zelanda y Papua Nueva Guinea también tienen características volcánicas como resultado de la actividad tectónica.

Aunque comparten algunas características del paisaje, cada una de estas regiones tiene características físicas distintas que resultan de diferentes procesos ambientales. El paisaje de Australia y los rsquos está dominado por el interior, una región de desiertos y tierras semiáridas. El Outback es el resultado de las grandes llanuras interiores del continente y de los rsquos, su ubicación a lo largo del seco Trópico de Capricornio y su proximidad a los vientos frescos y secos del sur. Los glaciares de Nueva Zelanda y rsquos son el resultado de las grandes elevaciones de las islas y la proximidad a los vientos fríos y húmedos. Los bosques lluviosos de las tierras altas de Papúa Nueva Guinea y rsquos son el resultado de las elevadas elevaciones de la isla y de los rsquos, la proximidad a los vientos tropicales que contienen humedad y la ubicación justo debajo del cálido ecuador.

Islas altas

Las islas altas, también llamadas islas volcánicas, se crean a medida que las erupciones volcánicas acumulan tierra con el tiempo. Estas erupciones comienzan bajo el agua, cuando el océano enfría y endurece el magma caliente. Con el tiempo, esta actividad crea islas con un pico central empinado y de ahí el nombre & ldquohigh island & rdquo Las crestas y los valles irradian hacia afuera desde el pico hacia la costa.

La región insular de Melanesia contiene muchas islas altas porque es una parte importante del "Anillo de fuego", una cadena de volcanes alrededor del límite del Océano Pacífico. Esta parte del Anillo de Fuego se encuentra en el límite de la placa del Pacífico y la placa de Australia. Este es un límite de placa convergente, donde las dos placas se mueven una hacia la otra. Entre las montañas volcánicas importantes de Melanesia se incluyen el monte Tomanivi, el monte Lamington de Fiji, Papua Nueva Guinea y el monte Yasur, Vanuatu.

Islas bajas

Las islas bajas también se llaman islas de coral. Están hechos de esqueletos y cuerpos vivos de pequeños animales marinos llamados corales. A veces, las islas de coral apenas alcanzan el nivel del mar, de ahí el nombre de isla ldquolow. Las islas bajas suelen adoptar la forma de un anillo irregular de islas muy pequeñas, llamadas atolones, que rodean una laguna. Un atolón se forma cuando un arrecife de coral se acumula alrededor de una isla volcánica, luego la isla volcánica se erosiona, dejando una laguna. Los atolones se definen como una isla a pesar de que están formados por múltiples comunidades de coral.

Las regiones insulares de Micronesia y Polinesia están dominadas por islas bajas. El atolón Kwajalein en las Islas Marshall, por ejemplo, está compuesto por 97 islas e islotes que rodean una de las lagunas más grandes del mundo, con un área de 2173 kilómetros cuadrados (839 millas cuadradas). La nación de Kiribati está compuesta por 32 atolones y una isla solitaria dispersa en más de 3,5 millones de kilómetros cuadrados (1,35 millones de millas cuadradas) del Océano Pacífico.

Flora y fauna de la isla

La evolución de la flora y la fauna en las islas de Australia y Oceanía es única. Muchas plantas y animales llegaron a las islas desde el sur de Asia durante el último período glacial, cuando los niveles del mar eran lo suficientemente bajos como para permitir el viaje. Después de que subió el nivel del mar, las especies se adaptaron al medio ambiente de cada isla o comunidad de islas, produciendo múltiples especies que evolucionaron a partir de un ancestro común. Debido a su aislamiento del resto del mundo, Australia y Oceanía tienen un número increíblemente alto de especies endémicas, o especies que no se encuentran en ningún otro lugar de la Tierra.

Las plantas viajaban entre islas montadas por el viento o las corrientes oceánicas. Los pájaros llevaban semillas de frutas y plantas y las esparcían entre islas con sus excrementos. Los helechos, musgos y algunas plantas con flores dependen de esporas o semillas que pueden permanecer en el aire durante largas distancias. Las palmas de coco y los manglares, comunes en Australia y Oceanía, producen semillas que pueden flotar en agua salada durante semanas. Las plantas con flores importantes nativas de Australia y Oceanía incluyen el jacaranda, el hibisco, el pohutukawa y el kowhai. Otros árboles autóctonos incluyen el árbol del pan, el eucalipto y el baniano.

Las aves son muy comunes en Australia y Oceanía porque son uno de los pocos animales lo suficientemente móviles como para moverse de una isla a otra. Hay más de 110 especies de aves endémicas en Australia y Oceanía, incluidas muchas aves marinas. Muchas aves no voladoras, como emús, kiwis, casuarios, wekas y takahes, son nativas de Australia, Papúa Nueva Guinea y Nueva Zelanda. Las islas del Pacífico tienen más de 25 especies de aves del paraíso, que exhiben un colorido plumaje.

Los lagartos y los murciélagos constituyen la mayoría de los animales terrestres nativos de Australia y Oceanía y rsquos. Las especies de lagartos incluyen el goanna, el eslizón y el dragón barbudo. Australia y Oceanía tienen más de cien especies diferentes de murciélagos frugívoros.

Los pocos animales terrestres nativos de Australia y Oceanía son inusuales. Australia y Oceanía es el único lugar del mundo que alberga monotremas y mdashmammals que ponen huevos. Todos los monotremas son nativos de Australia y Papua Nueva Guinea. Solo hay cinco especies vivas: el ornitorrinco pico de pato y cuatro especies de equidna.

Muchos de los animales más familiares nativos de Australia y Oceanía son marsupiales, incluidos el koala, el canguro y el ualabí. Los marsupiales son mamíferos que llevan a sus crías recién nacidas en una bolsa. Almost 70 percent of the marsupials on Earth are native to Oceania. (The rest are native to the Americas.)

In Australia and Oceania, marsupials did not face threats or competition from large predators such as lions, tigers, or bears. The red kangaroo, the world&rsquos largest marsupial, can grow up to 2 meters (6 feet) tall, and weigh as much as 100 kilograms (220 pounds). In the Americas, marsupials such as possums are much smaller.

Marine Flora and Fauna

The marine environment is an important and influential physical region in Australia and Oceania. The region is composed of three marine realms: Temperate Australasia, Central Indo-Pacific, and Eastern Indo-Pacific. Marine realms are large ocean regions where animal and plant life are similar because of shared environmental and evolutionary factors.

The Temperate Australasia realm includes the seas surrounding the southern half of Australia and the islands of New Zealand. This realm is one of the world&rsquos richest areas for seabirds. Its cold, nutrient-rich waters support a diversity of plants and fish that seabirds feed on. These seabirds include different species of albatross, petrel, and shearwater, as well as the Australasian gannet and rockhopper penguin.

The Central Indo-Pacific realm includes the seas surrounding the northern half of Australia, Papua New Guinea, Solomon Islands, Vanuatu, New Caledonia, Fiji, and Tonga. This marine realm has the greatest diversity of tropical coral in the world and includes the world&rsquos two largest coral formations: Australia&rsquos Great Barrier Reef and the New Caledonia Barrier Reef. The Great Barrier Reef, a UNESCO World Heritage Site off the coast of northeast Australia, is 344,400 square kilometers (133,000 square miles).

The Great Barrier Reef and the New Caledonia Barrier Reef are underwater hotspots for biodiversity. The Great Barrier Reef is home to 30 species of whales, dolphins, and porpoises six species of sea turtles 215 species of birds and more than 1,500 species of fish. The New Caledonia Barrier Reef is home to 600 species of sponges, 5,500 species of mollusks, 5,000 species of crustaceans, and at least 1,000 species of fish.

The Eastern Indo-Pacific realm surrounds the tropical islands of the central Pacific Ocean, extending from the Marshall Islands through central and southeastern Polynesia. Like the Central Indo-Pacific realm, this realm is also known for its tropical coral formations. A variety of whale, tortoise, and fish species also inhabit this realm.

Australia and Oceania is a continent made up of thousands of islands throughout the South Pacific Ocean.

Map by the National Geographic Society

Most Renewable Electricity Produced
New Zealand (73% hydropower, geothermal, wind, biomass)

Population Density
8 people per square kilometer

Largest Watershed
Murray-Darling river system (1 million square kilometers/409,835 square miles)

Highest Elevation
Mount Kosciuszko, Australia (2,228 meters/7,310 feet)

Largest Urban Area
Sydney, Australia (4 million people)


General Overviews

Several books and articles discuss the history, coverage, future, and theoretical and philosophical foundations of physical geography. Key among these are Clark, et al. 1987 and Gregory 2000. Others, such as Boyd 2009, Clifford 2009, and Thrift 2002, argue that geographers, especially physical geographers with remote sensing skills, will be in high demand in the future because of the need to document accelerating global environmental change. Allied to this is the demand in Chin and Harden 2010 that physical geography become involved in the global debate on environmental change. But to conduct meaningful research on global environmental change, geographers, both faculty and students, must read the seminal Haines-Young and Petch 1986 on scientific practice and critical thinking in physical geography.

Boyd, Doreen S. “Remote Sensing in Physical Geography: A Twenty-First-Century Perspective.” Progress in Physical Geography 33.4 (2009): 451–456.

An excellent introduction to the use and future potential of remote sensing in physical geography. Available online for purchase or by subscription.

Chin, Anne, and Carol Harden. “The Future of Human-Landscape Interactions.” AAG Newsletter (December 2010): 8.

This call to action must be heeded. Physical geographers must get involved in mitigation and amelioration of environmental problems.

Clark, Michael J., Kenneth J. Gregory, and Angela M. Gurnell, eds. Horizons in Physical Geography. Totowa, NJ: Barnes and Noble, 1987.

This edited text brings together many practitioners of physical geography to discuss advances in process understanding, the integration of systems concepts into physical geographic research frameworks, and the prospects for the discipline.

Clifford, Nicholas J. “Globalization: A Physical Geography Perspective.” Progress in Physical Geography 33.1 (2009): 5–16.

Argues effectively that physical geographers have always tried to decipher the complexity of environmental processes and the impact of human activity on these processes. Available online for purchase or by subscription.

Gregory, Kenneth J. The Changing Nature of Physical Geography. 2d ed. London: Arnold, 2000.

Graduate students new to physical geography should read this or the earlier 1985 edition, because it illustrates how physical geographers can contribute to our understanding of global climate and environmental change.

Haines-Young, Roy, and James Petch. Physical Geography: Its Nature and Methods. London: Harper and Row, 1986.

This is an excellent introduction to the theoretical and philosophical underpinnings of physical geography and methodological practices used by physical geographers. It is still as relevant as it was when first published it is imperative that graduate students read this book.

Thrift argues that the disciplines of physical and human geography have bright futures, given accelerating global environmental change.

Users without a subscription are not able to see the full content on this page. Please subscribe or login.


Words nearby physical geography

As a result of this architectural inspiration, the film’s carefully arranged physical geography invites us to contemplate the way our behavior is governed by privacy.

Also, she was tall and thin, too, further adding to the ways she met the physical beauty conventions.

And with the dance sequence, we wanted something very physical.

But this physical involvement, or lack of it, is only part of the problem.

If Huckabee runs, the hurdles he faced the last time out, namely geography and money, would still be there.

If the operation caused no physical damage, it would be in bounds.

The foreman's immense voice, explaining machines and tools, caused physical vibrations in her.

The two enjoyed a mutual understanding from which he was excluded, a private intimacy that was spiritual, mental,— physical.

Its continued presence in pulmonary tuberculosis is, however, a grave prognostic sign, even when the physical signs are slight.

The Italian trip was discussed, and considerable ignorance of geography was, as is usual, manifested by all present.

I rejoice in being able to say that the general tendency of the speeches was towards universal Emancipation, mental and physical.


Physical geography and physical systems

As a consequence of these changes, physical geography moved away from inductive accounts of environments and their origins and toward analysis of physical systems and processes. Interest in the physiography of the Earth’s surface was replaced by research on how the environment works.

The clearest example of this shift came in geomorphology, which was by far the largest component of physical geography. The dominant model for several decades was developed and widely disseminated by William Morris Davis, who conceived an idealized normal cycle of erosion in temperate climatic regions involving the erosive power of running water. His followers used field and cartographic evidence to underpin accounts of how landscapes were formed: they constructed what geographers in the United Kingdom called “denudation chronologies.” Davis recognized a number of other cycles outside temperate climatic areas in glaciated, desert, and periglacial and mountain areas, as well as in coastal and limestone areas. Each of these separate cycles had its own characteristic landforms. Because of long-term global climatic change, however, they may have characterized the now-temperate areas at different periods. For geomorphologists working in temperate regions, particular interest focused on the advance and retreat of glaciers during the Pleistocene Epoch (about 2,600,000 to 11,700 years ago). Landscape interpretation in many such areas involved identifying the influence of glaciations and the consequences of global warming, more recently a subject of considerable scientific interest. By the 1950s a major criticism of this work was that it was based on untested assumptions regarding landscape-forming processes. How does running water erode rocks? Only answering such questions could explain landform creation, and seeking those answers called for scientific measurement.

There were three other main groups of physical geographers, two of whose work was also much influenced by the concepts of evolution. Workers in biogeography studied plants and, to a lesser extent, animals. The geography of plants reflects environmental conditions, especially climate and soils biogeographical regions are characterized by those conditions and their floral assemblages, which produce patterns based on latitude and elevation. It was argued that those assemblages evolve toward climax communities. Whatever specific vegetation types initially occupy an area, competition between plants for available resources will lead to those most suited to the prevailing conditions eventually becoming dominant. Such conditions may change and a new cycle be initiated because of either short-term climatic fluctuations or human-induced environmental changes.

The study of soils, or pedology, was concerned with the thin mantle of weathered material on the Earth’s surface that sustains plant and animal life. World regions were identified based on underlying rocks and the operative physical and chemical weathering processes. Climatic conditions were important influences on soil types, with local variations reflecting differences in surface deposits and topography. As with landforms and plant communities, it was assumed that soils evolve toward a steady state, as weathering proceeds and characteristic soil profiles emerge for each region.

Finally, there was climatology, or the study of major world climatic systems and their associated local weather patterns in space and time. Much of the work was descriptive, identifying major climatic regions and relating them to solar and earth geometry. Others investigated the generation of seasonal and local weather patterns through the movements of weather systems, such as cyclones and anticyclones.

These approaches dominated physical geography until the 1960s, when they were largely replaced. The new programs had three main aspects: greater emphasis on studying processes rather than outcomes, adoption of analytical procedures to measure and assess those processes and the associated forms, and integration of the processes into a focus on entire environmental systems. Many of the early changes involved detailed measurement of physical forms deductive modeling based on physical properties developed later. Their integration into process-response models involved a reorientation of physical geography every bit as extensive as that in human geography. Physical geographers increasingly identified themselves as environmental scientists, using the basic concepts of physics, chemistry, and biology and the methods of mathematics to advance the understanding of how the environment works and how it produces its characteristic features.

The systems concept was a significant element of these changes. Climates, landforms, soils, and plant and animal ecology were conceived as being interrelated, with each having an impact on the other. The systems could be divided into subsystems with separate but linked characteristics and processes. Drainage basins became major units of study, for example, and were subdivided into the channels along which water is carried and the valley slopes whose form is created by the moving water. Geographers were introduced to the importance of studying systems by the work of a number of American geologists, such as Stanley Schumm and Arthur Strahler. However, the lack of interest in time and change—as expressed in Hartshorne’s Naturaleza—meant that little work had been done on physical geography in the United States for decades. The influential geographers included Briton Richard Chorley, who taught at the University of Cambridge after studying with Strahler in New York, and George Dury, who was trained in the United Kingdom but spent much of his career in Australia and the United States. These major protagonists introduced systems thinking and the study of processes to British physical geography, which was then reexported to American geography from the 1970s on, where locally trained individuals such as Melvin G. Marcus played key pioneering roles.


Ver el vídeo: CSEC CXC Geography 2020 Paper 1 Review and Answers